Durante las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar dos vigilabebés que, aunque tienen funciones distintas, también tienen algunas cosas en común. Espero que esta comparativa os venga bien y resuelva vuestras dudas sobre cómo son y cuál es el objetivo de cada una de ellas.

(Para saber más información sobre cuál vigilabebés comprar puedes leer este artículo con los Mejores equipos de vigilancia para bebés).

Una es el modelo In.Sight de Philips y el otro el modelo Digimonitor 3.5” touch de Miniland.

Empezaré con la cámara In.Sight de Philips, que me regalaron en un precioso pack durante un encuentro muy agradable que organizaron con otras blogueras.

Estás son las características que puedo destacar tras probarla:

1)   Te permite ver a través de tu Smartphone o tablet la zona dónde está la cámara a tiempo real. Para b120e_10_u2p__120912000fello sólo tienes que descargarte la app “In.Sight” y configurar la cámara paso a paso de una forma sencilla. Permite que autorices en tu cuenta hasta tres personas distintas para que puedan «sintonizar» con tu bebé.

2)   Ofrece una imagen en alta definición y, aunque no es el objetivo, te permite hacer fotos y vídeo.

3)   Te indica la temperatura de la habitación y la humedad.

4)   Tiene visión nocturna con muy buena definición.

5)   Interfono para hablar con el bebé desde el Smartphone a la cámara y músicas para relajarle.

6)   Y puedes configurarla para que te salte una alarma en el móvil cuando perciba algún ruido o movimiento, así como para que haga fotos o vídeo y te los suba a tu cuenta dropbox automáticamente. Lo del ruido y movimiento puedes indicar el grado, lo que resulta interesante si le has dejado al cuidado de la niñera y quieras estar al tanto si pasa algo “destacable”.

El punto negativo que le he visto es que va por conexión wifi,/3G/4G es decir, que si en tu casa internet y la cobertura van a pedales, como es mi caso, entonces se producen desfases de tiempo y la señal llega tarde… o no llega.  Por lo tanto, es una cámara ideal para ver a tu bebé cuando tú no estás en casa, cuando te vas de cena romántica, le dejas con la niñera, con tu suegra o con quién sea y quieras echar un vistazo de vez en cuando a ver cómo están.  Como escucha continua no me convence porque gastas batería del móvil/tablet y además el sonido ambiente es algo incómodo, sin contar con el retardo que existe debido a que la señal viene por internet.

 

En cuanto al vigilabebés de Miniland, es un concepto distinto, más de vigilabebés tradicional pero con el aliciente de que te permite ver al bebé.  Viene con una pantalla táctil cuya calidad de imagen no es HD como la de Philips pero es bastante buena, incluso en visión nocturna.  La pantalla que es independiente,89077_gr no como en el caso anterior que se trata de tu propio móvil o Tablet, es muy cómoda para estar en casa y tenerla siempre a mano.  Además viene con un cordón para ponértelo al cuello y poder ir de aquí para allá en casa con ella colgando (la pantalla no es muy grande, es de 3.5“, algo más que un iPone).  Por otro lado, en su parte trasera se despliega una pestaña que permite que la pantalla se quede de pie, como un marco de fotos, genial para ponerlo en la mesilla de noche o en la mesa mientras comes o cocinas.

Características a destacar:

1)   Puedes elegir ver la imagen de forma permanente o que sólo se encienda cuando detecte movimiento.  A nosotros nos viene genial porque la luz llama nuestra atención y podemos ver qué hace.

2)   La cámara incorpora una luz, repertorio de músicas y altavoz para que puedas ponérselo al bebé cuando llora. Viene muy bien para entretener a la niñamolona hasta que llegamos (no pasa mucho tiempo pero oye, ese disgusto que le ahorras y ella alucina cuando le dices que ya vas, jaja).

3)   Tal y como tenía la de Philips también, indica temperatura y humedad de la habitación.

4)   La pantalla además de táctil, es bastante intuitiva de usar.

5)   El sonido es muy limpio, algo que se agradece en comparación con otros vigilabebés como el que yo tenía antes, también de Miniland pero súper básico.

6)   Tengo que destacar también que la cámara tiene un trípode flexible que permite que lo puedas colocar enganchado de cualquier sitio, como por ejemplo a los barrotes de la cuna.

¿Merece la pena? Pues yo no he sido muy de tirar la casa por la ventana, ni de tener muchos caprichos de estos, me parecía que con el que tenía era más que suficiente pero ahora que he probado este os digo que merece la pena. Ahora no nos levantamos a comprobar si está destapada o ver si hace frío o calor en su habitación (esto lo puedes hacer con las dos cámaras); o como cuando está demasiado tiempo en silencio y te mosqueas por falta de ruido, tocas la pantalla y la ves al instante.

Por lo tanto, yo el vigilabebés de Miniland lo compraría seguro, su precio ronda los 240 €, un pico sí, pero lo vale, no puede funcionar mejor y le veo utilidad durante un largo periodo de tiempo.  Si queréis saber más pincha aquí para ver el vídeo promocional, bastante ilustrativo.

El de Philips, visto lo mal que está mi conexión y cobertura en casa, no lo haría porque realmente no podría hacer buen uso de ella.  Pero sí creo que está muy indicado para aquellos padres que salen con frecuencia y dejan a su bebé con terceros, ya que se quedarán muy tranquilos cada vez que se conecten para verle.  Su precio creo que oscila los 180 €.  Pinchando aquí puedes ver también su vídeo promocional.

Espero que os haya venido muy bien esta información y que dejéis vuestros comentarios y opiniones, si tenéis alguno de estos sistemas u otro diferente, se agradece que contéis vuestra experiencia aquí abajo que ya sabéis que entre todos nos ayudamos a hacer más molona y fácil la tarea de ser padres.

¡Saludos desde Villa Molona!

Nos vemos en InstagramFacebook y Twitter.