En el artículo de hoy, marido y yo os ofrecemos una recopilación de libros para educar en positivo. Es una de las consultas que más recibidos a través de Instagram. “¿Qué lecturas recomiendas?”, “¿por cuál empiezo?”,” ¿de qué tratan?”; en este post encontraréis respuesta a todas ellas. Además de una breve reseña de cada uno, hemos incorporado un enlace de afiliación a amazon (aunque se pueden encargar en vuestra librería de confianza o cogerlos prestados en la biblioteca). En nuestro caso, preferimos tenerlos en propiedad para poder tomar notas, señalar capítulos y tenerlos accesibles para consultas.

Aunque existen muchos títulos más, hemos realizado una primera selección de algunos de los que más nos han servido de ayuda. Por último, es importante saber que estas lecturas cobran un sentido distinto cuando asistimos a un taller presencial. Los talleres suponen el verdadero cambio para la mayoría de los padres. Así que, tanto si vas a acudir a uno, como si ya lo has hecho, consideramos que estos libros son el complemento ideal para este proceso de aprendizaje.

 

Disciplina sin lágrimas

 

Este es el libro que siempre recomendamos para empezar. Está escrito de forma sencilla y clara para que cualquier padre lo pueda comprender y poner en práctica. Después de su lectura podrás entender mucho mejor los demás libros recomendados. Habla de forma básica del funcionamiento cerebral y desarrolla técnicas educativas para implementar con nuestros hijos. Es genial porque ofrece muchos ejemplos prácticos que nos ayudan en el día a día. Nos propone una nueva idea del concepto «disciplina», ayudándonos a seguir un principio básico para educar de forma efectiva: conectar antes de redirigir la conducta.  Si estás interesado en educar en positivo, este es un imprescindible en tu mesilla de noche.

Autores: Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

[Enlace amazon]

 

El cerebro del niño

 

Quizás uno de los más conocidos y reconocidos. Nos habla de cómo cultivar la mente de nuestros hijos, considerando que su cerebro está en desarrollo. Para ello, nos plantea 12 estrategias que nos ayudarán con la educación desde un punto de vista innovador, teniendo en cuenta la evidencia científica con la que contamos hoy en día. Explica, con detalle, el funcionamiento del cerebro de los niños para tenerlo en cuenta a la hora de educar. Expone de forma sencilla los conceptos de integración cerebral y de la idea de cerebro pleno; de cómo funciona el cerebro inferior y el superior; de cómo está dividido, a su vez, en dos hemisferios, el izquierdo y el derecho; y de cómo, teniendo funciones  diferentes, son complementarios. Es un libro necesario en nuestra biblioteca.

Autores: Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

[Enlace amazon]

 

El cerebro afirmativo del niño

 

Uno de los últimos  libros de Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson en el que nos acercan la idea del cerebro afirmativo.  En él, nos hablan de las 4 características básicas que posee un cerebro afirmativo y cómo trabajarlas con nuestros hijos.

  • Equilibrio: para conseguir estabilidad emocional y control físico y mental
  • Resiliencia: permite al niño superar los problemas y desafíos que tendrá a lo largo de su vida
  • Perspicacia: capacidad para entenderse a uno mismo, mirar en su interior y así poder decidir mejor y tener mayor control de su vida
  • Empatía: habilidad imprescindible para poder entender y tener compasión por los demás

Sin duda, un libro que nos aporta una perspectiva nueva y reveladora. Y nos ofrece los principios que necesitamos para sembrar en nuestros hijos una mejor salud emocional.

Autores: Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

[Enlace Amazon]

 

Ser padres conscientes

 

En mi opinión, es uno de los mejores libros escritos por Siegel. Quizás pueda resultar algo denso y complejo para los que no estén iniciados en esta forma de educación. En él se habla del concepto de apego y sus distintas formas, tanto en niños como en adultos.  Además de la memoria y cómo puede modificar nuestra forma de ser y de educar. Sin olvidar la conexión y las rupturas y de cómo podemos repararlas. Es muy interesante porque nos propone ejercicios para poner en práctica lo aprendido a lo largo del libro. Muy recomendable, sobre todo, para después de leer al menos los tres anteriores.

Autores: Daniel J. Siegel y Mary Hartzell.

[Enlace Amazon]

 

Tormenta cerebral

 

Este libro desmonta algunos mitos sobre la adolescencia y la trata desde un punto de vista muy positivo. De hecho la enmarca como una etapa fundamental en la vida de las personas. Nos ayuda a llevar mejor las conductas de nuestros hijos en este periodo de su vida y a dar explicación a todo ello. Hace hincapié, precisamente, en el funcionamiento cerebral del adolescente (muy revelador). Además, explica el concepto del mindsight (visión de la mente) y cómo nos puede ayudar, no solo con nuestros hijos, sino con nosotros mismos. El significado que ofrece el autor a este concepto se basa en tres puntos:

  • Ver la mente propia
  • Entender la mente de los otros mediante la empatía
  • Dirigir nuestras mentes y las de los demás en dirección a la integración

No te asustes con estos conceptos, el autor nos da herramientas e innumerables ejercicios para poder entenderlo y trabajarlo con nuestros hijos adolescentes… y con nosotros mismos.

Autor: Daniel J. Siegel

[Enlace Amazon]

Cómo educar con firmeza y cariño

 

El libro más conocido de disciplina positiva, está inspirado en las ideas desarrolladas por Rudolf Dreikurs en su libro Children: the challenge. Es de imprescindible lectura si quieres adéntrate en esta educación basada en las teorías tanto de Alfred Adler como de Dreikurs. Nos enseña técnicas para educar a nuestros hijos con firmeza y cariño. Partiendo de una base de respeto mutuo que se centra en buscar el origen de la conducta. Explica por qué hay que evitar los castigos y los premios como métodos pedagógicos.

Resulta muy práctico si quieres descubrir recursos para afrontar las rabietas, los celos o las peleas entre hermanos, entre otros. Además, ofrece gran cantidad de ejemplos prácticos con su correspondiente técnica para hacerles frente. Por otro lado, incluye su aplicación en el aula, por lo que también es un libro imprescindible para docentes con ganas de cambiar y actualizar  el modelo educativo. En este libro, Jane Nelsen, una de las madres de la disciplina positiva, nos acerca de forma sencilla y práctica a esta filosofía de vida.

Autor: Jane Nelsen

[Enlace Amazon]

 

El trastorno del niño consentido

 

No te asustes con el título, es un libro realmente sorprendente si quieres conocer la base de las teorías adlerianas que fundamentan la disciplina positiva. La escritora sintetiza, en poco más de 120 páginas,  la parte más esencial de este enfoque psicoeducativo. Está dirigido a los padres y maestros que no quieren seguir arrastrando un modelo educativo obsoleto. Explica de forma sencilla una de las partes más reveladoras e importantes de la disciplina positiva. Se trata de los cuatro objetivos erróneos o metas equivocadas que nos acercó Rudolf Dreikurs. Gracias a ellos, podemos dar con el origen de los ”malos comportamientos” de los niños. También plantea las soluciones y herramientas para afrontar estos objetivos erróneos. Además, explica perfectamente los principios de pertenencia y de sentimiento de inferioridad. Estos principios, junto con el sentimiento de comunidad, sirven de base a la teoría más conocida de Alfred Adler.

Autor: Úrsula Oberst

[Enlace Amazon]

 

Poner límites al niño consentido

 

En este libro se explica cómo educar sin castigos, pero con límites a nuestros hijos. La autora denomina a este método como “educación para la convivencia”. Como el anterior, está basado en las teorías de Adler y Dreikurs. En él, explica los distintos modelos educativos de los padres y nos ofrece una alternativa mucho más efectiva. Nos guía para saber llegar al origen del comportamiento y actuar sobre este; y no sobre la conducta. Vuelve a tratar los objetivos erróneos y las técnicas para dar solución a los mismos, de una forma más profunda y ampliada que en el anterior título. También se trata de forma superficial, pero muy útil para los padres, los distintos trastornos psicológicos más comunes de la infancia.

Autores: Úrsula Oberst y Ramón Company

[Enlace Amazon]

 

El poder de la presencia

 

Este libro es la última incorporación a nuestra biblioteca. Como dice el título, se trata de enfatizar en la importancia de estar presentes para educar a nuestros hijos. De esta forma, nos ayuda a alcanzar los objetivos explicados en libros anteriores. Es decir, conseguir niños de cerebro pleno y afirmativo.

Para ello, nos proponen cuatro condiciones que ayudan al niño a sentirse bien:

  • Seguridad, que se sientan protegidos
  • Visibilidad, que se sientan sentidos e importantes para ti
  • Consuelo, que tengan la certeza de que estarás siempre, en lo bueno y en lo malo
  • A salvo, que tengan la garantía de que les vas a ayudar a sentirse “a gusto” y, con ello, aprenderán a ayudarse a sí mismos a sentirse seguros, vistos y consolados

Este libro viene a completar los anteriores de los autores, aunque también puede valer en parte, a ser una introducción al resto si aún no los hemos leído. Dicho lo cual, volvemos  a recomendar empezar por Disciplina sin lágrimas para una primera toma de contacto con este tipo de educación.

Autores: Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

[Enlace Amazon]

 

Conclusión

 

Todas estas lecturas nos han ayudado mucho como padres. Pero hay que tener muy claro que, como os comentaba al principio, donde se produce el auténtico cambio es en las formaciones presenciales. Ya sabéis que estamos trabajando muy duro en nuestro curso online. Esperamos que vea la luz en las próximas semanas. Aunque no sustituye a uno presencial, hemos puesto el alma y todo nuestro esfuerzo en ofrecer una formación de calidad y que os ayude en este camino. Ojalá sirva para que muchas familias se decidan por este enfoque y empiecen a disfrutar de sus hijos.

Y sí, haremos una segunda parte de este post de recomendaciones con más lecturas. Seguimos leyendo nuevos títulos y apuntándolos para sugerirlos más adelante.

¡Feliz día!