Sabemos que encontrar ejemplos de disciplina positiva y de educación positiva en general, a veces, es difícil. Por eso os presento una nueva píldora que espero que os ayude a entender mejor la aplicación de esta filosofía de vida. Hoy hablamos sobre por qué los niños toman malas decisiones.

Malas decisiones para buscar nuestra atención.

 

Os cuento una situación real que le ocurrió a una seguidora (también alumna) y en la que seguro os veréis reflejados muchos. Veremos cómo a veces los niños toman malas decisiones para buscar nuestra atención.

Mamá e hija están comiendo sopa. Mamá termina y se levanta a recoger mientras la niña termina su comida. En ese momento, la niña mira a su madre y amaga con tirar la cuchara. La mamá le dice:

-Cariño, no tires la cuchara.
¿Que hace la niña? Tirar la cuchara.
En ese momento su mamá, sin gritar, sin enfadarse, le pregunta:
-¿Ahora que puedes hacer? ¿Cómo vas a terminar la sopa?
La niña responde:
– Con la mano.
– Muy bien, adelante.
La niña sigue “comiendo la sopa” como ella había decidido.
Cuando termina, la mamá le dice:
-¿Te ayudó a recoger y después te comes el yogur?
-¡Vale!
Recogen juntas, con ayuda del perro que da buena cuenta de lo que cae al suelo y mamá pregunta:
– ¿Cómo te vas a comer el yogur?
– Mejor con la cuchara mamá.

Podéis ver esta historia real en destacados de la cuenta de @maria_navarro_lara . Gracias por permitirme contar esta maravillosa anécdota. A muchos padres, nos ayuda ver que no estamos solos en esta apasionante pero difícil aventura de ser padres.

 

niñatomando malas decisiones

 

Ahora toca buscar soluciones

 

Me cuenta Marian que enseguida se dio cuenta de que a su hija no le pareció bien que se levantase y la dejase sola. ¿Cómo obtener de forma rápida la atención de mamá? Pues ya lo habéis visto. ¿Os suena?
Lo que ocurre es que es más fácil ser visible “tomando malas decisiones” que buenas, porque en ese momento siempre dejamos todo para prestarles atención, aunque sea para gritarles. Recordad que ser visibles es una necesidad para nuestros hijos y que de forma inconsciente, siempre van a buscar cubrir esa necesidad.

En este caso, Marián desde la calma se enfocó en soluciones y sin gritos ni castigos, su hija asumió la consecuencia de su decisión y verdaderamente “aprendió la lección”.
Marián me comenta que ha querido compartir esta historia a colación del vídeo que colgamos @unamadremolona y un servidor, sobre la presión externa. Ella me reconoce que en su familia, ella practica este enfoque positivo pero que el padre y el resto del entorno familiar, no. Sin embargo reconoce que a ella le funciona.

Si te ha gustado comenta y comparte. Puedes seguirme en Instagram como @marido_official

*Si estás interesado en conocer más sobre este modelo educativo, puedes visitar nuestra web de formación donde encontrarás nuestro curso Educa en Positivo. Pincha aquí y obtendrás una lección gratuita. Mira lo que opinan nuestros alumnos aquí.

*Te dejamos enlace con nuestra bibliografía recomendada.

¿RABIETAS?





Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link