La lorza que me cogió cariño

La lorza que me cogió cariño

Sí, aunque no sea lo más importante, es cierto, cuando una se embaraza uno de los mayores temores que tiene es cómo se va a transformar su cuerpo y, más allá de los 9 meses vista, si quedarán secuelas a largo plazo.  Para empezar, hay que olvidar eso de “Uy que bien, voy a comer como si no hubiera mañana porque, total, voy a engordar igual”.  Pues no hija mía, no, no vas a engordar igual comiendo donuts que comiendo unos cereales integrales.  Además, piensa que una cosa es engordar por el peso del niño, la placenta, la sangre, la retención de líquidos, etc. Y otra, muy distinta, acumular grasaza por los excesos.

leer más
Cómo ser una embarazada cañón

Cómo ser una embarazada cañón

Ya hemos descubierto que para muchas, no todas, el embarazo no es ese estado ídilico y maravilloso de la mujer que esperábamos, así que lo mínimo que podemos hacer es sentirnos lo más guapas posible. Ver cómo nos expandimos de manera desenfrenada, comprobar cómo la...

leer más