Madres y padres del mundo, lo echaremos de menos

lo echaremos de menos

Madres y padres del mundo, lo echaremos de menos

Reflexiones de una madre molona.

Era ya de noche, habíamos conseguido dormir a los niños a las 21:45 h (45 minutos más tarde de lo habitual), yo terminaba de sacar el lavavajillas y marido recogía una bicicleta de la cocina suspirando «no sé cuántas veces he sacado esta bicicleta de casa hoy».

Entonces le miré. Sonreí. Y le dije:

– Sabes que lo echaremos de menos, ¿verdad?

Sí, madres y padres del mundo, cansados, reventados, despeinados y arrastrándonos por la vida. Echaremos de menos:

  • Sortear juguetes en el suelo.
  • Empaparnos de pies a cabeza por un salto inesperado de nuestros hijos en la bañera.
  • Ayudarles a cepillar esos dientecitos en miniatura.
  • Esos gritos desde el baño informando que les limpiemos ya.
  • Cuando no concilian el sueño y tú estás muerto matao´.
  • Sus vistas a nuestra cama en mitad de noche.
  • Levantarles cada mañana a besos y luego ir con la lengua fuera porque no llegamos.
  • Ir por la calle parando cada tres pasos porque han visto una hormiga.
  • Esas manchas en la ropa de origen desconocido.
  • Esos zapatos llenos de arena (llenos nivel, en el parque no ha quedado nada).
  • Las cenas eternas.
  • Sus ocurrencias, su lengua de trapo, su imaginación sin límites.
  • El «mamá, mamá, mamá, mamá…» o «papá, papá, papá, papá…», en bucle.
  • El ruido en casa… y la falta de ruido que quiere decir que algo pasa.
  • El desorden.
  • La casa llena de vida (y de sustancias pegajosas en los muebles).
  • Las huellas en los cristales y en la pantalla de la televisión.
  • Sus peleas. Sí, ¡hasta sus peleas!

Sí, lo echaremos de menos.

Tengo la sensación de que nos ocupamos más de sobrevivir a la maternidad que de disfrutarla.

Así que aprovecha, vívelo, ríete, enfádate menos, prioriza, exprime cada momento para que, cuando llegue el día en el que lo echemos en falta, al menos podamos decir bien alto «lo echo de menos pero lo viví intensamente, con la consciencia de que el tiempo vuela y que lo que queda son los recuerdos».

¿Cómo quieres recordar la infancia de tus hijos?

¿Cómo quieres que ellos la recuerden?

Sin más, espero que os hayan gustado las reflexiones de esta madre molona.

 

Buenas noches, molonas.

20 Comentarios
  • Sheila

    22 octubre, 2019 at 9:21 Responder

    Tanta razón, yo solo tengo un molón, a costado y llego pasadas mis 41 castañas,y ahora con cuatro años y medio se me encoge el estómago pensando lo rápido que está pasando, no quiero que crezca la verdad 💘❤️👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

  • María Arias

    22 octubre, 2019 at 10:02 Responder

    Yo intento disfrutarlos cada día pero es verdad que a veces se hace difícil y acabamos sobreviviendo más que viviendo y disfrutando. Soy consciente que el tiempo pasa muy rápido y que ya mismo mi peque no se despertará abrazándome y diciéndome ‘te quiero mami’, así que, por el momento lo mejor es vivir el carpe diem y disfrutar. Gracias Isabel.

  • Susana

    22 octubre, 2019 at 11:30 Responder

    Me emocionado… Tienes toda la razón, miedo me da cuando nazca mi segunda hija… Pero cierto es que he de relajarme y disfrutar más. GRACIAS!

  • Laura Jiménez González

    22 octubre, 2019 at 11:41 Responder

    Maravillo post.
    Porque me has removido por dentro.
    Y digo yo ¿porque no me acuerdo de estas palabras cuando estoy al borde de un ataque de nervios?.
    Pero no me rindo seguiré intentándolo hasta llegar a aplicar la disciplina positiva. Espero que se antes decir se me independice 🤣. Un saludo de una seguidora incondicional.
    Posdata: para cuando una en san San Roque, Cádiz. Organizar con el ayuntamiento un taller por fa, por fa. 🤣😘

  • Monica

    22 octubre, 2019 at 11:56 Responder

    Ay Mary!
    No sabes lo que este post me remueve. Mi niña, mi torbellino de 8 años esta semana nos falta en casa. Su primera salida de cole durante una semana (Lunes a viernes) … una semana que se planteaba de disfrute sin ella (no me malinterpreten) .. de no despertarme por la noche, sin conflictos con su hermano por todo, sin peleas conmigo por las prisas … hasta en eso la echo de menos ., en todo la echo de menos !!! Así que gracias por hacerme parar en seco y dejarme ser espejo en el que aprender.
    Gracias por tus saludos mañaneros y tus besos. Que no falten los besos!!!

  • Sonia

    22 octubre, 2019 at 14:17 Responder

    Pues si, muy cierto 😏. No se cuantas veces escuchaba decir a mi madre » que daría yo por veros pequeños ootra vez» , somos seis hermanos, a lo que yo siempre decia que no » anda ya mamá «. Pues ahora la comprendo perfectamente. Tengo tres hijos…una de 23, uno de 20 y otro de 13 y cada dia me acuerdo más de esas palabras. Lo que daria por verlos pequeños y eso que son muy familiares y caseros pero esos momentos son unicos. Disfrutad de los pequeñines todo lo que podáis. Un beso

  • FanyFm

    22 octubre, 2019 at 14:22 Responder

    Que post más bonito, pues sí, yo también vivo agotada y estresada, mamá de 2 peques, niña de 3 años y medio y bebé de 6 meses, y además con trabajo fuera de casa… con inicio de calvicie por el estrés, jajajaja!! Pero me encanta, pese a las prisas y los sofocones, no lo cambio por nada, adoro a mis pequeños y sólo de pensarlo ya los echo de menos, ojalá pudiera exprimir el ahora un poco más.

  • Marta

    22 octubre, 2019 at 14:53 Responder

    Cuanta razón! No quiero tener esa sensación de (que rápido ha pasado y no me he dado ni cuenta). Yo tengo 31 añitos y 4 molones y aunque disfruto de ellos lo máximo que mis fuerzas me dejan, tengo la sensación que no lo disfruto tanto tanto como debería (ese sentimiento de mala madre que lo llevo inherente en mi). Me ayuda este post a valorar lo que tengo en casa y disfrutar de ellos más si cabe!

  • Vanesa

    22 octubre, 2019 at 15:03 Responder

    Que gran verdad…… Muchas veces lo pienso y es una gran verdad. Gracias por recordarmelo y que no se me olvide

  • Maria José

    22 octubre, 2019 at 15:19 Responder

    Muero de amor!!! por mi hija y porque tienes la razón en todo lo que has dicho, el tiempo vuela y debemos disfrutar de cada momento de nuestros peques

  • Monse

    22 octubre, 2019 at 20:47 Responder

    Como necesitaba leer algo asi! Gracias molona mía

  • Verónica

    22 octubre, 2019 at 20:49 Responder

    Que bonito!😊 y que razón tienes, a ver si aprendo de una vez por todas a disfrutarlo. Gracias por tus reflexiones!!!😘

  • María López

    22 octubre, 2019 at 22:45 Responder

    Ayy si todavía me acuerdo de mi madre diciéndonos que no hiciéramos olas en la bañera (cosa que conseguía pocas veces), intentando no reírse cuando hacíamos «fiesta de la espuma» durante el baño, esperándonos a la salida del parque para vaciar los zapatos de arena y en muchas otras situaciones que has comentado.
    Me encanta, me siento totalmente identificada como hija (para ser madre todavía me queda).
    Gracias por todo lo que aprendo de ti desde ya para el futuro!

  • Carla

    22 octubre, 2019 at 23:15 Responder

    Pues me hacía falta leer algo así hoy molona, que aunque intento no enfadarme porque manche o haga marranadas de con la comida (le ha dado por ponerle yogurt a todo) hoy he gritado bastante…
    Mañana será otro día y seguiré intentando relativizar y darle importancia a lo que de verdad la tiene que es disfrutar de él.
    Gracias Molona 😊

  • Carmen

    23 octubre, 2019 at 18:36 Responder

    Que razón tienes!! 😭 Solo espero que mis hijos recuerden su infancia como recuerdo yo la mía, feliz muy feliz!! ❤

  • Airam

    23 octubre, 2019 at 19:16 Responder

    AMEN… Cuando no hay nada mas que añadir es buena señal.

  • Laura

    23 octubre, 2019 at 22:04 Responder

    Todo pasa por algo y hoy….hoy necesitaba escuchar estas palabras. Ha sido un día feo….de gritos y enfados. Un día de esos que cuando termina te sientes mal, lloras y te dan ganas de despertar a tus peques para decirles: lo siento mi amor, perdón por los gritos. Gracias por tus palabras Isabel. Te sigo cada día incondicionalmente y me ayudan mucho tus consejos. Estoy deseando poder asistir a uno de tus talleres (nunca llego a tiempo a comprar las entradas 😅) Seguro que pronto lo conseguiré 💪🏼😀

  • Marisol

    23 octubre, 2019 at 23:02 Responder

    Que gran verdad. Mi niña ya tiene 18 años y estudiando fuera de casa 😰 y mi niño 15 años. Como echamos de menos cuando se metían en nuestra cama, llevarlos a la parada a que cogieran el bus del cole y decirles adiós …. Cómo se echan de menos, pero si se echa de menos es porque ha sido, así que a recordarlo con cariño y sobre todo recordarlo con ellos, porque se van haciendo mayores pero todo lo vivido deja huella, y lo que pido a Dios es que sigan siendo tan familiares como son, y sigan disfrutando de nuestros momentos juntos, con nuestras risas y con nuestras contradicciones.

  • Pabrecio

    24 octubre, 2019 at 11:45 Responder

    Precioso post aunque todo se resume en el vida en eso. Disfruta de que crezca y disfruta cuando no estén por haberlos tenido

  • Mónica

    24 octubre, 2019 at 14:01 Responder

    Ay Molona!!!! Parece que me lees la mente…….Llevo toda la semana pensando que mis molonas se están haciendo mayores a pasos agigantados…en parte estoy orgullosa de poder estar a su lado para verlo y en parte muchas veces me invade la melancolía de recuerdos de cuando eran bebés y sabes que dependen de ti al 100 por cien. Ahora que empiezan a ser más autónomas y veo que no me necesitan tanto como antes me da un poco de tristeza….sin embargo veo la suerte que tenemos de poder verlas crecer tan sanas y alegres. SIEMPRE intentando ser mejores padres porque son nuestro mayor regalo y nuestro mejor legado. GRACIAS MOLONA POR ESTAS REFLEXIONES!!!!Besos

Añade un comentario