El diploma

 

El otro día me contaron una anécdota que me pareció maravillosa:
Al final de un campamento de verano, la monitora dio un diploma a cada uno de los niños. En él no se premiaba a los niños por haber ganado una carrera o ni siquiera por portarse bien. El diploma que me enseñaron del niño en cuestión rezaba:
DIPLOMA
Felicitaciones a A….. por:
Enseñarnos a escuchar con los ojos, por haber sido torbellino y también divertido.

 

Diploma por escuchar con los ojos

Escuchar con los ojos

 

La felicitación se centra en agradecer al niño por ser como es y no como debería ser, o por el resultado de una acción. Describe cualidades; sí ser torbellino es una cualidad. Algo positivo para la profesora, algo que no suele ser normal en la mayoría de casos en los que se etiqueta de forma negativa a los niños que lo son.
Pero lo que más me ha gustado es la felicitación por “Enseñarnos a escuchar con los ojos”. Dice bien: con los ojos. No se ha equivocado. Es la perfecta definición de la escucha activa. De escuchar de verdad, con atención plena a la persona que nos habla. Y esto nos lo enseñan los niños. Simplemente maravilloso.

Si te ha gustado comenta y comparte. Puedes seguirme en Instagram como @marido_official

*Si estás interesado en conocer más sobre este modelo educativo, sobre Disciplina Positiva o Educación Positiva, puedes visitar nuestra web de formación donde encontrarás nuestro curso Educa en Positivo. Pincha aquí y obtendrás una lección gratuita. Mira lo que opinan nuestros alumnos aquí.

*Te dejamos enlace con nuestra bibliografía recomendada.