¡Buenas noticias! ya tenemos diseñada la agenda de talleres presenciales para este curso que comenzaremos en septiembre. Volvemos a hacer las maletas para llevar la educación positiva a más familias. Estamos deseando veros las caras de nuevo y compartir una jornada que, estamos seguros, va a suponer un antes y un después para vosotros. Ya sabéis que los presenciales son una experiencia única, intensa y digna de ser vivida. Hemos hecho un gran esfuerzo por hacer parada en diferentes rincones de la geografía española. Nos es imposible ir a todas las ciudades que nos solicitáis, pero estamos seguros de que alguno de estos puntos os puede cuadrar. Eso sí, no te lo pienses mucho porque solo haremos un taller al año en cada una de estas ciudades.

 

Si quieres ver la agenda con las fechas concretas haz clic en la imagen o aquí

 

¿Cómo consigo mi entrada?

 

Ya sabéis que las entradas vuelan, se agotan muy rápido, por eso es muy importante que sigas estos pasos.

  1. Apúntate a la lista de espera de la ciudad a la que te interesa asistir. Podrás hacerlo sin compromiso de compra. 
  2. Dos semanas antes de la fecha del taller, recibirás un email donde se anuncia la venta de entradas
  3. Date prisa porque el aforo es limitado

Una vez tengas tu entrada, respira ¡enhorabuena! Recibirás la o las entradas directamente en tu mail. Y unos días antes de la celebración del taller, te enviaremos otro correo con información más detallada sobre el encuentro.

 

¿Por qué un taller presencial?

 

Lo que ocurre en un taller presencial, se queda en el taller presencial, jaja… La razón por la que recomendamos este tipo de talleres es porque son una experiencia que te cambia. A través de dinámicas muy divertidas y otras muy emocionantes, te adentras en la educación positiva de forma integral. Te ayudaremos a ponerte en los zapatos de tus hijos y eso es algo que no se olvida fácilmente.

Además, en los presenciales nos sentimos acompañados, empatizamos con otras madres y padres, disfrutamos, aprendemos… tanto que las horas pasan volando. Sin quieres saber lo que opinan nuestros alumnos, puedes verlo en el enlace.

 

¿Después de un taller presencial estaré lista para educar en positivo?

 

Sin duda, el clic en tu cabeza estará hecho. Después del presencial comenzará un proceso para ti de subidas y bajadas. Notarás cambios muy positivos en casa y, sobre todo, serás más consciente de tus errores, asumiéndolos como parte del aprendizaje. Incluso verás que las relaciones con otros adultos también son diferentes. Esta filosofía de vida mejora la forma en la que nos relacionamos con los demás, adultos y niños, ya sea en casa o en el trabajo.

Ya que son muchos los conocimientos que se adquieren en un solo día, lo normal es que te lleves a casa lo que más te ha impactado. Por eso hemos diseñado el curso online, donde poder repasar los contenidos de forma más pausada y tranquila. No es necesario comprarlo, pero nosotros lo recomendamos porque es el complemento ideal.

 

¿Si he hecho el curso online recomendáis acudir a un presencial?

 

Por supuesto que sí. Ya hemos tenido participantes que venían con «los deberes hechos» y la experiencia les ha aportado muchísimo. Online y presencial se complementan perfectamente, no se excluyen. El online es genial para interioridad los conocimientos, mientras que el presencial nos ayuda a vivirlo y hacer el clic definitivo. Además, el online incluye un ebook, ejercicios, autoevaluaciones y material extra de mucho valor, no caduca y lo puedes revisar siempre que lo necesites.

 

¿A partir de qué edad se puede educar en positivo?

 

Esta pregunta me gusta responderla con otra pregunta ¿cuántos años tienes tú? Pues ya está, puedes empezar ya 😉 Hay que tener en cuenta que la educación positiva supone un cambio en nosotros, los adultos. Cambiando nosotros, los niños se sienten comprendidos y querrán cooperar más. Si tu hijo aún no sabe hablar, no hay problema, porque tú ya estarás «de prácticas». Si pudiera volver atrás en el tiempo, hubiera empezado a formarme a la par que iba a clases preparto.

Que sí, que hay herramientas que no se utilizan hasta una determinada etapa del desarrollo pero, insistimos, el cambio más importante lo experimentamos los adultos. Si tienes hijos adolescentes, el taller también te va a aportar mucho pero, después te recomendamos complementar con una formación más específica sobre adolescencia, ya que es una etapa de muchos cambios y que necesita una mayor profundización.

 

¡Mi pareja no quiere venir al taller!

 

Siempre digo que no hay que desanimarse. En mi caso empecé sola en esto. Céntrate en tu proceso, en el vínculo que estás creando con tus hijos. Y quizás, solo con tu ejemplo, tu pareja empiece a mostrar interés. Si obligas, si insistes, si dictas cátedra, puede ser motivo de muchos conflictos. A nadie nos gusta que nos «obliguen» a hacer las cosas de una manera.

Muchas parejas vienen a los presenciales «obligados» y tenemos que decir que la experiencia es muy positiva. Los obligados tienen un trato especial, no les obligamos a hablar, ni a participar en nada. Y, ¿sabéis qué? acaban viniéndose muy arriba jajaja… la magia de los talleres. Además, recuerda que si vienes en pareja, al comprar tus entradas puedes usar el código UNIDADFAMILIAR y obtendrás un 10% de descuento.

Sea como sea, se le saque más o menos provecho, a nadie le resulta indiferente el paso por uno de nuestros talleres. Así que ya sabéis, apuntaos a la lista de espera y ojalá podamos vernos muy pronto.

 

Sin más dilación, ¡nos vemos pronto!

¿Tienes alguna duda? déjala en comentarios y la resolveremos lo antes posible.