Yo ayudo a mi marido

Yo ayudo a mi marido

Cuando escribí el título de este post mi marido me miró desafiante y me dijo que eso de que yo le ayudo lo debería poner entre comillas. ¡Qué exagerado es!

Pero lo reconozco, él es mucho más apañado que yo. Por poner un ejemplo, la primera vez que me vio tender la ropa puso el grito en el cielo:

– ¡¿Qué haces?!, ¿no te das cuenta de que si pones la pinza ahí queda marca después?, hay que ponerla en el pliegue de la axila, quita que ya lo hago yo.

leer más
Ahora la celosa, es ella

Ahora la celosa, es ella

La venganza se sirve en plato frío... ya lo sé, no está bonito que una se "pique" con un bebé de 10 meses pero ¡empezó ella!, ¡lo prometo!, ¡yo no quería! Ahora la celosa es ella. En capítulos anteriores os hablé de los celos que tenía a mi marido porque la niña...

leer más
Ola ¿qué ase?, ¿pares o qué ases?

Ola ¿qué ase?, ¿pares o qué ases?

Existen varias cosas que se llevan regular durante el final del embarazo. Una de ellas es el concepto del tiempo, ¿os acordáis de aquella serie en la que una niña paraba el tiempo juntando los dedos de las manos? Pues en algún momento de la «dulce espera» pensé en ir a por ella y cortarle los brazos, asi siendo suave.

Otra de las cosas que se llevan mal, muy mal, a parte de los síntomas evidentes como la pesadez o la acidez de estómago es… la gente.

leer más