“El rosa es de niñas, el azul de niños”

“El rosa es de niñas, el azul de niños”

No soy nada amiga de las polémicas pero hay momentos en los que como madre, como periodista y como mujer, necesito decir en alto lo que pienso, más aún si se pone en entredicho la manera en la que estoy educando a mis hijos.

Todo viene a raíz de un mensaje que he recibido recientemente por haber descubierto el sexo de nuestro futuro bebé con una “tarta piñata”, cuyo interior debía esconder caramelos de color rosa o azul, para identificar si lo que venía era niña o niño. “¡Toma estereotipo!”… “SÍ, ¿Y QUÉ?”, ¿creéis que utilizando el naranja, el amarillo o el verde íbamos a salir de dudas?

rosa_nic3b1a.jpg

Comparto el comentario de este ser humano, ocultando su identidad por respeto:

azulyrosa

(lo de usar “x” ya es de traca”)

 

Vamos a ver, ¿de verdad crees que íbamos a meter en la tarta una maqueta con unos genitales porque eso es “más natural” y lo menos estereotipado?, ¿tú en serio opinas que el hecho de diferenciar el sexo con el rosa o el azul en una tarta va a suponer un conflicto que van a interiorizar mis pobres hijos -“q pena…”- y que en el futuro les va a suponer problemas con su identidad y sexualidad?

Pero voy más allá y voy por partes:

A mi hija le gusta el color rosa, los tutús, la purpurina y el cabello laaaargoooo… a mi hija NO le gustan especialmente las muñecas, pero disfruta mucho montando en bici, pintando, disfrazándose, practicando tiro con arco (que, por cierto, se le da genial), saltando charcos, cogiendo caracoles o haciendo construcciones. Ni su padre, ni yo, hemos puesto especial interés en los colores con los que les vestimos, nos da igual que sea azul, rosa, verde, gris o marrón.

Mi hijo de 2 años es un apasionado del motor, principalmente de los coches y las motos, pero no hace ascos a los camiones, los autobuses o las grúas. En nuestra familia no somos aficionados para nada al motor, así que es algo que le viene de serie, nadie le ha influido en ningún caso para que esa sea su preferencia. Además, le gusta acunar a un muñeco y dormirle cantándole nanas. No hay nada que le guste más que pasar la aspiradora o el trapo y “limpiar” la casa o pasearse en su bici sin pedales de color rosa. Y sí, cuando su hermana me pide que le pinte las uñas, él se apunta el primero ¡y no pasa nada!

Actúan por imitación y sé la responsabilidad que eso conlleva. Pero yo no voy a dejar de maquillarme o ponerme tacones porque de esa manera les esté influyendo con mi “feminidad”. Lo que sí están aprendiendo, desde el ejemplo, es a respetar, a dar las gracias, a pedir las cosas “por favor” y decir “perdón” cuando metemos la pata (todos, nosotros y ellos). Mis hijos ven cómo su padre y yo compartimos todas las tareas de nuestra casa y nuestra familia, ven a su padre hacer la comida o sacar la lavadora, a mí recoger o pasar el polvo, los dos les dedicamos tiempo, (esa suerte tenemos), jugamos con ellos, les bañamos, les contamos cuentos y les acompañamos hasta que se duermen. En este punto os recomiendo la lectura de un post que escribí allá por 2014 “Yo ayudo a mi marido”.

Los estereotipos

Estoy de acuerdo con que vayamos rompiendo con ciertos estereotipos, pero sin volvernos locos. Igual me cae la del pulpo por decir esto, pero mi opinión es igual de válida que la del resto. RESPETO.

Yo creo en una educación donde yo guío a mis hijos en muchas cosas, pero en las que les doy libertad para desarrollar sus gustos y preferencias. No les hago el camino, les preparo para que lo puedan recorrer ellos mismos. Si mi hijo se viste de princesa no me va a preocupar absolutamente nada. Si mi hija odiase los vestidos y quisiera vestir con pantalones o llevar el pelo corto, no seré yo la que dicte lo contrario. Son sus sueños, sus gustos, su inocencia ¿quién soy yo para interferir en eso?

Y aquí venimos los adultos, empeñados en influir e imponer nuestras preferencias, viendo fantasmas donde no los hay. Madres que se quejan porque a sus hijas les gusta vestir de rosa o ponerse lazos y ellas odian este color. Padres preocupados porque sus hijos quieren bailar o pintarse las uñas y son chicos, no vaya a ser que eso determine su sexualidad en un futuro… Ni una cosa, ni la otra, ¿dónde quedó el término medio?

Pues sí, hace poco descubrimos el sexo de mi nuevo bebé con una “tarta piñata” (muy recomendable la experiencia, si no lo habéis visto, podéis ver el vídeo pinchando aquí). Y me vi en la obligación de tener que aclarar que utilizábamos el rosa y el azul porque son colores que nos sirven para asociar y porque si el centro de la tarta hubiera sido amarillo, naranja o verde, no habríamos sabido si lo que viene es niña o niño.

¿De verdad el uso de esos colores determina un tipo de educación donde la mujer es sumisa y el hombre el macho alpha?, ¿de verdad que dejar de usar esos colores va a suponer que las mujeres vamos a tener igualdad de oportunidades y un salario equitativo con respecto al de los hombres?, ¿me lo estáis diciendo en serio?

Entonces, ¿por qué los baños se señalizan con un monigote con falda y pelo largo, para la mujer, y pelo corto y pantalones para el hombre?, ¿acaso las mujeres no vestimos con pantalones y llevamos el pelo corto? No, resulta que son letreros que se usan para ayudarnos a distinguir y punto, todavía no he visto a una mujer meterse en el baño de hombres por equivocación, porque ella lleva pantalones y no se sentía identificada con el cartelito en cuestión. Y punto y aparte merecen los nombres femeninos y masculinos, supongo que también tendremos que acabar con ellos, ¿no?

Conclusión

Entiendo y apoyo un feminismo que busque lograr una igualdad real, en derechos y obligaciones, desde el respeto, pero no que busque eliminar cualquier atisbo de feminidad o masculinidad. Porque no, no somos iguales en muchas cosas; la mujer puede gestar, parir y amamantar, eso nunca lo podrá hacer un hombre; la mujer suele tener más capacidad para desarrollar varias actividades a la vez y los hombres son más dados a centrarse en una sola acción (esto es algo biológico y objetivo, relacionado con el cuerpo calloso que une los dos hemisferios cerebrales, que según varios estudios es un 30% más grande en el caso de las mujeres y nos hace más capaces de ser “multitarea” y a los hombres, por ejemplo, más hábiles para leer mapas, etc.)…

Para mí lo importante, como madre, es no interferir en los gustos de mis hijos, en su desarrollo natural, quiero y deseo que forjen su personalidad libremente y respetar sus preferencias. Quiero educarles para que tengan seguridad en ellos mismos, para que sean felices y personas íntegras.

Insisto, esta es mi humilde opinión. Ellos son parte de mí, pero no me pertenecen ni siquiera cuando los llevo dentro; yo les guío y les ayudo, pero andar tienen que aprender a andar solitos. Por lo tanto, su padre y yo nos seguiremos esforzando cada día en ser el mejor ejemplo posible para ellos y eso no pasa ni por colores, ni por juegos, ni por ropa… Por último, su sexualidad es y será de ellos, ni un asunto tuyo, ni mío, solo de ellos.

Punto y final.

Que tengáis buen día y que os pongáis el color que os dé la real gana.

Todas las reclamaciones podéis dejarlas aquí abajo, en comentarios, eso sí, será de agradecer el respecto en vuestras exposiciones, recordad que vosotras también sois ejemplo para vuestros hijos.

 

* Nos vemos en  instagram, facebook y twitter *

 

 

75 Comentarios
  • Berta

    11 septiembre, 2017 at 6:39 Responder

    ¡¡Bravo, si señora, así se habla!! Me encanta leerte, eres genial y pienso y siento lo mismo con respecto a mi peque de 2 años. No se puede decir más claro, ni más alto tampoco, gritar no lleva a nada y ya caeríamos en la falta de RESPETO. Un beso fuerte y recuerda que no ofende el que quiere, sino el que puede.

  • Patri

    11 septiembre, 2017 at 6:41 Responder

    Se puede decir más alto pero no más claro!

  • Carmen

    11 septiembre, 2017 at 6:42 Responder

    No puedo estar más de acuerdo con tu post. Creo que hay cosas que se nos están yendo de las manos y a las mujeres nos hacen un flaco favor…

  • vidabetesblog

    11 septiembre, 2017 at 6:46 Responder

    Y así es como se habla!!!! Bravo!!!! De verdad hay gente que se aburre mucho y critica ya como deporte un beso Isabel que me encanta leerte

  • Ana Viala

    11 septiembre, 2017 at 6:51 Responder

    Ole y ole, me ha encantado, no lo podías haber dicho mejor. Un besazo

  • María Elena

    11 septiembre, 2017 at 6:53 Responder

    Ole tu!!!

  • Sonsoles

    11 septiembre, 2017 at 6:53 Responder

    Isa, seguire con el rosa y con azul como tu. Tengo 2 niños q de recien nacidos iban de celeste y estoy esperando el 3 q aun no se q es, pero intuyo q compraré todo rosa. Jajaja viva el rosaaaaa 🙂 un abrazo molona

    • Blanca

      11 septiembre, 2017 at 23:13 Responder

      Buenas! Me escapo un ratito para leerte y me muero del coraje… antes de nacer mi niño, pensábamos que iba a ser niña, al contarlo a la familia no cesaron los regalos antes de que viniera de color rosa, ropita, juguetes, cuna, etc. Hasta preparamos en casa su habitación con las paredes rosas, y demás telares. La sorpresa cuando llegó Pelayo al ver que íbamos a vestir a nuestro niño con cosas de chica (oh Dios mío que drama): pues aproveché juguetes, vestidos, muñecas, y él encantado. Hoy pela tiene 6 años. Se ha criado entre muuuucho rosa, y ya fantasea con una niña del cole que le gusta, o más bien unas cuantas jejeje me ha salido todo un ligon, “a pesar de haber feminizado a mi hijo” (léase en el sentido sarcástico que trato de mostrar) Un poquito menos de susceptibilidad!!!!

  • Emma

    11 septiembre, 2017 at 6:54 Responder

    Ole mejor explicado imposible

  • Noemí

    11 septiembre, 2017 at 6:55 Responder

    Acabo de leer el post. Me pasó algo parecido en el curro rellenando una tarjeta de socio que ponía “Sexo” y la chica me dijo que no la rellenaba por no poner Género, quedé pillada y cuando se lo expliqué a mi encargado no sabía ni como reaccionar (se quedó sin partida de bolos gratis por boba 😂). Pienso como tú, los colores en los bebés son para asociar a mi si me dicen que viene un bebé en color amarillo me dejas como estaba 🙄. El feminismo muchas veces se está desequilibrando y sobrepasando por personas así…
    Vamos a ver, hay que tener un poco de cordura y saber donde están los límites. Que sí, viva la libertad de expresión. Pero mi padre siempre nos ha dicho: Tu libertad comienza donde termina la libertad del prójimo, y tu libertad termina donde comienza el respeto hacia el otro”
    ¡Así que por favor un poco de respeto molón!
    Mil besos familia preciosa ❤️❤️

  • Silvii

    11 septiembre, 2017 at 6:56 Responder

    Has acertado de lleno. Se nos está yendo de las manos el tema de la igualdad. No consiste en que seamos todos iguales, si no que todos seamos diferentes a nuestra manera y sepamos respetar y valorar esas diferencias en cada persona.
    Y sí, el rosa y el azul son estereotipos que dejaban claro el sexo del bebé, al igual que los mil inventos para diferenciar el sexo de los baños públicos (¿quién no ha visto ese en el que pone “bla” en uno y en otro “bla, bla, bla, bla, bla, bla…”? A que todos adivináis cuál es cuál. No digo que sea lo correcto, solo intentan salirse de lo común y llamar la atención de los clientes)
    Y lo más importante, tus hijos los educas tú, y por si sirve de algo, para mí sois un ejemplo a seguir el día que me llegue la maternidad. (Ojo! Para mí, no se lo impongo a nadie!)

  • Coaching para Mamás

    11 septiembre, 2017 at 6:58 Responder

    Muy buen post. Estoy totalmente de acuerdo. A veces parece que el feminismo quiere acabar con nuestra propia femeneidad y no se trata de hacernos diferentes porque al final es nuestra identidad y nuestra forma se ser, hablamos de igualdad de derechos que es diferente no de tratar de parecernos a los hombres y dejar de lado eso que nos hace sensibles y delicadas en fin yo ando con pelo corto, amo un vaquero pero flipo por unos taconazos. Soy profesional publicista y por tener cierta edad no me contratan eso sí hay que lucharlo no si el azul es de niños y el rosa de niñas no perdamos el foco

  • Marta

    11 septiembre, 2017 at 7:09 Responder

    Ole ole y ole. Buenisimo el post Isa. Esto se nos eestá yendo de las manos. No creo q seamos extraterrestres porque nos hayan educado con estos estereotipos. Q luego nuestros hijos siguen otro diferente, pues bienvenido!
    En fin….. besos molones!!!!

  • Irene

    11 septiembre, 2017 at 7:19 Responder

    Es una pena que te sientas en la necesidad de justificar cosas como esta, lo has explicado muy bien. Hay que educar en la igualdad, no en la homogeneidad. Tampoco pasa nada por usar el rosa y el azul de vez en cuando, a ver si ahora nos los van a prohibir

  • Bet

    11 septiembre, 2017 at 7:21 Responder

    Bravo Isa!! Recuerdo que leyendo los comentarios del post del esperado video había otra chica que tb te comentaba lo de los colores… a mí lo que me hace gracia de todo este asunto de los estereotipos es que cuando nos viene bien los usamos y cuando no, los despreciamos. Me explico: he discutido múltiples veces con gente que utiliza como argumento que un niño es transexual sólo pq ‘es que en clase prefiere jugar con muñecas, le gusta disfrazarse de princesa y le encanta que le pinten las uñas’ o que una niña es transexual ‘pq le gustan los coches, jugar a futbol y quiere llevar el pelo corto’. Qué hay más estereotipado que esto? Osea, que un chico pensemos que es chica sólo pq le gusta disfrazarse, no es estereotipado? Pero luego, no podemos usar los colores azul/rosa para saber si es niño o niña? Si estamos en contra de los estereotipos (yo soy la primera, he jugado a baloncesto toda mi infancia y era la tipica niña que a la hora del recreo estaba siempre con el balón y una coleta que me recogiera la melena), tenemos que estarlo del todo! Y además, si la lucha por la equidad e igualdad tiene que ir por ahi, me da a mi que nunca conseguiremos nada… pq a oídos de cualquiera, no es un debate ‘serio’ ni ‘trascendental’! Espero que no te caigan muchas críticas… Ánimo!!!

  • Carmen

    11 septiembre, 2017 at 7:37 Responder

    Acabo de morir del asco con el comentario ese que te han dejado. Si algún día llaman a mi hija “niñx” ya se pueden esconder, porque eso sí que es causar un problema de identidad. Vamos a ver las niñas con niñas y los niños son niños, ya solo falta que no podamos distinguir los sexos independientemente de la personalidad de cada uno. No hay más gente intolerante que ese tipo de personas, que juzgan a los demás sin respeto ninguno. Se ha llegado un momento en que todo se puede decir, pues no. A mí me educaron a ser respetuosa con los demás y no decir lo que me de le gana. Me pregunto cómo esas personas han llegado a pensar así porque no quiero juzgar a sus pobres padres.

  • Laura

    11 septiembre, 2017 at 7:39 Responder

    Mejor no lo podrías haber dicho, eres clara y concisa. Lo importante como tú as dicho es enseñarles a respetar a los demás y a quererse, a estar seguro de uno mismo y poder defender eso que te gusta. Para mí es una lucha constante con mi hijo, porque por desgracia tengo gente al rededor que le lanza mensajes que no me gustan como… -este juguete es de niña, estos dibujos son de niña, no te pintes las uñas que es de niña…. – un largo etc pero para eso estamos su padre y yo para decir le que no, que todo es para todos, que si a él le gusta pues ya está, en fin que me enrollo gracias por tu tiempo eres muy grande.

  • Sitalore

    11 septiembre, 2017 at 8:13 Responder

    Olé olé y olé!! muy bien hablado.Como mujer y maestra creo que se está llendo un poco de las manos el tema de la educación asexual..creo que los niños actúan cierto que por imitación pero son sinceros y naturales en la elegir sus gustos.Mi hijo de tres años no vio ni un coche por casa y el ya jugaba a rumbar y a mover objetos como coches.
    Eduquemos a los niños con espíritu crítico pero sin imponer ningún tipo de ideales.

  • Marta de Cuando la manada duerme

    11 septiembre, 2017 at 8:21 Responder

    Buenas Isabel,
    En mi opinión la persona que te ha regalado ese comentario seguramente tenga una lucha interna por su género sexual. Me lo parece al emplear la “x” para no darle género a la palabra y por supuesto con su mensaje en si.

    Algo parecido me sucedió en Twitter mientras debatía sobre la menstruación y las mujeres con dismenorrea. Por simplemente por asociar la menstruación a la mujer recibí mensajes insultantes desde el sector transexual y resto de personas que tienen problema con su genero de nacimiento.

    Me parece que ésta comunidad está utilizando todos los medios a su alcance y muy torpemente para hacer llegar su mensaje.

    Siento que te haya tocado a ti y que de algo tan bonito alguien haya intentado enturbiarenturbiarlo con su causa.

    Haces bien en no callarte y contar lo que te ha pasado,que además estas cosas sino se hacen bola.

    Ni que decir tiene que estoy de acuerdo con lo que has escrito 😉

  • Rocío

    11 septiembre, 2017 at 8:22 Responder

    Alucina vecina….. Me he quedado…. Hemos llegado algunos a un nivel de estupidez tan grande…. De no vincular el sexo del bebé a un color, a qué deberías haberlo vinculado? A plátanos o melocotones? A fútbol o baloncesto? A churras o merinas? En fin, que tú post me parece acertadísimo. Yo defiendo un feminismo de sentido común y, si me apetece,no exento de feminidad. Que mucho quejarse de algunas formas de machismo pero muchas feminazis promueven comportamientos o estéticas masculinas y si no les sigues la corriente ya eres parte “opresora”…

  • Elizabeth Vargas

    11 septiembre, 2017 at 8:24 Responder

    Hombre Molona como se te pudo pudo pasar poner unos genitales en la torta… Te imaginas la escena aiss es que la lías….con estereoritipos.. Venga ya en casa también usamos el rosa su padre y el azul no nosotras su padre toma el te y se deja maquillar y otro día yo juego a los coches con ella como dices tú nuestra responsabilidad en educar la basamos en formar un buen ser humano con bases sólidas basadas en el amor, respeto y tolerancia. Y cabe mencionar que estabas en todo tú derecho y obligación de parar este tipo de comentarios. Viva el rosa y azul y el arcoíris.

  • Begoña

    11 septiembre, 2017 at 8:25 Responder

    Solo diré una cosa, pero bien alta y bien clara…..BRAVOOOOOO!!! 👏👏👏 totalmente de acuerdo contigo al 100%!

  • ALMU

    11 septiembre, 2017 at 8:35 Responder

    ¡BIEN DICHO!!!. Creo que has tratado este tema con muchísimo sentido común y sobre todo RESPETO.

  • Susana

    11 septiembre, 2017 at 8:40 Responder

    Madre mía lo que hay que leer un lunes de buena mañana… Después de ver vuestro vídeo en el que conocíamos el sexo de vuestro bebé, vídeo por cierto que me emocionó muchísimo, jamás me hubiera imaginado que alguien pudiera hacerte ese tipo de comentario… Creo, desde mi humilde opinión, que ese tipo de comentarios hacen un flaco favor a la igualdad… Totalmente de acuerdo con todo lo que dices y haces bien en no callarte, aunque de pena tener que justificarse. Viva el rosa!!!

  • LIDIA

    11 septiembre, 2017 at 9:13 Responder

    Como bien decía la madre de una amiga, de lo más posible “y esa gente también puede votar”🤔 😜 y aunque no tenías porque dar explicaciones, y mucho menos a gente tan irrespetuosa; como periodista, madre, mujer y ser humano: !!!hija que bien te explicas!!!!!💕

  • Belén.

    11 septiembre, 2017 at 9:14 Responder

    ¡Pero no le hagas ni caso!! Esa es una feminazi, no intentes razonar con ella.
    Es una víctima de la ideología de género: ya ves que te dice que el sexo biológico no tiene nada que ver con la sexualidad del individuo. Ya ves que usa “x” porque lo de la “a” y la “o” les da prurito.
    Esta gente dice que el hecho de nacer con los cromosomas XX o XY no influye en nada en el comportamiento de la persona. Que el sexo es algo impuesto artificialmente por el ginecólogo cuando te ve los genitales y que el “género” (porque la palabra sexo es políticamente incorrecta ya que sólo tiene dos posibilidades) lo determina uno mismo cuando crece. Así, tú puedes ser hombre que se siente mujer, mujer que se siente hombre, agénero, género fluido… hay infinitas posibilidades.
    Esa persona que te escribe no está queriendo debatir si hay que acabar con el rosa para las niñas y los estereotipos o los roles de la mujer. Ese debate tendría interés.
    Esa es una feminazi: una fanática que no razona y que niega las leyes de la biología.
    NI CASO.

  • Anamollina

    11 septiembre, 2017 at 9:14 Responder

    Solo añadiré una cosa porque todo lo que has escrito es absolutamente genial y no puedo estar más de acuerdo…. igual el problema es que hay dos baños? El dia que solo haya uno para todos más de una sería feliz? Jajajajaja desde luego que vaya con los extremismos. Mi hija ha vestido de celeste mucho y a mi hijo el rosa le queda de cine. Pero no hay nada malo en diferenciarnos mujeres de hombres, sea de la manera que sea… porque yo si me siento muy distinta a mi marido. Muy capaz de hacer las mismas cosas que hace el (salvo orinar de pie) pero muy muy muy distinta. Y eso me encanta.

  • Cmc

    11 septiembre, 2017 at 9:16 Responder

    Mejor explicado imposible! Es así, nos guste o no.
    Són los colores que mejor asociamos a F o M… Eso no quita a que nos guste que TODO lo de niña sea rosa o TODO lo de niño sea azúl. Mis amigas todas tienen niñas y muchas se niegan a vestirlas de rosa o ponerles diademas o lacitos cosa que respeto. Yo seguramente la cargaria de diademas de vestiditos y rosa me encanta el rosa y el lila!!! Jajja sin embargo traigo un niño y si soy sincera no he cojido nada azúl! No es por nada, sinó porque me han gustado otros colores a la hora de elejir su ropa… (hay que decir que el papá es muy rokero y friki hay muchas calaveras negro y grises a más de cosas de marvel en sú armario, que
    el mismo a elejido jejeje 😋) pero que por eso no es que sea negada al azúl porque si me hubiese gustado algo en azúl lo hubiese cojido. Como lo hay en verde, rojos, amarillos etc…

  • CECI

    11 septiembre, 2017 at 9:29 Responder

    Te has quedado a gusto? jjajajaja ole ole y ole!!totalmente de acuerdo guapetona!

  • Paloma

    11 septiembre, 2017 at 9:37 Responder

    ¡¡¡¡Bravo!!!!no lo podías haber explicado mejor. Cuanta falta nos hace mujeres como tú! Me alegro de seguirte y compartir opiniones. Eres una madre y mujer muy molona un besazo

  • holagalissea

    11 septiembre, 2017 at 9:51 Responder

    Totalmente de acuerdo Isa, es algo en lo que llevo pensando hace mucho tiempo. Y es que todo llevado a los extremos no es nada bueno. Me espanta literalmente esas noticias que salen últimamente de padres que dicen que sus hijos no son niños ni niñas y que ya elegirán ellos el género cuando se hagan mayores… ¿EN SERIO????
    Por no hablar cuando algunas mujeres se tiran en masa por hablar de unas conocinitas para niñas porque les gusta a mis hijas, es lo que tiene no tener niños chicos, que hablo de mi experiencia con niñas. Y que si es una cocinita rosa, con volantes y encanes y un niño juega feliz con ella tampoco le veo el problema, al revés, me encanta que jueguen con los que le gusta, pero si no lo hace, tampoco pasa nada. Pero que inicialmente no compraría esa cocinita para él con todas las que hay en el mercado?, pues también… a no ser que justo hubiéramos pasado por un escaparate y se hubiera enamorado de esa.
    Y que te digan algo por el vídeo de verdad que me parece muy pero que muy tremendo.
    Un besazo y muy buen post

  • Ana

    11 septiembre, 2017 at 9:55 Responder

    Se puede decir más alto pero no más claro!! Totalmente de acuerdo contigo!!! Lo más importante es la tolerancia y el RESPETO…y en villa molona no os faltan. Muchos besos guapa

  • Nairobi Tamariz

    11 septiembre, 2017 at 9:58 Responder

    Me ha encantado! Todo este rollo se esta saliendo de contexto y llevando al extremo! Muchos besos para tus molones y a la pancita!

  • Raquel

    11 septiembre, 2017 at 9:59 Responder

    La verdad que alucino pepinillos, que tengas que malgastar tu tiempo para hacer un blog de este tipo me parece de traca, lo que le gusta a la gente hacer debate donde no lo hay. Y que mas da el color!!??, a mi personalmente lo que mas feliz me ha hecho es que esta bien, es una niña sana, fuerte y vendrá a este mundo y tendrá todo el cariño que se merece y mas!!! Que tuviste una idea fenomenal y la ilusión, nunca la pierdas, que esos días aunque estabas con el ansia viva por saber lo que era, te brillaba la cara de la ilusión y el cariño con el que habías preparado todo. no cambies nunca y sigue con esta ilusión tan grande que nos contagias a todas. un beso y ole tu!!!

  • Pequemimos

    11 septiembre, 2017 at 10:10 Responder

    Hay quien no acaba de entender que no se trata de prohibir el uso de un color u otro, si no de normalizar el uso de los colores que prefieras y los roles que tu bebé elija (ya sea jugar con muñecas, coches o aprender a hacerte la declaración de la renta- eso sería genial).

    Ni los roles femeninos ni los masculinos son malos per se: lo malo son los estereotipos de princesita indefensa vs supermachote salvador. Y la gente anda perdiéndose en que si has puesto colores rosas o azules en una piñata…

  • Hellopapis

    11 septiembre, 2017 at 10:21 Responder

    👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻 ole ole y ole!
    Me ha encantado tu posts tu forma de verlo y la naturalidad con que lo has expuesto. Te doy la razon, hay cosas que se utilizan como simbolo aunque no necesariamente sea esa la forma de inculcarlo. Yo tambien utilizo el rosa para marcar mis cosas pero porque me gusta!!! Jajajaja y papa tambien lleva camisas rosas y aqui no pasa nada!

    Esta genial que hables de estos temas porque ha llegado un punto que parece que estamos llegando demasiado al limite y se esta perdiendo la esencia de lo importante para los niños!

    TE APLAUDO FUERTE!!! Besazos

  • No sin mis patucos

    11 septiembre, 2017 at 10:35 Responder

    Creo que se pierde un poco la razón cuando se lleva todo tan al extremo. Los colores, son solo eso colores, y que tu hayas descubierto el sexo de tu hija con el color rosa, no significa que no le vayas a dejar usar ningun color mas.
    La libertad consiste en dejar elegir, no en prohibir. Me pregunto si la persona que te hizo ese comentario prohibe a sus hijas hembras utilizar el color rosa, porque entonces las estaría pribando de libertad.
    En cualquier caso, es tu familia, es tu vida, es tu decisión. Jamás se me pasaría por la cabeza criticar las decisiones de nadie.
    Besos

  • Violeta

    11 septiembre, 2017 at 11:00 Responder

    Es triste que te tengas que justificar, pero lo has hecho de maravilla.
    ¡Ole tú!
    La falta de respeto por parte de los que piden respeto es tremenda. O haces lo que ellos piensan, o lo estás haciendo mal. En fin… Mucha paciencia y a seguir compartiendo experiencias tan bonitas.

  • jesica

    11 septiembre, 2017 at 11:04 Responder

    no puedes estar más acertadisima en este post, yo pienso como tu y como la mayoria. Una cosa es la libertad de expresión, y otra muy distinta decir lo que nos venga en gana cuando nos de la gana, un poco de respeto por favor! desde luego que si en la tarta piñata hubiera salido amarillo verde o naranja….pues me hubiera quedado igual…seguiria siendo caracol! Mi niña lo mismo se pinta los morros se pone un tutu y juega con muñecas, que coje el balón se pone los guantes de boxeo y juega con coches. Bravo por ti y por esa familia molona!!!

  • elblogdekati

    11 septiembre, 2017 at 11:24 Responder

    Hay gente que es muy tonta, que tendrán que ver los colores? Me encsntó tu post que deja muy en claro la forma en como crias a tus hijos (excelente) y los oponilogos seguro ni han de tener hijos. Un beso guapa 😘

  • MARÍA

    11 septiembre, 2017 at 11:56 Responder

    Ole usted señorita! Yo soy la primera q no soporto los estereotipos, que desde que nació mi hija digo a todo el mundo q no me regalen nada rosa, ni muñecas, etc..no porque odie el rosa…si no porque aunque pidiendo q no me llegue nada rosa es increíble la cantidad de cosas rosas que tiene regaladas! Por Dios hay una infinidad de colores, porque si es niña rosa? Ahora bien, si mi hija me pide el rosa para vestir o para su dormitorio no seré yo quien me interponga jajaja (no sé si me explico…) Bueno que eres una crack y olé tú!

  • Julia

    11 septiembre, 2017 at 12:18 Responder

    Hola, muy buenas tardes.
    Yo siempre he pensado que por qué los niños (generalmente) juegan con coches y motos y por otro lado, las niñas (vuelvo a repetir, por lo general) juegan con muñecas, y princesas.

    Pues bien, después de tantas opiniones de diversas personas y de diferentes edades, lo busqué en internet, y leí lo siguiente:

    ” Hay quienes mantienen que es una imposición social, que influenciamos a los niños para que opten por uno o por otro, mientras que otros afirman que se debe a un fenómeno genético, como ha concluido una investigación de la Universidad A&M de Texas en Estados Unidos.

    Según el estudio, los genes son los que determinan las preferencias de los niños por juguetes más femeninos como las Barbies o más masculinos como los camiones. La elección, dicen, se atribuye a una programación genética en función del sexo del niño.

    Han comprobado además que las preferencias se dan desde muy pequeños. Han estudiado el comportamiento de 30 bebés de entre 3 y 8 meses de vida, aún no expuestos a presiones sociales, a los que les han mostrado una muñeca y un camión dentro de un teatro de títeres en dos intervalos de 10 segundos.”

    Y ahora, cada cual que piense lo que le apetezca.

    Los niños se sintieron más atraídos por el camión de juguete, mientras que las niñas por la muñeca, lo cual sugiere que las influencias del entorno reforzarían esta predisposición innata, sin imponer un modelo sexista.

    Según mi propia experiencia con niñas (y es una vivencia absolutamente personal) coincido con la teoría de que la preferencia es innata, aunque puede que existan otras influencias. La forma en que juegan con los bebés no puede más que responder al instinto maternal que tiene toda mujer y que se manifiesta desde pequeñitas.

    Según los investigadores, los juguetes elegidos por los niños implican acción y movimiento, mientras que los de las niñas son más tranquilos. Pero van más allá. Consideran que la preferencia genética por ciertos juguetes se remonta a tiempos ancestrales en los que los hombres, más activos, salían a cazar el alimento, mientras que las mujeres se quedaban cuidando y alimentando a los hijos.

    • desiderataelenaa

      11 septiembre, 2017 at 15:35 Responder

      .

  • PILAR

    11 septiembre, 2017 at 13:47 Responder

    Bravo!!! La cosa se va de madre cuando se buscan cosas donde no las hay. La gente se aburre mucho para decir semejantes tonterias, ademas de que te a leido muy poco, y opina sin saber.

  • rociogc

    11 septiembre, 2017 at 14:00 Responder

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, a esos comentarios es mejor no hacerles ni caso…. aunque es verdad que algunos tocan especialmente las narices…. no entiendo porque se empeñan en poner polémica en todo que aburridas están….A mí lo de la tarta me pareció súper bonito y una manera muy chula de saberlo 😘

  • Sara

    11 septiembre, 2017 at 14:17 Responder

    Creo que es la primera vez que escribo en tu blog, no soy muy de comentar pero hoy tenía que hacerlo, OLE, OLE Y OLE!!! Así se habla
    Que ganas tienen algunas de tocar los.. solo xq si, que coño mas dará? (Hablando mal )

  • Mari

    11 septiembre, 2017 at 14:51 Responder

    Cuanta verdad!!! en pos de generar mayor igualdad estamos logrando lo contrario, prohibiendo a los niños que hagan cosas que le gustan o usar ropa que les gusta! Libertad, eso es lo que necesitan los chicos, los estereotipos nos los creamos los adultos, ellos nacen libres, tratemos de fomentar esa libertad para que elijan lo que les guste!.

  • rodrigompaz

    11 septiembre, 2017 at 15:15 Responder

    Holi.
    Creo que usar una convención social (como el rosa o el azul para niña y niño respectivamente) para descubrirle a tus hijos el sexo de la hermanita no tiene nada malo.
    Hay formas y formas de decir las cosas y lo que está claro es que el anonimato despierta las fieras de la mala educación.

    Ánimo!

  • aubescrit

    11 septiembre, 2017 at 17:33 Responder

    Un artículo verdaderamente enriquecedor. Ojala fuera posible despojar las etiquetas del mundo y vivir en un sitio donde exista más tolerancia, menos señalamientos y discriminación.
    Un abrazo!

  • Elena

    11 septiembre, 2017 at 18:16 Responder

    Cada uno que decida hacer las cosas como le plazcan y tú lo hiciste como quisiste. Ni caso!!! Estoy de acuerdo contigo, que conste!!!

  • desiderataelenaa

    11 septiembre, 2017 at 18:23 Responder

    Completamente deacuerdo con todo lo que expones, con la SALVEDAD de que cuando encontramos algo que se sale de la norma, somos los adultos los que transmitimos a los niños (seguramente no de forma explícita) “esto” es de niñas y “esto otro” de niños. Varios ejemplos: el color favorito de mis hijos (los dos varones y mellizos) ha sido desde siempre el rosa, que no es el mio tampoco, a ellos les gustó. Este hecho ha empezado a cambiar desde que empezaron en el colegio, ahora tienen 4 años y les empieza a dar vergüenza usar ese color, porque ya han descubierto que en el cole, es “risible” decir que te gusta el rosa si eres chico. Lo mismo con gustos infantiles, a uno de ellos le encanta Frozen, pero desde hace unos meses he comprobado como prefiere no decirlo ni llevar nada que así lo demuestre fuera de casa….. ¿De donde sale esta sensación?? Pues a mi parecer obviamente de los hogares, de la educación que damos en casa a nuestros hijos, de lo que los hermanos mayores transmiten a sus hermanos pequeños….

    Hace también unos meses lei un artículo de Perez-Reverte en el que halagaba la tolerancia y valentía de un papá que llevaba a su hijo disfrazado de princesa a una fiesta de cumple….¿Habría escrito Perez-Reverte el mismo artículo con una madre que lleva a su niña vestida de Spiderman? Mucho me temo que no…. Solo “lo de chicas” aplicado a los chicos es motivo de mofa, al contrario se identifica mas con la valentía, con ser dura y fuerte, etc.

    Es verdad que parecen tonterías y ganas de ser políticamente correcto hasta el extremo, jamás se me habría ocurrido recriminar tu elección en el tema de la tarta, pero al encontrar este hilo no he podido evitar añadir esta reflexión, creo que si nos esforzáramos mas en dejar de adjudicar, colores, juguetes, personajes, etc.en funcion del género, los niños serían realmente libres de elegir sin sentirse expuestos al juicio de los demás.

    • icumas

      11 septiembre, 2017 at 20:50 Responder

      Muy de acuerdo contigo. Gracias por esta real y necesaria aportación al post 😘

  • Rocio

    11 septiembre, 2017 at 18:55 Responder

    No te conocía y he caído aquí de casualidad. No puedo estar mas de acuerdo en todo. Genial explicado y con muchísimo respeto!! Ole tú!!!

  • Bea

    11 septiembre, 2017 at 19:07 Responder

    Olé, muy bien dicho!!!!

  • Silcongrejo

    11 septiembre, 2017 at 19:07 Responder

    OLE

  • Lud

    11 septiembre, 2017 at 20:27 Responder

    Mejor no lo podrias haber dicho, totalmente de acuerdo!!

  • Nieves

    11 septiembre, 2017 at 20:47 Responder

    Me parece genial como te has explicado, cada uno es libre para hacer las cosas como mas le gustan.
    Sigue Así, lo estas haciendo muy Bien!
    Besitos!

  • 1mum3sons1daughter

    11 septiembre, 2017 at 22:24 Responder

    Se puede decir más alto pero no más claro
    Adhiero y comparto tu punto de vista

  • mamenbenitosháw

    12 septiembre, 2017 at 3:13 Responder

    No me extraña que esta mañana estuvieras tan eufórica y además te diré que eres muy bien educada y te sabes aguantar mucho pues en todos estos días que han habido tanta diversidad de opiniones con el sexo de tu niña yo les hubiera dicho lo hago porque me da la gana y cómo que es mío no tengo que dar explicaciones a nadie y ya está bien la broma me ha encantado y hasta mañana que ya te leeré para darte los buenos días un besazo y me encanta cómo educais a vuestros hijos 😘😗😘😘😘😘

  • L

    12 septiembre, 2017 at 5:08 Responder

    Perfectamente explicado. Lo de menos son los colores en este asunto. Lo más importante como casi siempre el RESPETO y ojo con lo q hacemos y decimos q siempre hay un ojillos observando para imitar cada movimiento. Mil besinos
    😘😘😘😘

  • pequeboom

    12 septiembre, 2017 at 8:22 Responder

    A la gente se le va mucho la olla… Lo de la x me ha dejado patidifusa

  • espe

    12 septiembre, 2017 at 9:28 Responder

    No pasa nada por reflexionar acerca de la importancia de los estereotipos sexuales en la educación de los niños. Los colores, los juguetes, el uso de los espacios, el lenguaje…son solo medios de transmisión de algo: si ese algo es una relación de poder desequilibrada, entonces hay que transformarlo, si ese algo está “vació” de connotaciones de poder, entonces no merece nuestro esfuerzo.
    El rosa en un hogar igualitario no es nada. El rosa en un hogar donde los roles de mujer y hombre condicionan la relación e igualdad, es un “acelerador” del aprendizaje de esa desigualdad.

  • Mery

    12 septiembre, 2017 at 9:37 Responder

    Y lo que nos gusta meternos en lo q hace cada uno …. en fin! A mí no me gusta nada el rosa ni los vestidos … nunca me ha gustado … pero ahora estoy embarazada de 24 semanas (exactamente lo mismo que tú ) y viene niña, me voy preparando x si le gusta el rosa , la purpurina o lo que la de la gana … ante todo respeto a las decisiones de los demás!

  • Ana

    12 septiembre, 2017 at 10:11 Responder

    Me parece perfecto lo que has dicho y como lo hiciste,no me creo que esa persona si tiene o tuviera hijos no pondría a su hijo azul o a su hija rosa en algún momento,qué más da el color!

  • Celia Maria

    12 septiembre, 2017 at 12:49 Responder

    Vaya telita, con el comentario maja. Yo creo que ahora hay muchas ganas de dar la nota con comentarios muy extremistas. Nada hay que imponer, cada uno funciona como mejor cree. Y sobre todo cuando se parla de educación a los hijos. Los padres hacemos lo que creemos que es mejor para ellos y punto.

  • Celia Maria

    12 septiembre, 2017 at 12:50 Responder

    Perdon vivo en Italia ( se habla…)* 😂

  • Planeando ser padres

    12 septiembre, 2017 at 13:28 Responder

    ¿Y todo esto por un huevo rosa? ¡Virgen de la teta al hombro! Haber metido una mijita de ADN con sus cromosomas XX, que para la repostera hubiera sido facilísimo de manejar y para la familia facilísimo de entender. Y además ¡ya tendrías allí 2 X para este nuevo género neutro del español!

  • Martarivasrius

    12 septiembre, 2017 at 15:17 Responder

    +10000. Poco más que agregar!

  • Encías GUM

    14 septiembre, 2017 at 15:33 Responder

    ¡Un post genial! Es muy importante ayudar a los hijos. Pero… ¿sabes cómo puedes ayudarlos en los primeros días de la vuelta al cole? ¡Haznos una visita y te daremos unos consejos! http://www.enciasgum.es/consejos-primeros-dias-cole/

  • Paula

    15 septiembre, 2017 at 11:37 Responder

    Q pena q haya gente con tanta ganas de llamar la atencion.

  • La maternidad de Krika en Suiza

    15 septiembre, 2017 at 12:31 Responder

    Jolines, cómo se nos va la olla. ¿De verdad alguien se ha sentido tan ofendido por usar el rosa? Gente aburrida hay por el mundo ¿no?

  • Susana

    17 septiembre, 2017 at 20:57 Responder

    Es una lástima que ya se critique por elegir un color u otro. Si la igualdad entre géneros o el respeto a los demás se definiera por colores…Lo más importante es tener la cabeza serena, saber que valores son otra cosa y que algún día esto cambiará.

    Ah, y enhorabuena por la nueva ‘miembra’ de la familia, jajaja

  • encasasomos5

    19 septiembre, 2017 at 13:40 Responder

    Aún no había pasado a leer este post; se puede decir más alto pero no más claro,
    Completamente de acuerdo con tus palabras y el detalle de lo de los nombres me ha encantado, de verdad que no se a donde quieren llegar algunas personas.

  • Cosas que nadie me dijo

    25 diciembre, 2017 at 16:37 Responder

    A ver ,¡qué es una tarta para saber el sexo! Eso no va a influir para nada en lo que serán de adultos. Todas hemos crecido con el cuento de Cenicienta, Blancanieves y la Bella Durmiente y no veo a mujeres esperando ser rescatadas por un príncipe. Se puede tener una infancia con los cuentos clásicos y ser unos años más tarde una mujer perfectamente moderna. Si tu huja SÓLO visitiera de rosa, si entiendo que se la está condicionando, pero lo demás es tontería. Lo dicho, tengo casi 35 años, me crié con los cuentos clásicos, mi madre me vestía de rosa bastante a menudo y ahora mi color favorito es el azul y no necesito que nadie venga a rescatarme.
    En fin, un saludo y pasando de esa gente.

  • Los posts más vistos de 2017 |

    29 diciembre, 2017 at 12:21 Responder

    […] “El rosa es de niñas, el azul de niños”: ahí me tenéis, provocadora pero, de nuevo, desahogándome a gusto. Qué bueno es tener un blog para estos momentos en los que te tocan la moral y necesitas poner los puntos sobre las íes. […]

Añade un comentario