¡Hola molonas!

Bienvenidos al post más esperado… ¡vaya revuelo se montó en instagram tras el saludo mañanero hablando de mi pelo! ja, ja, ja… recibí tantos mensajes privados que estuve contestando durante días. Como este es un blog de maternidad, rara vez me meto a hablar de estética y belleza, pero visto el interés suscitado y por petición popular, me lazo a la piscina.

¿Cómo era mi pelo antes del embarazo?

Reconozco que yo jamás he tenido un «pelaso» (* pelazo: dícese de melenón al viento), más bien he tenido el pelo muy finito y poca cantidad, densidad o cómo queráis llamarlo.  Aquí podéis ver fotos de mi historial, entre los años 2008 y 2012, (sí, yo también tengo un pasado), antes de quedarme embarazada por primera vez. Hasta con el pelo larguito se aprecia que no tenía mucha cantidad que digamos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el embarazo de niñamolona, hace ya 5 años, pasé por lo que toda embarazada pasa: mi cabeza empezó a acumular pelo a montones debido a la los cambios hormonales. Por lo general, entre el 85 y el 95 % del pelo está creciendo y el 5 o 15 % restante permanece en fase de descanso un tiempo hasta caerse de forma natural (cuando nos cepillamos el pelo o nos lo lavamos) y se reemplaza por pelo nuevo. Para que os hagáis a una idea, aproximada, se nos suelen caer unos 100 pelos de la cabeza al día (que ya podían ser de las piernas o las axilas, pero no, tenían que ser de la cabeza).

Pero en el embarazo, debido a los niveles hormonales, el pelo de la cabeza permanece en fase de descanso más tiempo, es decir, que no se te cae como normalmente lo hace. Por eso se nos pone un melenón que le sube el ánimo a cualquiera (y aquí sí, también podemos notar que nos sale más vello corporal, ¡olé la gracia!).

Y, de la misma manera que nos sube el ánimo, se nos cae el alma a los pies cuando después de dar a luz empezamos a perder ese pelo a puñados. «¡Me voy a quedar calva!», pensamos… no, no nos vamos a quedar calvas, sencillamente vamos a perder lo que no hemos perdido en casi un año: 100 cabellos al día x 7 días que tiene la semana x 40 semanas, ¡hagan las cuentas!

¿Qué ocurrió en mi 2º embarazo? casualidades de la vida…

Tras mi segundo embarazo, me acababa de cambiar de peluquería y me notaron varias heridas en mi cuero cabelludo. Es algo que me pasa desde pequeña debido a una dermatitis que vengo sufriendo desde los 6 o 7 años. Tengo fases de muchos picores y se me descama la piel, me provoco heridas… En fin, sin entrar en detalles, mi peluquera me recomendó que me viera una experta que pasa consulta en la peluquería una vez al mes. Yo había probado otros tratamientos, así que, aunque escéptica, no tenía nada que perder y me animé a probar.

Me analizaron con microscopio, me arrancaron un mechón para analizar las raíces (ay Montse, cómo te las gastas, que la tía lo hace a traición y sin avisar, ja, ja, ja) y me mandaron un tal Tónico Alogénico. El tónico se pone con un difusor a modo de jeringuilla por el cuero cabelludo y luego se masajea suavemente con los dedos de la mano. ¡No sabéis qué frescor y qué alivio para mis picores! una maravilla, no engrasa, ni ensucia, así que era bastante cómodo de usar. Además, como mi lactancia se fue al garete mucho antes de lo previsto, me mandaron un bote de pastillas específico para la dermatitis.

Un buen día, unos dos meses después del tratamiento, y notando ya bastante mejoría, mi marido, que es de los que se fija bastante -considerémosle una especie en extinción-, me dijo «oye, tienes como más volumen y cantidad de pelo, ¿no?» y yo le dije «sí, sí, pero es del embarazo, esto ahora se tiene que caer». Pero, para mi sorpresa y contra todo pronóstico, pasó el tiempo y no perdía pelo como yo esperaba. Se caía normal, al cepillarme y al lavarme el pelo, pero nada que ver con lo que perdí tras mi primer embarazo.

pelazo_unamadremolona

Foto de antes de mi tercer embarazo, tras usar el tratamiento. (Foto de Lourdes Balduque)

Kapyderm, ¡cómo no les voy a querer!

La verdad es que, desde entonces, sigo echándome el tónico pero no de forma regular, solo de vez en cuando, cuando noto que me pica o, por ejemplo, si me duele la cabeza (como refresca tanto me alivia un montón), como mucho, mucho, igual son 2 o 3 veces al mes cuando lo hago. Pero, sorprendentemente, he mantenido el melenón después de esto. En aquel entonces tenía muchas ganas de hablaros del tratamiento pero, al tratarse de algo específico para la dermatitis, pensé que era contraproducente recomendarlo alegremente sin informarme mejor.

¿Existe un tratamiento específico de prevención de la alopecia postparto?

Estoy en mi tercer embarazo y me ha parecido el momento ideal para contactar con la marca y preguntarles acerca de la alopecia, si hay manera de prevenirla tras el parto, etc. así como proponerles una colaboración con el blog. Y, como os comenté en instagram, ¡me dijeron que sí! (a las dos cosas). Me mandaron el tratamiento de prevención y yo os comenté un «cuando lo pruebe bien os lo cuento«… pero muchas, que sois ansia viva (¿a quién me recordareis? y no me miro a nadie, ji, ji….) me habéis escrito masivamente pidiéndome más información porque estáis embarazadas ahora y es en este momento cuando os interesa. También me habéis escrito porque ya no estáis embarazadas y queréis recuperar volumen y densidad, etc.

Normalmente nunca hablo de nada que no haya probado a conciencia. Es decir, estoy haciendo una excepción porque conozco la marca y sé que a mí me ha funcionado muy bien, aún cuando ni siquiera era el tratamiento específico para la prevención de caída, sino enfocado a mi dermatitis.

¿Es un tratamiento exclusivo para prevención?, ¿vale si ya se me ha caído el pelo?, ¿funciona en hombres?

A ver, yo puedo hablar solo de lo que conozco pero también es cierto que cuando yo voy a consulta en mi peluquería, que es una vez al mes, coincido con otros muchos clientes tan satisfechos o más que yo. Mujeres y hombres de todas las edades y con todo tipo de pelo. Eso no quiere decir que yo os pueda asegurar al 100% que en vuestro caso a va a funcionar, porque estaría mintiendo como una bellaca. Yo solo os puedo decir que mi experiencia con kapyderm ha sido excelente y que, cuando haga este nuevo tratamiento de prevención, comprobaré qué tal me va y os lo contaré de nuevo en el blog y en instagram, con total honestidad como hago siempre.

¿En qué consiste el tratamiento para la prevención de caída postparto?

Me han mandado dos productos con estas indicaciones:

  1. Tonificante y vigorizante en periodos de caída: me recomiendan usarlo para lavar el cabello y el cuero cabelludo
  2. Tónico alogénico: es un activador celular, sanguíneo, descongestivo, equilibrante y nutriente. Este es el que os comentaba que conozco y uso, ahora me recomiendan aplicarlo a partir del 7º mes de embarazo hasta dar a luz (al no penetrar en torrente sanguíneo es seguro para el bebé)
  3. Después del embarazo, si se está lactando no se puede tomar nada vía oral, pero de no lactar se tendrían que tomar dos cápsulas de Shock al día por periodo mínimo de 3 meses. Este no me lo han mandado porque yo tengo previsto dar el pecho

Tengo alopecia, ¿qué hago?

Yo creo que cuando uno tiene un problema grave -como ya hemos visto, la caída del pelo después del embarazo es algo normal-, es decir, cuando hay un problema grave de verdad, conviene acudir siempre a los especialistas de la salud y no seré yo la que diga lo contrario.

Tened en cuenta que hay muchos factores que pueden provocar la caída del pelo:

  • Exceso de vitaminas
  • Falta de proteínas
  • La genética
  • Las hormonas
  • El hipotiroidismo
  • Falta de vitamina B
  • Pérdida de peso repentina
  • Sistema autoinmune
  • Antidepresivos u otros medicamentos
  • El estrés
  • El envejecimiento, etc.

Por eso un chequeo con vuestro médico siempre sería recomendable y bueno. Aunque kapyderm no os va a hacer mal porque usan ingredientes naturales.

¿Dónde se puede comprar?

Mi recomendación es que os vean y analicen vuestro caso particular antes de comprar los productos. Pero esta es solo mi recomendación personal. Lo digo porque dependiendo de las circunstancias y factores de cada uno, os mandarán un tratamiento u otro a medida. Como me leéis desde muchos puntos de España, os voy a dejar un número gratuito de información para que os orienten e incluso os indiquen en qué peluquerías os pueden ver, hacer un diagnóstico, etc. (que eso es lo que yo haría).

 

Otros consejos para las que tengáis dermatitis

Si tienes dermatitis, tengo que añadir que otra de las medidas que he tomado para mejorar mi situación ha sido cambiar de champú, acondicionador, mascarillas, etc. No me echo nada en el pelo que lleve siliconas, ni parabenos, etc. Si por algún casual tengo que hacerlo, luego pago el pato con picores horribles…

Comencé probando la marca Secretos del agua pero, honestamente, no me gustaba cómo me dejaba el pelo y era un desembolso importante. Así que probé con I.C.O.N. y estoy encantada, entre otras cosas porque me deja el pelo con bastante brillo. Algunas de vosotras me decís que esta marca os va guay y otras me decís lo contrario, supongo que depende mucho de la persona y de su grado de dermatitis. A mí, concretamente, me va genial la línea INDIA, pero también alterno de vez en cuando con el champú Energy.

Además, para rematar la faena, me hago una turba en la peluquería (producto también de kapyderm), cada cierto tiempo, igual una vez cada 4 o 5 meses. La turba es una limpieza del cuero cabelludo, para oxigenar. Se puede comprar el producto y echarlo en casa pero yo prefiero hacérmelo en la peluquería, me parece menos engorroso y el precio es asequible.

Y hasta aquí el post de hoy, espero de corazón que os sea útil y haber aclarado todas las dudas que me habéis transmitido durante estos días.

* Este post no es patrocinado pero sí me han cedido los productos para el tratamiento nuevo, el que hice después de mi segundo embarazo me lo pagué de mi bolsillo.

¡Que tengáis un día muy molón! os espero en instagram, cada día con un saludo mañanero para motivarnos desde primera hora 😀