Los expertos coinciden en que abusar del uso de pantallas no es bueno. Y no seré yo la que diga lo contrario. Ahora bien, desde mi punto de vista, bendita pantalla cuando coges carretera y te dispones a viajar durante 4 horas, en el mejor de lo casos, con tres hijos menores de 8 años en el asiento trasero. 

 

Ojo, que seguramente nadie nos libre de los bucles típicos como:

  • ¿Cuándo llegamos? …y aún no hemos salido de nuestra zona residencial.
  • ¿Cuánto queda? … si Marianito viaja de Madrid a Murcia, con una velocidad media de 120 km/h y su hijo Jorgito repite la frase “¿cuánto queda?” cada 6 minutos, ¿cuántas veces repetirá Jorgito la frase “¿cuánto queda?” durante el trayecto Madrid/ Murcia? (respuestas en comentarios que yo soy de letras jaja).

 

O las clásicas trifulcas:

  • Mamá, Francisco me ha pegado
  • ¡No es verdad! Juanita me ha escupido primero
  • ¡Quítame este ser de aquí! No quiero que respire el mismo oxígeno que yo

 

Necesidades fisiológicas recurrentes:

  • Tengo hambre
  • Quiero agua
  • Me hago pis
  • Me mareo
  • Tengo ganas de vomitar

 

Y el comodín por excelencia:

  • Me aburro 

 

¿Recuerdas tus viajes en coche?

 

Alma de cántaro, seguramente viajabas sin tan siquiera el cinturón de seguridad puesto. El coche de tus padres igual no tenía cinturones atrás porque su uso en España no fue obligatorio hasta 1992. FLIPA.

 

Te tumbabas como podías, si es tus hermanos lo permitían, para echarte una cabezadita y te golpeabas la cabeza con cada curva pronunciada. Se escuchaba la radio… pero por poco tiempo, porque la emisora se perdía y volvía como el Guadiana y no había forma de escuchar una canción entera. 

 

Si tenías suerte, llevabas contigo un walkman, sí, Mari, un walkman con su cinta. O si eres más moderno un reproductor de CD. Los mp3 tardaron en llegar.

 

Es muy romántico decir que recuerdas esos viajes con añoranza. Que cualquier tiempo pasado fue mejor. 

 

Pero, ¿a quién quieres engañar? ¿No hubieras agradecido en aquel entonces verte una peli o una serie para amenizar el viaje? 

 

Uso de pantallas desde un enfoque positivo

 

Las pantallas no son el demonio y más vale que no las veamos como el enemigo. Lo realmente importante es que aprendamos y enseñemos a hacer un uso responsable de ellas.

 

Puntos clave:

 

  1. Revisar los contenidos que consumen nuestros hijos. Respetando siempre los valores familiares que tenemos establecidos.
  2. No dejar barra libre non stop, acordando tiempos o número de capítulos antes de dar al play.
  3. Si hemos llegado a acuerdos, hemos de ser consecuentes y cumplirlos. Mantente firme y amable. 
  4. Nada como dar ejemplo. Si limitamos el uso de sus pantallas, ¿qué hay del uso de nuestras pantallas? ejem, ejem… y no ME miro a nadie (esto me lo tengo que aplicar pero bien). No es coherente decirles que apaguen la tv, mientras no despegas la mirada de tu smartphone.
  5. Si tienen que compartir un mismo dispositivo entre varios hermanos, es una gran oportunidad de fomentar la cooperación. “Podréis ver los capítulos acordados cuando os pongáis de acuerdo” (evitando las amenazas como «¡si no os ponéis de acuerdo no hay dibujos!»)
  6. Imagina que no se han puesto de acuerdo y no han podido ver los dibujos. En este caso empatiza y alienta “entiendo que estés triste/ enfadado, estoy segura de que mañana conseguiréis llegar a un acuerdo”. Nuevamente, mantente firme y amable.
  7. Ofrece alternativas a las pantallas que fomenten tiempo de calidad en familia (un poquito después os doy algunos ejemplos)

 

Misión: viajar con niños

 

Es muy importante la planificación previa donde implicamos a los niños en el itinerario del viaje. Podemos aprovechar una reunión familiar para este fin. Organizar lo que nos vamos a llevar, quién se encargará de regar las plantas antes de irnos, quién se asegurará de llevar el agua y algo de fruta para el viaje, elegir las pelis a descargar para el trayecto en coche, etc. 

 

Podemos aprovechar también para sacar un mapa, que vean por dónde vamos a pasar, el tiempo que se tarda más o menos, etc. Implicarles desde el principio es siempre una gran idea que ayudará a que cooperen y lleven mejor el viaje. 

 

Seguridad

 

Es importante que nos aseguremos de que, en el caso de llevar dispositivos en el coche, estén bien sujetos. No escatimemos en esto porque es peligroso que cualquier elemento esté suelto en caso de accidente. 

 

Recursos sin pantalla

 

No todo el trayecto lo dedican a ver películas. También jugamos a “veo, veo”, a buscar capicúa en las matrículas de los coches, a adivinar de qué color será el siguiente vehículo que nos adelante, a tocar el techo en cada túnel, a contar adivinanzas, etc. 

 

Eso sí, en nuestro caso, llegados a nuestro destino la tablet ya no se toca. Tendremos una tv en el apartamento al que vamos pero no con contenido a la carta. El poco tiempo destinado a ver dibujos, tendrán que adaptarse a lo que hay. 

 

Ahora os comparto el listado de recursos sin pantallas que llevamos al viaje:

 

  • Dobble: es mi favorito. Nos encanta y existe la opción plastificada apta para la piscina y la playa
  • Baraja Española: elegí esta con ilustraciones muy originales y más infantiles que la clásica. Este verano nuestro objetivo es enseñarles algunos juegos clásicos y fáciles (en las instrucciones vienen varias propuestas de juego)
  • Bananagrams: juego de letras muy entretenido a la par que didáctico
  • 45 juegos… ¡de viaje!: les encanta porque además puedes borrar y volver a empezar. Tienen uno cada uno y luego se los intercambian
  • Adivinanza por día
  • Mini chistes para reírse: estamos en “esa etapa de los chistes”. Me pareció buena idea darles algo de inspiración
  • Grafismo creativo: de Raúl Bermejo. ¡Les gusta muchísimo!
  • Estuche con colores: always con nosotros

 

Conclusión

 

Espero de corazón que este artículo os haya ayudado y aportado algo de inspiración. Sea como sea, disfrutad de las vacaciones, lo de descansar ya, si eso, lo dejamos para septiembre (o más bien octubre jajaja).

Si quieres aprender muchos más recursos y tener más conocimientos de Educación Positiva para mejorar la relación con tus hijos y la convivencia de tu familia, no dejes de visitar nuestra web de formación y conseguir nuestro curso online «Educa en Positivo». Te dejamos este enlace para que puedas ver una lección gratuita de prueba.

¡Felices vacaciones y conducid con mucho cuidado!

 

 

*En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables