Una de mis prioridades cuando compramos Villa Molona fue conseguir un espacio acogedor y bonito pero, ante todo, SUFRIDO. Es decir, pensado 100% para que mis hijos pudieran disfrutar de la casa sin generarnos estrés a su padre y a mí. Recuerdo mi infancia en casa siempre atendiendo a: no poner los pies encima de la mesa, no arrastrar sillas por el suelo, no golpear los muebles, no manchar las paredes, no, no, no, no…

Y eso, precisamente, es lo que yo quería evitar. Tengo que decir que, aunque hoy por hoy seguimos en proceso decorativo (por amor de Diorrrr, parece que no acabaremos nunca), hemos conseguido un espacio agradable, cálido y, ante todo, para disfrutarlo en familia. Mi siguiente objetivo será poner las puertas blancas, es un sueño que tengo, pero es una inversión gorda así que va a tener que esperar.

¡Al grano! nuestros trucos para una casa a prueba de molones son:

  • Espacio diáfano. Lo sé, lo sé, no todo el mundo puede permitirse hacer reforma y unificar cocina con salón/ comedor; sobre todo si uno vive de alquiler. Pero nosotros hemos tenido la oportunidad y este espacio único no lo cambio por nada. Entre otras cosas podemos estar en la cocina sin perder de vista a los niños, mientras ellos juegan tranquilamente en el salón. Y, cuando vienen visitas, estamos todos juntos, da igual que vayas o vengas, estamos todos en el mismo espacio. ¿Olores? pues sí, pero no huele peor que cuando teníamos puerta en la cocina. Lo olores fuertes sobrepasan todo, lo bueno es que al tener ventana en la cocina y ventana en el salón, a poco que abramos se ventila a las mil maravillas, eso sin contar con que elegimos un buen extractor de humos. salon_comedor_vista
  • La pintura elegida, a pesar de ser clara, muy clara, porque queremos crear un espacio amplio -y eso con colores oscuros no se consigue- es 100% lavable, con un paño húmedo quitamos todas las manchas. Hay opciones muy buenas en el mercado, no son las más económicas, pero compensan muchísimo. Lo que no aguanta son los martillazos de niñomolón, tengo picadas varias paredes y parte de la nevera. «El averías» hace siempre honor a su nombre, jaja…
  • Suelo laminado, súper resistente y ¡atención! con efecto envejecido. Sin duda ha sido la mejor decisión de nuestra vida. Niñomolón llegó a tirar una plancha al suelo, picándolo y ¡no se nota! da igual que arrastremos sillas, muebles, que patinen en casa… lo que sea, realmente este suelo es a prueba de cualquier trastada. Además, es apto para suelo radiante y la instalación fue rápida y sencilla. Aunque nuestra marca la desconozco porque las personas que nos hicieron la obra no me contestan (y mira que era gente maja y cumplidora) hace poco conocí al primo-hermano de mi suelo en un evento al que me invitaron. La marca es Quick-step y, según me han comentado varias amigas expertas en reformas y decoración, es de lo mejorcito que hay. Todavía más resistente que el mío, soporta hasta agua y lo sé porque en el evento montaron un VideoBox con una superficie donde caía una cascada de agua de forma constante sobre el suelo, horas y horas y horas… y el suelo ¡intacto! (que bien nos hubiera venido porque lo tenemos puesto también en la cocina, así que si el nuestro muere, ya sabemos cuál elegir). Quiero hacer especial mención a los parecen de roble natural, muy similares al mío, mirad este modelo pinchando aquí. Luego, al final del post, os dejo más fotitos del evento al que fui.

    square lr

    Foto cedida por Quick-Step

  • Mesa de comedor fabricada con restos del suelo laminado: Si te sobra laminado del suelo, en el evento que os comentaba de Quick-step nos enseñaron unas mesas hechas con el mismo suelo laminado que no podían ser más bonitas y, sobre todo, ¡resistentes! aguantan agua, arañazos, manchas, TODO, lo aguantan TODO. Desde luego cuando jubilemos nuestra mesa, me planteo hacer una así, con acabado en madera envejecida, rústica y rebonita. ¡Ideón! eso sí, nos insistieron en que hay que sellarla bien por los laterales para que las láminas no se hinchen, que están pensados para el suelo, no para mesas, jeje…

    Evento Quick-Step con bloggers

    Foto cedida por Quick-Step

  • Alfombra lavable: muy necesario, os lo digo. Nosotros compramos una, muy bonita sí, pero sucia a más no poder, me ponía mala cada vez que la veía hasta que decidí meterla en la lavadora. Milagrosamente no se ha estropeado, ni la alfombra, ni la lavadora, pero bueno, me arriesgué, las cosas como son. Por eso he decidido encargar alfombras lavables, con el fin de ir sustituyendo las nuestras por estas que sí son aptas para la lavadora. Hay quien opta por no poner alfombras directamente pero a mí, personalmente, me gusta dar un toque al suelo con una alfombra bonita. Cuando me decida por las alfombras os prepararé post, ¡prometido! salon
  • Muebles decapados: Otra gran decisión por nuestra parte, ha sido sustituir nuestros muebles o bien restaurarlos. Para ello he contado con una pareja de artesanos que hacen maravillas. Como ejemplo, compré una mesa baja para el salón (la que sale arriba en la foto) por 50 € de segunda mano y ellos la restauraron de arriba a abajo con un efecto decapado que queda precioso y, además, los niños se suben encima, la pintan, la golpean, etc. y oye, cero estrés. De la misma forma han restaurado la mesa del comedor, las sillas y un aparador. Cada cierto tiempo les vamos encargando cosas y la verdad es que la relación calidad/ precio no puede ser mejor, sobre todo teniendo en cuenta que consigues tener un mueble único que nadie más tiene. Ante todo, no optéis por mesas de cristal, la de mis padres ya se ha roto dos veces desde que tienen nietos… si podéis evitarlas en casa ¡mejor! y también procurad elegir modelos con esquinas redondeadas. Si vivís en Madrid y os interesa contactar con ellos y pedirles presupuesto o lo que sea, podéis hacerlo en su mail [email protected] y seguirles en Facebook pinchando aquí.
  • Sofás: hace poco alguien vio un vídeo en instagram donde salían mis sillones y me dijo que era una valiente porque son de color crudo, muy claros. He de decir que de valiente yo nada de nada. Son de piel y se limpian fenomenal con una toallita, ¡chimpún! que sí, que los de tela son muy bonitos pero en mi casa, por ahora, tienen la entrada vetada. sofas
  • Lámpara: esta no es que sea a prueba de niños, es que cada vez que la veis en una foto me preguntáis en masa que dónde la he comprado. Lo que no sabéis es que tuve que diseñarla a medida porque, tras la obra, el punto de luz no quedó centrado y cualquier lámpara quedaba fatal (con la obra recién hecha, nos negamos a volver a hacer el techo, lógicamente). Se me ocurrió poner las típicas lámparas con forma de pecera, con una base de tablones de madera decapados, de tal forma que así ocultamos el punto de luz y conseguimos centrar la lámpara. La composición con los listones de madera nos la hicieron los mismos artesanos que os comentaba antes y las peceras las encontré en una web de oferta. lampara_pared
  • Rincón de juegos: en el salón, convertido en parque temático donde mis hijos juegan, hemos optado por un mueble vitrina, donde los cajones inferiores nos sirven para almacenar los juguetes, organizados y que los tengan a mano. Además, de forma adicional, tenemos un baúl de juguetes para facilitar que recojan y que el salón no parezca un campo de minas. Y en esa zona de la pared que no se ve mucho al entrar, tenemos su mesita y banco para que pinten y jueguen también.

    Menos es más: cuando se tienen niños -y cuando no también- lo ideal es optar por una decoración más sencilla y minimalista. De esta forma la casa no agobia y tampoco los niños tienen mil cosas a su alcance para liarla parda. Otra cosa a tener en cuenta es que nosotros no acumulamos demasiados juguetes. Si hay juguetes a los que no hacen caso o los donamos o los guardamos en un armario para sacarlos más adelante y que les resulten novedosos otra vez, ¡y funciona!

Otras estancias de la casa:

  • Cocina: no nos hemos complicado la vida, muebles bien lacados y una encimera que imita a madera, pero que no es madera (solo pienso en el mantenimiento, en facilitarme la existencia). IMG_8598
  • Baños: la bañera es de las primeras cosas que eliminamos cuando hacemos reforma, sin embargo, si hay más de un baño y se puede, yo conservaría una, por lo menos. En casa lo que hemos decidido es dejar solo plato de ducha en nuestro baño y bañera en la de los niños. Eso sí, en la de los niños hemos optado por no poner ni mampara, ni cortinas, para facilitarnos el bañarles ahora que son pequeños. Más adelante ya lo añadiremos, por ahora nos resulta comodísimo así.
  • Ático: es la estancia que menos usamos, pero no por ello quería dejar de aprovecharla. Como el techo es muy bajo en los extremos y no contábamos con estanterías para libros, optamos por poner esos módulos blancos sencillos y meter cajones para decorar. Ha sido todo un acierto (ahí me tenéis posando súper natural, jajaja… foto by Lourdes Balduque, puedes ver la sesión de embarazo completa pinchando aquí). Embarazo20
  • Suelo radiante, divino tesoro: el suelo radiante nos venía de serie con la casa. Menuda diferencia la temperatura de esta casa con la de la otra, por no hablar del ahorro. Si os lo planteáis, yo os diría SÍ al suelo radiante sin dudarlo, con lo que nos gusta ir descalzos por casa y el gustito que da tener el suelo calentito. ¡Larga vida al suelo radiante!

Y esos serían nuestros trucos para conseguir una casa a prueba de molones. No me he centrado en las habitaciones porque realmente no tienen ningún misterio, como mis hijos todavía son pequeños pasan la mayor parte del tiempo en la planta de abajo, así que sus habitaciones solo las utilizan para dormir. Aún así, cuando tengamos acondicionada la habitación para que la compartan (las niñas o niñomolón y niñamolona, aún no lo hemos decidido) ya os la enseñaré.

¿Qué os parece?, ¿vosotras también cambiasteis aspectos de la decoración cuando llegaron los niños?, ¿tenéis algún truco molón para compartir? no olvidéis dejar vuestro comentario aquí abajo.

¡Feliz día, molonas! nos vemos en instagram ?

* Aquí os dejo más fotos del evento al que fui donde descubrí los suelos Quick-step y si queréis profundizar más acerca del proceso creativo pinchad aquí:

¿RABIETAS?





Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link