A ti, que das el biberón a tu bebé…

A ti, que das el biberón a tu bebé…

No tengo palabras para describir lo afortunada que me siento. En esta aventura de blog maternal, en la que llevo inmersa desde hace casi 5 años, he visto de todo. Ataques y juicios gratuitos, unión y apoyo a tutiplén, críticas constructivas y críticas destructivas, así como un largo etcétera de circunstancias varias entorno a este maravilloso, a la par que durillo, mundo maternal.

Como bien sabéis las que seguís las aventuras y desventuras de Villa Molona y sus habitantes en instagram, hace un tiempo nos estrenamos con la lactancia mixta. El patrón que viví con niñomolón hace 2 años volvió a repetirse: una lactancia materna exclusiva aparentemente perfecta, con agarre y succión de diez, sin dolor, con barra libre de pechotes, etc… la teoría aplicada de libro. Y tocó ir a poner vacunas y tocó pesar a minimolona y ahí estaba la frase “mmmm… no ha ganado peso, ven la semana que viene y lo vemos”.

Por alguna extraña razón que desconozco, mis hijos de pronto dejan de ganar peso (cosa que no pasó con mi primera hija). Me sé bien las “crisis de la lactancia”, porque otra cosa no, pero mientras doy el pecho he leído bastante sobre el tema. En el caso de mi segundo hijo, el pobre mío casi se nos deshidrata (como ya conté en este otro post). Con minimolona he estado más alerta, para que no volviera a pasar, pero esa frase “no ha ganado peso” me sentó como una bofetada con la mano abierta.

Y es que esto no deja de sentirse como un “fracaso”. Porque durante dos meses no me dediqué a otra cosa que no fuera alimentar a mi minimolona. Era mi único trabajo en esos momentos, en los que incluso desatendí todo lo demás. Todo giraba entorno al pecho y minimolona. Y claro, pensar que, a pesar de todos mis esfuerzos, no logré mi objetivo me hizo sentir bastante frustrada, tener pena, sentir culpa…

No os preocupéis porque, gracias a Dios, soy como soy y en seguida he abierto la ventana de Villa Molona y he tirado por ahí todos esos sentimientos que no ayudan, no aportan y no colaboran a que pueda disfrutar de mi maternidad. Porque mi único objetivo es ese: DISFRUTAR DE MI TERCERA MATERNIDAD porque, además, tiene pinta de que va a ser la última.

Quiero ser feliz viendo a mi hija crecer, morir del amor al verla sonreír, derretirme cuando veo a sus hermanos mayores hacerle carantoñas…

Concho, pero ¿se puede tener más suerte?, ¿de verdad voy a perderme estos momentos por culparme y autoflagelarme por no seguir dando la teta non-stop?, ¿es esto necesario?, ¿es esto inteligente?… yo lo tengo claro y la respuesta es NO.

Ya os conté en instagram que acudí a mi amiga Pilar, gran asesora de lactancia, para pedirle ayuda cuando supe que minimolona no ganaba peso. Ella, con mucho cariño, me dio una serie de pautas:

  • Corregir postura
  • Comprobar si tiene frenillo
  • Pedir análisis de orina
  • Apuntarme a grupos de apoyo a la lactancia…

Y, a medida que escuchaba todos sus consejos, yo me daba cuenta de que no quería, que ya no podía más, que estaba sobrepasada por las circunstancias. Son 3 niños en casa, ya no solo un bebé, es mucho peso, mucho trabajo, muchos frentes abiertos… hay madres que pueden, madres capaces de todo, madres que aún con una gran prole triunfan alimentando a sus bebés con teta. Y luego estoy yo, una madre de lo más normal, que ha querido pero, en plena búsqueda de una solución, se ha dado cuenta de que en su foro interno estaba deseando oír una frase:

DALE UN BIBERÓN, ¡HOMBRE YA!

No entiendo muy bien la razón por la que tengo que esperar a que alguien me lo diga. No entiendo esa fijación por buscar la aprobación de mi alrededor en el tema “lactancia”. De hecho tenía a parte de mi entorno apoyando el darle biberón, pero yo seguía empeñada en seguir con el pecho. Y, mientras alguien me intentaba ayudar a salvar la lactancia, yo estaba deseando por dentro que me dijera que le diera un biberón. Hormonas, supongo, que me vuelven un poco loca, todo puede ser… jajaja…

Biberon_unamadremolona

Mirad qué estampa más molona. El cojín de lactancia es de Chicco

Compartirlo en instagram fue como abrir un melón, con centenares de mensajes de apoyo, de cariño y de empatía. En este mundo en el que siempre nos quejamos de los ataques, de madres contra madres, etc. hay que reconocer que la inmensa mayoría sabemos ponernos en el lugar del otro.

Los mensajes que me llegaron al alma fueron los de madres en mi misma situación, que me agradecían el haber dado visibilidad a esta situación, la tranquilidad de ver que no estamos solas, que son cosas que pasan y que no nos tenemos que sentir culpables.

Ha pasado ya más de un mes de lactancia mixta y poco a poco he ido produciendo menos leche, hasta el punto en que minimolona empezó a rechazarlo, se enfadaba y reclama biberón. Por lo tanto, hasta aquí ha llegado mi lactancia materna y tengo que decir que me siento feliz, tranquila y serena.

Siempre animaré a que las nuevas mamis opten por dar el pecho, que lo intenten, que se asesoren bien y que disfruten, pero si no puede ser, no puede ser y punto.

Así que, amiga, tú que das biberón a tu bebé, por la razón que sea:

Ni culpas, ni malos tragos, ni leches en vinagre. Respira, abre los ojos y observa a tu bebé, porque ese retoñito tuyo lo que necesita es que tú estés bien, que estés serena, tranquila y que confíes en ti. Cólmale de lo que de verdad importa:

De AMOR y de ALIMENTO, ya sea procedente de tu pecho o de un biberón.

He dicho.

¡Feliz día molonas mías!

* En instagram dejé un saludo mañanero hablando de este tema en destacados, en uno de los círculos que aparecen bajo mi perfil bajo el nombre de “MIXTA”, para verlo ve a mi cuenta pinchando aquí.

 

28 Comentarios
  • Esther

    25 abril, 2018 at 11:20 Responder

    Sólo puedo decir que olé, apoyo todo lo que dices. Yo también hice lo posible por dar lactacia materna exclusiva a mi hija, y no pude. Le dediqué mucho esfuerzo y a cambio recibí mucha frustración, opiniones varias, poca comprensión, presión externa y sentimiento de culpa… Y ahora después de tres años todavía tengo que escuchar: ” mira, a tu hija le diste el biberón y bien sana que está” Pues claro que está sana y fuerte!

  • María

    25 abril, 2018 at 11:22 Responder

    Qué presión ejercemos sobre nosotras mismas, yo le di lactancia mixta a mi hijo por determinadas circunstancias y aunque si lo pienso objetivamente fue lo mejor, sigo sin estar 100% contenta… creo que desde el momento que te quedas embaraza hay tal bombardeo con que la lactancia materna es Lo mejor (y a veces parece que incluso La única alternativa) que cuando te encuentras en la situación de que no puede ser así, sientes un fracaso a nivel personal, de no poder ofrecerle Lo mejor a tu bebé. Gracias por hacer visible este tipo de situaciones y por naturalizar las.

  • Maria Dulce

    25 abril, 2018 at 11:40 Responder

    Me encanta tu blog y tu cuenta de Instagram. Ya alguna vez hemos interactuado, como con muchas más supongo, pero es que me siento tan identidacada contigo… las bebés se llevan un día, así que te he seguido tanto en el embarazo como en esta etapa.
    A mí me pasó lo mismo. Varias idas al pediatra, grupo de lactancia, visitas a a la experta en lactancia del hospital…En fin, una psicosis frenética para que solo le diera pecho a mi hija, con la frase:” tú póntela más, que así tendrás más leche”. Mmmm, no. Solo vivía para estar sentada con ella al pecho, noches de insomnio y llanto, y bajadas de peso.
    Así que, después de sentirme fatal por no poder darle a mi hija lo que necesitaba, y Luchar con quien me decía que le diera biberón, dije: fuera! Y desde que tenía un mes y medio se acabaron todos los problemas. Mi nena está preciosa, y la doña súperfelices.
    Disfrutarlos y estar tranquilas para darles mucho amor, es el secreto de que crezcan sanos.
    Un beso y un abrazo para una supermamá, como tantas que somos 😉

  • Miren

    25 abril, 2018 at 12:03 Responder

    Ole Isa!!
    A mi me serviste de ayuda porque estaba deseando oir esa frase que tú tambien querias que te la dijeran… necesitaba hablar con gente que tambien daba biberones aparte del pecho. Cómo somos!!
    Otra vez mas, muchas gracias por compartirlo!!!

  • Laura

    25 abril, 2018 at 12:22 Responder

    Me encantas, ole tu, yo soy madre fracasada por el intento de dar el pecho y después de muchos desprecios y de ser malamadre por quitar el pecho, estoy contenta de lo bien que nos fue el biberón

  • Vanessa

    25 abril, 2018 at 13:24 Responder

    Hola estoy completamente de acuerdo ,te sigo desde hace poco y la verdad me ayudas bastante ,tengo un niño de 3 años y le di solo 3 meses el pecho y sin embargo tengo una niña de 6 meses que le doy solo pecho y la verdad esque la experiencia con ella a sido genial hasta que e empezado a trabajar y esque no quiere el Bibi y mi marido el pobre está desesperado porque cuando le aprieta el hambre no para de llorar y lo estamos pasando mal, cuando vi a tu mini tomando su Bibi pensé porque la mía no quiere el Bibi?? Y ya no se qué hacer no sé si sabrás de algún truquillo o algo para que lo pueda coger dicho esto que cada mamá haga lo que crea mejor para su bebé y para una misma porque la lactancia es preciosa pero dura a la vez ,muchas gracias y como tú dices que no falten los besos💋💋

  • Vanessa

    25 abril, 2018 at 13:39 Responder

    Lo principal es la frase que has dicho. Lo importante es que tu estes bien porque si tú estas mal da igual sea teta o biberon. Yo apoyo mucho la lactancia materna pero no juzgo a nadie. Si no nos apoyamos entre nosotras quien lo hará. Un beso .

  • Marta

    25 abril, 2018 at 13:57 Responder

    Eres tan real! No lo puedes explicar mejor.
    Enhorabuena por tus tres joyas preciosas y por ser la mejor mami del mundo!!!!

  • Rosa

    25 abril, 2018 at 15:20 Responder

    Hola Isa! Yo estoy con mi segunda maternidad, después de una primera en la que la lactancia no fue nada bien. Con este segundo hijo quería que gueta bien y quitarme la frustración que me quedó con el primero. Pero resulta que, como tu, a pesar de dedicarme en cuerpo y alma a alimentar a la criatura (no hago nada más) el niño está bajo de peso. Ya llevo días comentando con el padre que a lo mejor deberíamos darle biberón, pero me volvía la sensación de frustración. Al final hoy hemos tenido pediatra por otra cuestión y cuando me ha preguntado por el tema me he puesto a llorar. Me ha salido el agobio, el sentimiento de culpa pq me estoy perdiendo muchos momentos con el mayor, la frustración pq veo que el pequeño no coge el peso suficiente, el estrés pq el hecho de estar todo el día con el niño al pecho me impide organizarme como necesito… Total, que la pediatra me ha visto y me ha dicho :” entonces dale algún biberón, no pasará nada, y estareis todos mejor”. Buah, el peso que se me ha quitado de encima! Muchas gracias por tu entrada.

  • Sara Oria Sánchez

    25 abril, 2018 at 19:00 Responder

    A veces somos más exigentes con nosotras mismas de lo que seremos jamás con nadie. Seguro que si le hubiese pasado a una amiga tuya lo habrías visto con total normalidad. Y es que es muy difícil vivir de la piel ajena…y el/la que te juzgue, quizás sea quien lo esté haciendo mal. Eres una campeona con esos tres niños preciosos. Arriba las Molonas!!!

  • Carla

    25 abril, 2018 at 19:31 Responder

    Pues sí,estiu contigo en què hay que intentar-los pero, si pasa de ser lo más Bonito del mundo a ser un sacrificio O una preocupación, tu opción de lactància mixta ha sido lo mejor y tu una supermami valiente!!

  • Vanesa

    26 abril, 2018 at 7:52 Responder

    nos exigimos a veces demasiado y aún siendo conscientes de ello volvemos ha hacerlo una y otra vez xq pensamos en los niños y no en nosotras. Nos aprendemos el libro de lactancia de arriba a abajo y no leos q si nosotras no estamos bien los peques tampoco y entramos en un círculo… Yo con mi hijo mayor lo pasé mal y con lactancia mixta mes y medio de los tres meses q me duró la lactancia materna. Ahora con mi peque de un mes de momento va muy bien pero no volvería ha hacer mixta tanto tiempo, si no funciona pues bibe q va fenomenal y el papá y la mamá llevan las noches muchísimo mejor… Xq mi marido como el tuyo me ayuda mucho osea una toma cada uno!!!!

  • sandra

    26 abril, 2018 at 11:49 Responder

    Toda la razón Isabel. Ojalá este post lo hubieras escrito hace 3 años y pico… Con mi primera maternidad y lo idealizado que tenía el tema de la lactancia, me hubiera venido bien desmitificarlo un poco para no sentir la losa de la culpa aquella tarde que me puse frente al espejo a sacarme leche manualmente porque aún no tenía la subida y el niño necesitaba comer… Creo que las primeras semanas ese tema no me dejó disfrutar de la maternidad y la tristeza me invadió…
    Por suerte suelo ser también muy positiva y me repuse rápido, logré darle pecho 3 meses y pico y lo dejamos cuando dejó de coger peso. Sin traumas.

  • Myriam

    26 abril, 2018 at 12:48 Responder

    Yo viví una situación muy dura. Tengo una enfermedad autoinmune muy grave. Todos insistían en que diera el pecho más tiempo.Y yo ya tenia dolores muy fuertes, que incluso me limitaban poder cuidar a mi bebe. Ya no solo es la presión que una misma se hace, la que te hace los demás es más dura aún. Te hacen sentir mala madre. Yo necesitaba una medicación incompatible con la lactancia. Yo fuí criada a teta mucho tiempo y pille de todo y ahora de adulta igual siempre enferma. Sin embargo mi cuñado fue criado a bibe y el tio es lo más sano del mundo, nunca enferma.Libertad y cero presión hacia las mamas

  • Romero García, Lorena del Rocío

    26 abril, 2018 at 15:17 Responder

    Yo no he dado el pecho por elección personal y mis niñas se han criado supersanas y felices, hay q hacer lo que a cada una le parezca mejor y sobretodo no obsesionarse con el pecho, porque afortunadamente las leches de fórmula existen xx

  • Laura

    26 abril, 2018 at 17:28 Responder

    Esta claro que lo mejor es el pecho, pero si hay algo que seguro seguro seguro que necesitan todos los bebés es una mamá tranquila y feliz. Así que muchas veces hay que escuchar mucho menos a lo que dicen de fuera y escucharse mucho más una misma porqué ahí es donde suele estar la respuesta correcta.

  • Sofia

    26 abril, 2018 at 20:10 Responder

    Estoy de acuerdo en todo, salvo en una cosa que leo constantemente, en que por lo menos hay que intentarlo y en que dar el pecho es lo mejor. Lo mejor depende de cada situación, de cada familia, quizás nutricionalmente hablando sí es mejor pero cada madre y familia sabe qué es lo mejor que puede hacer por su bebé, porque eso engloba nutrición pero también aspectos emocionales que son exactamente igual de importantes. Yo no quiero dar el pecho a mi segundo hijo. No quiero, tal como suena. Porque creo que para los cuatro será lo mejor, porque ya sé lo que es y lo que implica, y como quiero lo mejor para mi bebé, prefiero estar mentalmente muy bien para criar a mis hijos. Lo importante es ser buen padre, y eso tiene cero que ver con dar el pecho o hacer el blw. Bueno ésa es mi opinión por lo menos. Un beso guapa disfruta a tope de tu bebé

    • MARIA

      15 junio, 2018 at 8:51 Responder

      Totalmente de acuerdo. A mí me ha pasado lo mismo con mi segunda hija. No he querido darle pecho, por los mismos motivos que describes. Y no lo entiende nadie!!! Es frustrante tener que dar explicaciones por este tipo de decisiones que sólo una madre tiene que tomar.

  • Ariana

    30 abril, 2018 at 10:49 Responder

    Si es que… Cómo gusta darle caña a una mamá… Parece deporta nacional oye… Verás yo decidí no dar el pecho, porque le tengo aprensión… Ya, no lo he ni probado, pero la sola idea de ser única fuente de alimento del bebé me agobiaba, eso y las malas experiencias que había visto a mi alrededor… La comadrona, muy sabia ella, me dijo, si lo tienes tan claro, ni lo intentes por presión de los demás, porque será un fracaso. Resultó que mi minitrol era una tragaldaba pero tardaba entre 45 y 1h minutos en tomarse un bibe… La pediatra nos hizo darle un bibe en consulta y nos dijo esto no es normal, tiene frenillo. Y lo tenía, y la verdad es que cogía peso y estaba perfecta pero el que tomara bibe hizo que fuera cogiendo peso y no le pasara como a tus molones. No sabes la de veces que he oído ah pero no le das el pecho…? Y la mirada de asco, sí sí, de asco de la super mamá que lleva la teta todo el día fuera… O el, sera tu leche no? Cuando le preparaba un bibe… La mejor fue una que me dijo: sabes que le estas dando veneno a tu bebe? HOLA??? ESTAMOS LOCAS? Suerte que tengo de mi SUPERMARIDO y SUPERMAMI que siempre están ahí para decirme… ERES LA MEJOR! Y yo aquí haciendo ejercicios para creérmelo porque nunca me he sentido culpable por no darle el bibe, pero con semejante machaque hasta la más segura se hunde un poquito…

    • CECI

      3 mayo, 2018 at 7:58 Responder

      alaaaaaaaaaaaaa qué alegría leerte!!! yo he sido exactamente el mismo caso que el tuyo…y madre mía…la gente no entendía que ni siquiera lo intentara…y tb..muchas miradas de desaprobación y comentarios horribles… Es verdad que yo una vez que me bajó la leche me sentí un poco culplable… pero la verdad es que creo que es lo mejor que hice. A mi tb me daba mucha grima lo del pezón al aire todo el día…jajajaja jolin creo que es la primera vez que leo un caso como el mío!! un besazo super mami

  • CECI

    3 mayo, 2018 at 7:55 Responder

    Hola guapetona!qué post tan bonito y lleno de apoyo!! me ha encantado!! yo tb creo que al final las mamás nos estamos apoyando mucho entre nosotras..si es que somos el mejor apoyo!!! Mi experiencia aún me hace sentir más culpable aún si cabe..porque yo simplemente decidí darle biberón a mi niña, ni siquiera quise probar a darle el pecho. Estaba super convencida, simplemente no quería. Y es verdad, después me sentí SUPER CULPABLE. Sin acabar de entender bien mi decisión…sintiendome la peor madre,egoista y horrible del muNDO. Pero ahora que mi niña tiene dos años lo veo con perspectiva, y yo estaba más feliz, más tranquila, podía compartir la “tarea” con cualquier persona que quisiera darle un bibi.. y eso, pues sinceramente, a mi me descarcaba un poco. No puedo negar que dar el pecho siempre será mejor que un bibi, es así, no hay más, pero también es verdad que lo mejor es que nosotras estemos felices. Mi niña dormía super bien desde el principio, y ha crecido sana y feliz.
    Gracias por visibilizar tb este tema, porque por elección muchas decidimos dar el biberón y no por eso somos monstruos que no queremos a nuestros bebés.
    A mi me han mirado muy mal por verme dar un biberon a un bebé recién nacido.. y me han cuestionado muchas veces…sin entender por qué ni siquiera lo intenté, pero es que “simplemente no querer” no es una respuesta adecuada.
    GRACIAS GRACIAS GRACIAS
    Eres un sol lo sabes?

    • Una madre molona

      3 mayo, 2018 at 8:56 Responder

      Ay Ceci, qué ilusión leer tu comentario. Gracias a ti or tu sinceridad y por dejar aquí tu caso, entre todas nos hacemos mucho bien 😉

  • […] raíz del post “A ti, que das el biberón a tu bebé…” me han llegado muchísimas consultas por privado acerca de cómo ha sido mi lactancia mixta, si he […]

  • Cao

    31 mayo, 2018 at 20:36 Responder

    Yo tengo dos hijos. A la mayor le di el pecho hasta los 21 meses y el pequeño sigue con 19 meses. Los dos me engordaron fenomenal, aunque reconozco q yo tuve bastantes problemas los dos primeros días para q se engancharan los dos. En cada toma tenía q venir la enfermera para conseguir q se engancharan. Cada vez q entraba alguien por la puerta de la habitación del hospital tenía q opinar al respecto. Ya fuera familiar o personal sanitario. Q si dale bibe, q si no… Pero si hubieran tenido problemas de peso tengo claro q les hubiera dado biberón. Como mis lactancias están siendo largas hay quien me dice en tono despectivo q si soy de la liga de leche, q le quite el pecho ya al niño q tiene 19 meses, etc. Pero yo no entiendo porque TODO el mundo tiene q opinar al respecto. A mi no me importa en absoluto lo q hagan las demás madres, cada una tiene sus circunstancias y hace lo q le sale del moño q para eso son sus hijos. Por cierto acabo de descubrir el blog y me encanta como escribes!!

    • Una madre molona

      31 mayo, 2018 at 21:18 Responder

      Gracias! Suscribo cada una de tus palabras. Un abrazo y gracias por tu comentario 😉

  • olga

    10 junio, 2018 at 19:50 Responder

    Te estoy leyendo y bufffmi bebe de 3 meses este mes ha ganado menos peso y tengo un pelin de agobio con la lactancia .. pero mira leyendote se me quitan los males Isabel!!! y sobre todo por tu actitud tan positiva!! yo estoy rumiando si pasara algo si no se que, ….

  • […] leer mis experiencias con la lactancia; con mi primera hija; con mi segundo; y, por último, con mi tercera). Sí es cierto que muchas mujeres fracasan en sus lactancias por falta de apoyo y orientación […]

Añade un comentario