¿Cómo gestionamos el consumo de tv en casa?

consumo tv casa

¿Cómo gestionamos el consumo de tv en casa?

El consumo de tv por parte de los niños es un tema que me preocupa. Tengo que decir que no somos un ejemplo a seguir, vaya por delante, porque tenemos muchas cosas que mejorar. También quiero que quede claro que no estoy aquí para sentar cátedra. Por último, que no he venido a juzgar, ni me creo mejor madre que nadie por la manera en la que educo a mis hijos. Evidentemente, voy eligiendo las maneras que considero mejores para ellos y para nosotros.

Dicho lo cual, ya os conté hace unos años qué ocurrió cuando decidí apagar la “caja tonta” durante una semana. Aunque ese “experimento” me abrió los ojos, después de un tiempo nuestra manera de gestionar este tema ha ido variando.

Nuestra hija pequeña, de un año, no ve nada de televisión, ni móviles, en definitiva, nada de pantallas para ella. Salvo cuando se queda con los abuelos, que sí que le ponen cantajuegos alguna vez. Pero tengo que decir que mis hijos mayores -de 3 y 5 años- SÍ ven televisión a diario. Pero todo ello con límites, esforzándonos en mantener un orden y horario para su consumo. De esa forma conseguimos que, cuando vienen del colegio, aprovechen las horas libres para desarrollar su creatividad y para jugar entre ellos, sin pantalla mediante.

Muchas molonas me escriben contándome que tienen un problema en este sentido, ya que sus hijos piden ver dibujos con demasiada frecuencia y no saben cómo gestionarlo. Parece que es o todo o nada, pero se puede encontrar un término medio. “¿Cómo lo haces tú para que no se enfaden cuando quieres que paren de verla?”, me preguntan. En nuestro caso, no la apagamos nosotros, la apagan ellos. Acordamos antes de ponerla el número de capítulos (suele elegir uno cada uno o uno común) y, al terminar, les pregunto “¿ha terminado ya?, ¿quién la quiere apagar?”, en lugar de ordenar que la quiten. La verdad es que, desde que lo hacemos así, no hemos vuelto a tener prácticamente conflictos en este sentido. En el caso de las películas, por su extensión, las dejamos solo para el fin de semana, ellos ya lo saben y lo tienen muy asumido.

consumo tv y pantallas en la infancia

¿Cuánto tiempo de consumo de tv establecemos en Villa Molona? 

En nuestro caso, como os comentaba, calculamos por número de capítulos y lo acordamos ANTES de empezar a ver los dibujos (esto es muy importante). Les damos a elegir entre series que son apropiadas para su edad. Además, elegimos la tablet como soporte antes que la tv porque nos resulta más cómodo para utilizar la app de Clan o Netflix con ellos. Durante el desayuno (mal, lo sé), ven uno o dos capítulos, dependiendo de la extensión, que eligen entre ellos (dentro de nuestro filtro). Después se apaga, se van al cole, y no se enciende de nuevo hasta casi la hora de cenar, donde pueden verla otra vez.

Una de las cosas que me gusta de este sistema, es que cada vez son más capaces de llegar a acuerdos entre ellos. Ahora incluso noto que buscan dibujos que les gusten a los dos. En total, estaríamos hablando de una media de unos veinte minutos –siendo generosa- por la mañana, y otros veinte minutos a última hora de la tarde. Es decir, son unos cuarenta minutos al día, pudiendo llegar a una hora (y eso ya me parece mucho). El resto del tiempo juegan, se pelean, se reconcilian, vuelven a jugar, recogen, se bañan, friegan el baño si se les ha salido el agua, jajaja, etc. Eso sí, como os decía tenemos mucho que mejorar, y mi siguiente objetivo será reducir aún más estos tiempos, ya os iré contando si lo consigo.

Evitamos Youtube

Sin embargo, no les damos opción a ver los dibujos en Youtube, ni siquiera en Youtube Kids. La razón que nos empujó a tomar esta decisión fue que nos dimos cuenta de que en esta plataforma eran más propensos a perder el control de lo que veían si nos despistamos un segundo. Nos parecía que el formato de sugerencia de vídeos que tiene generaba una mayor adicción en ellos. Observamos que pasaban de un contenido a otro sin control y muchas veces acaban viendo canales que no consideramos apropiados para ellos.

¿Por qué no nos gustan los vídeos donde se prueban de juguetes?

Pruebas de juguetes, teatralizaciones con ellos, abrir sorpresas de huevos de chocolate, etc. En nuestro caso, hemos decidido que nuestros hijos no vean este tipo de contenido. Mucha gente se sorprende cuando lo comento. La razón es sencilla, me parece paradójico que, en lugar de jugar, los niños se emboben viendo cómo son otros los que juegan. Estamos llegando a un punto que a mí me da hasta miedo. El juego es la forma natural que tienen los niños de aprender. Lo necesitan como parte fundamental de su desarrollo, ¡favorezcamos que jueguen y experimenten, no que vean a otros jugar!

Sin embargo, comprobar cómo se quedan como ausentes viendo estos vídeos a mí me produce una congoja tremenda. Es fácil caer en ello, sobre todo cuando estamos a muchas cosas y necesitamos entretener a los niños. Pero yo os invito a hacer el ejercicio de apagar las pantallas y a no tener miedo al aburrimiento.

Y, es más, volviendo a los vídeos donde se prueban juguetes, considero que lo único que despierta en ellos es el espíritu más consumista. Yo lo veo como el equivalente al “unboxing”, o como diría mi amiga Paloma “el abrecajas”, que vemos cada día en instagram. Si ya a los adultos nos cuesta no sucumbir a todas esas tentaciones, a los niños más todavía. Sin embargo ver un episodio de sus dibujos favoritos les ofrece entretenimiento pero no necesidad de comprar nada.

Conclusión

Creo que, como padres, debemos revisar bien qué ven nuestros hijos en televisión o a través de internet. Es importante elegir dibujos apropiados para su edad (algunos parece que lo son pero cuando los analizas descubres que son todo lo contrario). Además, yo recomiendo establecer acuerdos antes de encender los dibujos, a través de la medición por número de capítulos, para que los apaguen por ellos mismos. Es mejor eso que medir por tiempo, imagínate la gracia que te haría que alguien venga y te apague tu serie favorita en mitad de episodio. Si se establecen esos acuerdos previamente, no de forma autoritaria sino con diálogo amable, seguro que la relación de vuestros hijos con las pantallas se volverá más saludable y os evitará muchos conflictos. Pero, lo dicho, esta es mi opinión personal basada en nuestra experiencia.

 

¿Cómo lo gestionáis vosotras?, ¿tomáis algún tipo de medida?

 

¡Feliz día, molonas!

21 Comentarios
  • maria

    14 febrero, 2019 at 11:54 Responder

    Veo calcado mi método… y viendo que me gusta mucho tu manera de educar y gestionar… creo que voy por e buen camino… Nosotros ta,bpoco dejamos youtube, por ese tipo de contenidos, y elegimos netflix, y con tiempo limitado…

    • Michelle

      15 febrero, 2019 at 3:11 Responder

      Hola! Creo que muchos padres estamos tratando gestionar lo de la tv, y parece que vas logrando las metas para tu familia! Otra solución que hemos descubierto en casa es ver los videos de cuentos para niños leidos por otras personas mientras muestran las imagenes. A mi hija le encanta!

  • Nueve meses y un día después

    14 febrero, 2019 at 18:28 Responder

    Yo soy muy antipantallas en niños. Seguramente también se acrecienta esto porque mi marido es más relajado 😂😂😂 Así que ahí andamos haciendo la media 😂😂. Pero creo que aporta 0 en la inmensa mayoría de los casos (tengo un post sobre el tema por si te interesa) sobre todo cuanto más pequeños son los niños.
    Cuando ve algo de pantallas hago como tú: pactar y evitar apagar yo. Yo prefiero la tele por el tamaño. Como no se puede transportar es menos probable que la pida en otro momento 😂😂😂
    Mi lema es: si no pide, no pongo; si pide, pospongo (cantidad de veces se le olvida); si pongo, dispongo (como tú has explicado).
    Me ha gustado mucho el post u dos franjas de 20 minutos no me parece la muerte.

  • Sandra

    14 febrero, 2019 at 20:30 Responder

    Muy interesante Isabel, pero cuando te dicen que quieren ver 5 capítulos? O 7? Al menos creo q eso sería lo que me diría mi hijo si intentara acordar el número de capítulos…

    • admin

      14 febrero, 2019 at 20:35 Responder

      No, yo solo les dejo 2 opciones: un capítulo de los que duran 20 minutos o 2 de los que duran 10 minutos. Todo es acordarlo antes y, si llegado el momento pide más, decirle que podrá ver más mañana que hoy habíais acordado eso y no habrá más tv. Todo en tono amable y, si llora, ofrecer nuestro apoyo “te entiendo”, ofrecer un abrazo… espero que te resulte útil, ya me contarás 🙂

      • sandra

        15 febrero, 2019 at 16:06 Responder

        Gracias, esta pauta creo que e va a resultar útil para ir a dormir y leer cuentos, que me pide mas y mas y ahora otro y ahora aquel, y ahora papa… así hasta que nos enfadamos y eso es lo que no quiero, porque retrocedo en todos los aspectos…
        Lo pondré en práctica!

  • Nieves

    14 febrero, 2019 at 21:08 Responder

    Nosotros hacemos lo mismo, un ratito mientras cena e intentamos ponérselos en inglés. Muy interesante el post!!

  • Ana

    14 febrero, 2019 at 21:24 Responder

    Yo tengo 3 niños de 6, 5 y 3 y siempre solíamos tener la tv con dibujos como «de fondo»..y haciendo caso a mi sabia madre que me decía «la tv los distrae no les entretiene» decidimos apagar la tv…las primeras tardes remoloneaban pedían tv, tablet…pero al segundo, tercer día ya sacaban sus juguetes olvidados, miraban más libros, jugaban más juntos y también se peleaban mucho claro!! Pero llegan del cole y nunca piden tv. Así que se la pongo por la mañana después de desayunar en el salón mientras se visten unos 15 minutos y unos 10 mi autos antes de cenar y 10 después de cenar…..SI NO LA VEN,NO LA PIDEN,

  • Ali

    14 febrero, 2019 at 22:08 Responder

    Pues hace unas semanas nosotros implantamos nueva norma porque se nos estaba yendo el asunto un poco de las manos y súpercoquita (3 años) pedía dibujos a todas horas, así que a las horas de comer móviles fuera (empezando por el padre que es medio nomofóbico). Se lo explicamos, y pensamos que iba a ser un dramón pero los niños nos sorprenden y su respuesta fue «vale». Ahora le dejo ver dibujos mientras yo hago la comida o la cena y sabe que en cuanto esté la comida en la mesa se apaga, oye! pa que apaga el móvil ella y todo.
    Pues hemos pasado de pedir dibujos a todas horas a que haya días que no se acuerde de ellos.
    Lo que me queda es limitar el YouTube Kids porque te leo y tienes mucha razón en que ven videos sin sentido, cuando me doy cuenta está viendo vídeos de niños hablando en checheno o qué sé yo qué idioma!!
    Me ha gustado mucho el post!!

  • Wilson, Papá DivertidOOs

    15 febrero, 2019 at 0:45 Responder

    Vaya que sufrimos de manera similar con youtube y especialmente los videos en que prueban juegos, jejejeje. Mirá que nosotros , en casa (o tal vez en Villa DivertidOOs) también hemos acordado la norma de los capítulos: un capítulo máximo dos, o su equivalente en videos, y ella misma nos avisa cuando ya termino, en caso de que no podamos estar muy pendientes y acompañantes. Gracias, tremendo Post Isabel, voy a compartir.

  • Starita

    15 febrero, 2019 at 4:12 Responder

    Muy buenos consejos, como futura mami y actual tia de varios sobris, me parecen ideas muy lógicas. Reconozco que a los mayores más de una vez les he apagado la tele a mitad de capítulo, porque al no haber un acuerdo previo, pues no había fin!! Y lo de YouTube coincido totalmente y lo llevaré a rajatabla, es un sinsentido todo el rato con el dedito pasando de un vídeo a otro sin terminar de ver nada en condiciones.

  • Nahikari

    15 febrero, 2019 at 6:10 Responder

    Nosotros hacemos lo mismo, desayuno y cena un poquito, ahora el mayor prefiere ver un partido de futbol q sus dibujos y le dejamos y youtube solo de vez en cuando y como mucho carreras de coches de cars que luego el imita con sus propios coches. Por las tardes de fondo ponemos musica infantil en la tv que al pequeño le calma mucho, tiene 20 meses y a veces es necesario que se tranquilice un poco pero a la vez que juegan esta la musica. En tiempos andamos parecidos a ti, como mucho! Ayer ni se encendió ningún dispisitivo.

  • Teresa

    15 febrero, 2019 at 8:22 Responder

    En casa es parecido entre semana. Mis hijas piden más dibujos si están en casa, por lo que mi primera opción siempre es pasar la tarde jugando en la urbanización con sus amigos, siempre que no haga mucho frío o llueva. Así luego es subir, y ya baños, cenas y cama y ni se acuerdan de la tele. Si no podemos bajar a jugar, hacemos esto mismo, al llegar del cole nada, y a lo major mientras acabamos de preparar la cena ven algún capítulo. Cuando lo piden durante la cena, a veces es un no, y otras veces acordamos que pueden ver un capítulo mientras comemos el postre.

    Los fines de semana sí ven algo más, porque son madrugadoras, y a las 8 de la mañana les dejo ver dibujos mientras me tomo el primer café y nos ponemos en marcha. Y si comemos en casa, después de comer vemos una peli.

    De todos modos, ellos siempre prefieren aire libre a estar en casa viendo dibujos, así es que siempre que se puede, ¡a la calle!

  • Ester

    15 febrero, 2019 at 8:44 Responder

    Aquí no ven tablet no móvil salvo caso excepcional(avión, una sobremesa muy larga). En casa utilizamos la tv porque es smart tv. No le dejo que vea lo que dale y punto…hablamos de que capítulo vamos a ver o de que serie.
    Hace poco se la quita para desayunar porque perdía mucho el tiempo y fue genial.

    Aquí la vemos después de comer porque es pequeño(3 años)Y no quiere siesta….Así que ponemos una peli y o se queda frito o se está tranquilo pero esa hora hora y media hay que estar tranquilitos en el sofá. Y luego pues depende del día si hace frio y llueve la vera un rato más sino iremos al parque etc.

    El caso es que el mío muchas veces esta de fondo y ni la mira….se pone a jugar pero como que le gusta tener el soniquete….pero es que nunca le ha enganchado mucho la verdad…..A el lo que le pirra es la consola(juega con su padre al Mario galaxy jajaja)

  • Leire

    15 febrero, 2019 at 14:03 Responder

    Cuando el mayor era más pequeño veía por la mañana antes de las ikas. Al final conseguí que ni por la mañana, ni al mediodía. Y por supuesto mientras comemos, cenamos…tampoco (solo las noticias, de ponerla).
    Pero llega la tarde, después de llevar todo el día en la ikastola, jugando, aprendiendo y sin parar, después hay días que tiene alguna extraescolar. Llegamos a casa y me pide la tele. Pues a mi también me gusta tumbarme en el sofá y disfrutar un rato.
    Ellos porque, no?
    Siempre con control, después de haberse duchado y puesto el pijama. Ve un rato la tele, luego cena, y cuento y a dormir.
    El finde se nos va un poco más… Después de desayunar también ve un rato(corto) y después de comer una peli…Todo sea por la siesta. Jejeje

  • Miren

    15 febrero, 2019 at 14:24 Responder

    En nuestra casa también usamos la aplicación de Netflix para controlar contenido e idioma. Los pequeños (dos años)tampoco ven pantallas, así que si están ellos se apaga la tele y ya está. Los mayores la ven antes del desayuno, cuando está preparado saben que la tienen que apagar. Y si llegan más tarde, no hay tele, y no pasa nada.
    Una recomendación que haría es el «Chromecast» es un aparato que permite envíar el contenido desde el móvil o tablet, a la TV , así no hace falta que tengan la tablet los niños.

  • Sara

    15 febrero, 2019 at 15:18 Responder

    Nosotros lo de YouTube igual, vaya tela lo de la adicción que crea! Ahora mi molón (quer el carácter me recuerda al tuyo) ha aprendido a poner pause y play con el mando y los vídeos de Netflix 😓 si hay alguna incauta que sus hijos no hayan descubierto esa opción…. Esconderla!!!! Vaya tela ahora tenemos otro frente abierto cada vez que la ponemos, porque lo de apagarlo él lo hacíamos y iba genial, pero ahora quiere poner pause 🙈 y dramita….. Pero vamos que la tele para momentos en concreto y con control es nuestra salvación !

  • Maite

    16 febrero, 2019 at 11:31 Responder

    Hola!!!!
    Utilizó el mismo sistema y la verdad que aunque a veces apague enfadada, lo hace así, aunque mi siguiente reto es quitarle el YouTube kids…. ofrecemos un par de vídeos o casi siempre pongo temporizador de 15’ y cuando termina me ha de devolver.
    Ahora mi cuestión, como hacer que no se frustren o te hagan sentir culpabilidad cuando de 17 h a 21 h hay que recogerlos den cole (la Mía tiene 5 años), un rato de parque, compra, cenas y comidas más tareas varias de casa, baño y dormir….. muchas veces es imposible sentarte con ellos y acudes a la tv….
    Un abrazo

  • Rebeca Mourino

    8 marzo, 2019 at 23:06 Responder

    Genial todo. Me encanta, xq creo que lo hago muy bien. 😂 Excepto que mi peque de dos años ve la tele desde que tenía 1.
    En nuestra casa no se ve la tele de lunes a jueves. Esa es la norma y como caso excepcional, a última hora del día si lo tienen todo listo la pueden ver ‘hasta y media’ esa es la norma y se cumple.
    Fin de semana entre partidos, salidas , cumples y paseos, al final la ven menos de lo que ellos creen. Películas en familia nos encanta después de comer el sábado.
    YouTube cancelado, totalmente de acuerdo con esos vídeos consumistas y sin sentido. Y mientras se desayuna, come o cena no hay pantalla para nadie. Eso nos facilita la conversación. Cuesta mucho, porque ellos a veces insisten y resultan cansinos pero yo no me apeo de la burra.

  • María

    16 mayo, 2019 at 5:59 Responder

    Hola Isabel!! Creo que lo de poner límites y negociarlo con ellos es muy importante. Y así poco a poco ir reduciendo el tiempo que pasan ante pantallas.
    En nuestro caso tengo uno de casi dos años, que no ha visto nada de móvil y casi no ve la tele, gracias a la experiencia con su hermana mayor. Con ella no lo hicimos así.
    Un día estaba viendo la tablet en wc, utilizábamos ese método para que se sentara cada día a intentar ir al baño… y le quité sin avisar la tablet, no te imaginas cómo se puso…
    Me preocupó tantísimo su reacción que me puse a investigar sobre el tema… y es aterrador lo que te encuentras. Y realmente, no hay muchos estudios aún. Sí que la OMS ya se ha pronunciado sobre el tema.
    Por todo esto decidí crear un kit para llevar siempre encima (se llama Kietoparao) y que fuera de casa: cafeterías, restaurantes, tren,etc… siempre tuviera ese kit y no necesitara recurrir al teléfono.
    Realmente he conseguido que el odioso «déjame el móvil» haya cambiado a «dame el Kietoparao» que para mi es una maravilla. Pero creo que es súper importante predicar con el ejemplo. No puede ser que a ellos se lo limitemos y nosotros estemos hablando por WhatsApp. Así que yo, a pesar de que lo he hecho mal mucho tiempo, ahora dejo el teléfono en un mueble en casa y procuro no mirarlo hasta que están en la cama. Es difícil pero creo que educarles en el uso responsable es fundamental y viene mucho desde nuestro reflejo.
    Hay un chico que se llama Marc Masip, del centro Desconecta, que es súper interesante seguir. Y vi una entrevista en la que preguntaba a un grupo de adolescentes cuántos se habían sentido ignorados por sus padres/madres mientras utilizaban el teléfono móvil y toda la sala levantó la mano…
    Tenemos mucho que hacer, nosotros como padres.
    Menuda chapa!!! Perdón!!
    Es que me parece un tema súper interesante y que nos preocupa a todos los padres del planeta.
    Un abrazo

  • Mary

    18 julio, 2019 at 22:30 Responder

    Me ha encantado Isabel!!
    Yo me sumo a ir reduciendo la tele y pactando número de capítulos en vez de por tiempos. Me parece razonable. Y lo de ver como otros (y encima adultos) juegan con juguetes me daba tb yuyu y no le dejo verlo.
    Gracias por tantos consejos!! 😘😘

Añade un comentario