La guía de primeros auxilios que todos los padres deberíamos leer

La guía de primeros auxilios que todos los padres deberíamos leer

Ayer una buena amiga me pasó un enlace a una guía de primeros auxilios; al poco rato volvió a llegarme a través del grupo de whatsapp del cole; después mi tía, que es enfermera, también me pasó el enlace… Cuando por fin la descargué y pude echarle un ojo, entendí la razón por la que está pasando de contacto en contacto, es absolutamente recomendable, por no decir imprescindible.

Esta guía que ha sido presentada recientemente en el Hospital Niño Jesús, ha sido elaborada por dos pediatras, el Dr. Juan Casado Flores y la Dra. Raquel Jiménez García, que cuentan con muchos años de experiencia en este hospital, uno de los más prestigiosos y con mayor número de enfermos pediátricos de España.

Lo que más me gusta es lo bien estructurada que está, lo sencilla, visual y práctica que es. Creo que esta información puede servir de mucha ayuda a todos los padres que no tenemos nociones sobre cómo actuar en determinadas situaciones que más nos preocupan: desde un atragantamiento, a una parada cardiorespiratoria, pasando por cómo debemos abordar la fiebre de nuestros hijos o qué hacer en caso de que sufran convulsiones, quemaduras, golpes, traumatismos, intoxicaciones, picaduras, etc. de verdad es muy amena y gráfica. Y no solo a los padres, también a los abuelos y familiares que pasan tiempo con nuestros molones, así como para profesionales que trabajan con niños.

Podéis descargarla entera pinchando en estas imágenes que, por cierto, son solo un ejemplo de lo que vais a encontrar en ella:

atragantamiento1

atragantamiento2

No dejéis de recomendársela a vuestros amigos y conocidos, seguro que más de una madre y un padre molón estarán más que agradecidos.

Saber qué hacer en una situación de urgencia y hacerlo correctamente puede salvarles la vida

Vosotras, ¿os habéis visto alguna vez en una situación que haya requerido de primeros auxilios?, ¿cómo os habéis desenvuelto? Nosotros lo más gordo que hemos pasado ha sido un atragantamiento con una palomita -menos mal que estaba padremolón ahí para saber actuar- y cuando mi hija mayor se quemó el brazo con una estufa… ¡y lo que nos queda por pasar! nadie nos dijo que ser padres no estaba libre de sobresaltos ¿verdad molonas?

 

Espero que os resulte igual de útil que me ha parecido a mí. Y hasta aquí, el post recomendación de hoy, que tengáis un feliz día y recordad que os espero muy activa en instagram 😉

5 Comentarios
  • nuevemesesyundiadespues

    21 septiembre, 2017 at 7:41 Responder

    Me la mandó una amiga hace unas semanas y me pareció genial. Yo tengo un post pendiente para hablar sobre un curso de RCP que hice y que me parece fundamental.

    • miren | de lunares y lunas

      21 septiembre, 2017 at 9:44 Responder

      pues mismo post casi en mi blog.. ¡jajaja! oye, muy interesante el tema de curso de RCP.. me encantará leerlo, ¡besos!

  • Teresa

    21 septiembre, 2017 at 7:51 Responder

    Anda, ¡acabo de escribir un comentario y creo que se ha borrado!
    Decía que yo tuve que hacerle la maniobra de Heimlich a mi hija de cinco años hace unos meses, se ahogaba con un trozo de comida que se le quedó en la garganta. Fué el minuto más angustioso de mi vida pero gracias a dios salió bien.

    Y es importante también no confiarnos demasiado con niños más mayores, que les puede pasar igual. Mi hija estaba a punto de cumplir cinco años, y estaba merendando en la cocina con su hermana mientras yo me cambiaba de ropa después del trabajo. Gracias a dios que entré en la cocina en el momento justo, y que conseguí hacerle la maniobra y sacarle el trozo, todavía lo pienso y me descompongo.

  • Raquel

    22 septiembre, 2017 at 10:40 Responder

    Hola!! Teresa yo opino lo mismo. Siempre tuve mucho miedo a que se ahogara con algún objeto cuando era bebé. Pues bien, fue con 4 años recién cumplidos cuando me dio el susto de mi vida, con una palomita.

  • Mamaprimeriza

    22 septiembre, 2017 at 21:03 Responder

    Nosotros tuvimos un buen susto cuando el peque tenia sólo 10 dias de vida. Se nos atragantó ya q al nacer no lo aspiraron. Estuvo 8 minutos q no reaccionaba y casi me muero. Mi marido es el q tiene la sangre fría siempre para actuar en esas situaciones porque despues nos ha dado 3 sustos mas o menos iguales.
    La guia es genial.
    Un saludo

Añade un comentario