Sabemos que encontrar ejemplos de disciplina positiva y de educación positiva en general, a veces, es difícil. Por eso os presento una nueva píldora que espero que os ayude a entender mejor la aplicación de esta filosofía de vida. Hoy hablamos de cómo se puede escuchar con los ojos.

El diploma

 

El otro día me contaron una anécdota que me pareció maravillosa:
Al final de un campamento de verano, la monitora dio un diploma a cada uno de los niños. En él no se premiaba a los niños por haber ganado una carrera o ni siquiera por portarse bien. El diploma que me enseñaron del niño en cuestión rezaba:
DIPLOMA
Felicitaciones a A….. por:
Enseñarnos a escuchar con los ojos, por haber sido torbellino y también divertido.

 

Diploma por escuchar con los ojos

Escuchar con los ojos

 

La felicitación se centra en agradecer al niño por ser como es y no como debería ser, o por el resultado de una acción. Describe cualidades; sí ser torbellino es una cualidad. Algo positivo para la profesora, algo que no suele ser normal en la mayoría de casos en los que se etiqueta de forma negativa a los niños que lo son.
Pero lo que más me ha gustado es la felicitación por “Enseñarnos a escuchar con los ojos”. Dice bien: con los ojos. No se ha equivocado. Es la perfecta definición de la escucha activa. De escuchar de verdad, con atención plena a la persona que nos habla. Y esto nos lo enseñan los niños. Simplemente maravilloso.

Si te ha gustado comenta y comparte. Puedes seguirme en Instagram como @marido_official

*Si estás interesado en conocer más sobre este modelo educativo, puedes visitar nuestra web de formación donde encontrarás nuestro curso Educa en Positivo. Pincha aquí y obtendrás una lección gratuita. Mira lo que opinan nuestros alumnos aquí.

*Te dejamos enlace con nuestra bibliografía recomendada.

¿RABIETAS?





Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link