Descubrimos la carita de nuestra hija “minimolona” – Ecox 4D

Descubrimos la carita de nuestra hija “minimolona” – Ecox 4D

¿Os acordáis de aquel post sobre la eco de niñamolona? una anécdota que quedará en nuestra memoria por lo divertida que fue, dentro del susto que una madre primeriza puede llevarse al descubrir que su futura heredera no tiene una cara angelical, sino más bien todo lo contrario, (si no habéis leído el post os dejo enlace aquí).

A lo largo de mi vida me he hecho 3 ecografías 4D; la primera cuando estaba de unas 34 semanas; la segunda a la semana 14 de este embarazo; y, la última, hace poco, en la semana 25. Por eso hoy, además de enseñar la carita de mi minimolona, os voy a dar unos consejos básicos por si os planteáis hacer una eco de este tipo.

¿Cuándo se recomienda hacer este tipo de ecografías?

No recomiendo hacer la eco ni en semanas tempranas, ni al final, final del embarazo, me explico: mi experiencia en las 14 semanas es que todavía es un ser muy chiquitito (y algo raquítico) y algunas imágenes dan un poquito de cosa, así que yo esperaría a hacerla entre la semana 25 y la 30. Si os pasáis de la semana 30 tendréis más posibilidades de ver a vuestro bebé algo deformado debido al poco espacio del que dispone en nuestra tripita. ¡Acordaos de mi primera experiencia 4D!

Ecografía emocional, sin diagnóstico

Hay que tener en cuenta que este tipo de ecografías no son diagnósticas, están enfocadas exclusivamente a descubrir las facciones y partes del cuerpo de nuestro bebé: rasgos faciales, orejas, manitas, pies, carita, etc. pero no para detectar anomalías, enfermedades, etc.

¿Qué pasa si no veo la carita de mi bebé?

“Ojo cuidao´”, no olvidéis elegir un centro donde os garanticen que si el bebé no se deja ver, podréis repetir la sesión otro día sin coste adicional. En nuestro caso, acudimos a BabySuite by Pau, que sigue esta premisa y además Paula es una matrona que no me puede gustar más (la podéis seguir en redes sociales).

Y sin más dilación, os presento a ¡¡¡Minimolona!!!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿No os parece increíble lo bien que se ve? marido y yo (bueno, y el resto de la familia molona) babeamos sin parar 😀 La chiquitina se pasó media sesión jugando con el cordón umbilical, lo cogía, se lo metía en la boca, lo volvía a soltar… ¡se mueve muchísimo!

La reacción de los hermanos molones

Como era de esperar, niñamolona se ilusionó muchísimo viendo las imágenes de su hermana. Claro que, con 4 años, es bastante más consciente de que dentro de mí hay un bebé que su hermano. Niñomolón, a sus 2 años recién cumplidos, fue bastante gracioso, de primeras pasó olímpicamente, jajaja… como era de esperar pero, al día siguiente, le sorprendí cogiendo la caja del CD donde te dan las imágenes, abriéndolo y abrazando la foto de su hermana (te dan una imagen impresa). Una estampa para morir de amor, ¿qué voy a decir yo que soy la madre de las criaturas? En esta ocasión decidimos que no vinieran a la eco porque así podíamos estar más tranquilos, en la anterior vinieron y fue un poco caótico, entre uno intentando tocarlo todo y la otra pidiendo salir y entrar de la sala cada dos por tres, fue “too much“.

Conclusión

Esta vez sí puedo decir que ha sido una experiencia muuuuuy bonita. Pero de nuevo os digo que es prescindible, se puede vivir sin pasar por una eco de estas características, aunque la experiencia mole y sea muy emocionante. Tened en cuenta que este tipo de ecografías no son muy económicas que digamos pero, oye, si os apetece y os animáis, ¿por qué no? eso sí, ojito con las ofertas sin leer la letra pequeña, es muy importante que os garanticen que si no se deja ver, podréis volver otro día sin pagar ni un euro más. El que avisa no es traidor.

Vosotras ¿habéis pasado por una ecografía 4D?, ¿qué tal fue vuestra experiencia?, ¿lo recomendaríais?

 

 

 

8 Comentarios
  • La maternidad de Krika en Suiza

    29 septiembre, 2017 at 8:49 Responder

    Qué bonita! Yo con los dos primeros lo pensé, Pero vivía en España y, como dices, baratas no Son, así que no lo hice. Con la peque, ya aquí en Suiza, el mismo gine cada vez que iba me lo ponía un ratito en 3D, por lo que la vimos varias veces así, y gratis, jeje. Es impresionante lo bien que se les ve la carita!!!

  • nuevemesesyundiadespues

    29 septiembre, 2017 at 11:22 Responder

    Yo en el primer embarazo quise hacerla pero, al final… entre pitos y flautas… Y en El Segundo ya pasé jajaja porque entre el poco tiempo y que son carillas. Pero, la verdad, mola mucho. Vuestra peque sale ideal.

  • EvitaBellido

    29 septiembre, 2017 at 11:44 Responder

    Yo sí me la hice y me hizo taaanta ilusión ver en esa cosita pequeña nuestros rasgos más característicos! Me encantó y, si la suerte me acompaña y tengo más hijos, repetiré sin duda 🙂

  • Teresa

    29 septiembre, 2017 at 11:45 Responder

    Yo solo en el primer embarazo y se vió tan mal que no he repetido. Jajaja. Ya lo dejo a la emoción de verlos en vivo y en directo.

    ¡A mi me recuerda a niñomolón!

  • Planeando ser padres

    29 septiembre, 2017 at 12:10 Responder

    Mi primera eco 4D con mi bichilla fue un fracaso. Rápida, sólo nos enseñaron la cabeza y nada más. Con mi churumbelito, repetimos experiencia para que los 2 tuviesen los mismos recuerdos, pero fuimos también a Ecox4D ¡y qué diferencia! Nos trataron tan bien, con tanta paciencia ¡que en la segunda visita hasta nos atrevimos a llevar a la niña para que conociera ya al hermanito! Creo que los profesionales con los que te topes pueden hacer que vivas un momento inolvidable o que te vayas con la sensación de que ha sido una pérdida de tiempo y de dinero. Y eso de que me echen en cara constantemente lo gorda que estoy y lo mal que se en mis ecos por eso ¡pues bien claritas que se veían las 4D!

  • Marta Capella

    29 septiembre, 2017 at 13:26 Responder

    Qué momento tan emocionante y bonito!!! Se ve super bien minimolona!!! Yo con mi hija sí que me la hice y la verdad es que fenomenal, de hecho entré la primera vez y no se dejaba ver bien así que la matrona que nos la hizo nos recomendó que fuéramos a dar una vueltecita a ver si se movía un poco y se dejaba ver la carita y la segunda vez sí que dejó ver, fue una experiencia muy bonita y emocionante así que yo sí que la recomiendo aunque evidentemente como no es algo barato y es prescindible como bien dices pues eso sí noté la haces tampoco pasa nada. Yo creo recordar que me la hice en la semana 28 ó 29 porque fue lo que nos recomendaron en el sitio donde fuimos. Besitos y a disfrutar del fin de semana!!

  • Andrea

    29 septiembre, 2017 at 20:09 Responder

    Yo con Alonso me lo hice en la clínica de mi ginecóloga, que las hace… Y, a parte de ver las facciones, sí es una ecografía diagnóstica por lo que te digo: es una ginecóloga la que hace la eco. Con Alonso fui unas seis veces porque se escondía detrás de la placenta y no había manera… Al final, me devolvió la mitad del dinero, pero me fui con el niño mirado y requetemirado por todos los lados!

  • miren | de lunares y lunas

    2 octubre, 2017 at 13:40 Responder

    ¡hola! yo con la mía sí tuve algo de 4D, no una sesión como tal, pero sí en las ecos de revisión que me hacían, al final “enchufaban” el modo 4D y me llevaba la fotito a casa… ¡y es guay! 🙂 xxx

Añade un comentario