¿Os acordáis de esa canción? Anda que no la habré cantado veces en cuanto asoma el sol y toca embadurnarse de loción protectora. Si ya de soltera me parecía un auténtico rollo, ahora con hijos ni te cuento… ¿Cómo es ese momento? Solo las madres lo sabemos: entre que los niños se revuelven como la cola de una lagartija, ¡qué habilidad contorsionista la suya!, y que se convierten en auténticas croquetas cuando la arena roza su piel, el concepto “playa” se convierte en un momento pelín estresante y casi, casi en un deporte de riesgo.

Yo ya hace tiempo que decidí echar la cremita antes de salir de casa, sí, de hecho la recomendación de los profesionales es aplicarla mínimo 30 minutos antes de la exposición solar. Eso facilita mucho la vida, os lo aseguro. Este veranito hacedme caso y echad las lociones antes de vestirles. Ni que decir tiene que, incluso aunque no vayamos a la playa o a la piscina, deberíamos proteger las zonas que se exponen al sol todo el año. Es una inversión en salud, no nos olvidemos. Y tú, amiga, si eres de las que quieren estar morenitas, cueste lo que cueste, porque eres presumida y no lo puedes evitar, ten en cuenta que el sol es el mayor responsable del envejecimiento prematuro de la piel: una invitación a aparición de las manchas y las arrugas.

Muchas veces me preguntáis qué lociones utilizo con mis molones. Pues bien, he probado un montón de ellas y ahora estoy probando una nueva marca que acaban de lanzar en España procedente de Estados Unidos, Banana Boat, y que han tenido a bien mandarme para que las use con los molones.

¿Qué me ha gustado de esta gama?

  1. Llevan fórmula AntiArena: vamos, vamos, vamos… aliado de cualquier madre molona que se precie y que esté hartita de la dichosa arena pegada cual super glue
  2. Alta resistencia al agua
  3. De fácil y rápida aplicación: cero sensación pegajosa
  4. Hipoalergénicasy de alta protección más duradera que otros filtros solares

Mirad a los molones en plena interpretación «vaya, vaya, ¡aquí no hay playa!» jajaja

bananaboat_unamadremolona4bananaboat_unamadremolonabananaboat_unamadremolona2bananaboat_unamadremolona3

La línea kids está indicada para niños a partir de 3 años. Por mi parte os recomiendo que echéis un vistazo a las diferentes opciones que tienen, las tenéis como crema normal o en formato bruma. A mí lo de aplicar tipo bruma me gusta siempre y cuando sea fuera de casa, porque dentro acaba protegida hasta la alfombra, jajaja… pero me resulta cómodo para reponer cuando están en plena faena, jugando como si no hubiera un mañana, y pasan de parar a que les eche más crema; así solo les “fumigo” en un pis pás y tirando.

Tienen además, línea para bebés, Advaced Protection Baby se llama, que está testada por pediatras y dermatólogos, aunque hay que recordar que a los bebés menores de 6 meses no se les pueden poner cremas protectoras. Para ellos lo mejor es no exponerles directamente al sol, usar gorros, sombrillas con protección UV, etc.

Conclusión chicas, que está todo inventado y da gusto que nos haya tocado vivir en esta época donde se nos facilita bastante la vida. Ya le hubiera gustado a nuestras madres poder “fumigarnos” de vez en cuanto, jajaja…

Y hasta aquí el descubrimiento de hoy. Si probáis estas cremas no dejéis de comentarme cuál ha sido vuestra impresión. Ahora solo falta… ¡que salga el sol para quedarse!

¡Feliz día, molonas!