Por favor, no comentes lo estupendo que es mi hijo delante de su hermana

Yes, los celillos -porque siguen siendo cosa sutil en Villa Molona- han llegado a nuestra humilde morada este verano. Ya os lo comentaba en un saludo mañanero pero, si no me seguís por instagram (¡mal!), os pongo en situación. Estábamos en la piscina con los niños y niñamolona (4 años) se acercó a una vecina para decirle lo siguiente:

– “¿Por qué todos miráis a mi hermano y a mí no?, antes me mirabais a mí…”

Rotura de corazón inmediato. Dolorcito en mi interior. Pinchazo en mi pecho.

¡AUX!

He de decir que mi vecina estuvo bastante astuta en su respuesta “le miramos porque es muy pequeño y no tiene miedo al agua, si se cae se puede ahogar, así que estamos pendientes para que no le pase nada. Como tú ya nadas fenomenal, porque eres más mayor, estamos mucho más tranquilos”.

unamadremolona_2

Llamadme exagerada, me da igual, no sé si serán las hormonas del embarazo pero oír semejante frase de mi niña me partió el alma en mil pedazos. Hace un tiempo largo compartí con vosotras varios artículos, uno redactado con ayuda de una experta para prevenir la aparición de celos entre hermanos; otro contando cómo llevaba niñamolona la llegada de su hermano y, en general, por instagram os he ido contando cómo abordamos este tema, lo bien que se llevan, lo que se quieren y el vínculo tan especial que tienen los dos. Orgullo de madre.

En casa nos cuidamos muy mucho en nuestro trato con los dos, para que sea igual, no haciendo más caso a uno que a otro y teniendo momentos para cada uno, porque son diferentes y únicos.

El problema es que niñomolón está que arrasa por donde va. Tiene un año y medio pero parece un hombrecito de lo espabilado que está. Pasea con gracia y salero, chapurrea palabras, hace monerías, se tira al agua con los manguitos y nada como un pececillo, se ríe sin parar… está muy gracioso, lo reconozco. Y con lo bruto que es, tenemos que estar muy pendientes por su integridad. Pero ese no es el problema, el problema ha llegado con las vacaciones. Para conciliar, los abuelos se van turnando y, evidentemente, no podemos controlar los comentarios de nuestro entorno, familia, amigos, vecinos…

-¡Este niño es insuperable!

– Niñomolón está súper divertido

-Cómo es niñomolón, tiene ganada a toda la piscina entera

Y claro, niñamolona no es sorda, escucha y le duele. Aunque parezca que está distraída en su mundo multicolor (ella tiene mucha vida interior), es consciente de cómo su hermano es el centro de todas las miradas y tiene celos, lógicamente. Sigue siendo una niña dulce, adora a su hermano pero de vez en cuando la sorprendo pegándole un revés, empujón o puñetazo. Esa rabia contenida la saca en cuando él se pone a incordiar.

unamadremolona

Activado protocolo de urgencia

Dentro de que sentir celos es algo normal y lo llevamos con calma y naturalidad, por mi parte he hecho mi labor con una ronda de llamadas y concienciación familiar. La anécdota de la piscina nos ha servido a todos para estar un poquito al loro y tener cierta prudencia con nuestros comentarios.

Por favor, no comentes lo estupendo que es mi hijo delante de su hermana

Por nuestra parte seguimos igual, aunque  puede que prestándole un poquito más de atención a ella, mimándola mucho en cuanto llegamos de trabajar, haciéndola sentir como lo que es: especial y única para nosotros.

Pasaremos la racha, no queda otra.

Vosotras ¿cómo abordáis este tipo de situaciones?, ¿os habéis visto en algún momento difícil por la rivalidad entre hermanos? contadme cómo lo hacéis en casa, a ver si cogemos nuevas ideas entre todas 😉

Besos a todas y, recordad, que os espero InstagramTwitter y en Facebook.

33 Respuestas a “Por favor, no comentes lo estupendo que es mi hijo delante de su hermana

  1. Son dos bomboncitos, les he visto poco pero porque estoy en operación éxodo pero prometo hacerle mucho casito a niña molona en cuanto me libere (tiene a mis hijas cautivadas). Un beso, gracias por entretenerme, se agradece una bocanada de aire

  2. Aquí, el pequeño es tan pequeño que aún no hemos notado estas cosas pero ¡ya me lo veo venir! la abuela paterna que le echa menos cuentas a ella cuando los 2 niños están presentes (luego se sorprende de que la niña sólo quiera irse con el abuelo) y alguna que otra expresión de entusiasmo cuando le digo que podemos hacer algo juntas ¡y alucina como si fuera lo más grande del mundo! Demasiado mundo interior tienen…

    • Nosotros en casi 2 años los celos los hemos pasado de puntillas y genial. La verdad es que los consejos que nos dieron funcionaron… pero cuando no puedes controlar tu entorno, ya no depende tanto de ti. En fin!

  3. Hola guapa!
    Las mías, dos niñas, de 6 y 4, y ambas se tienen celos la una de la otra. Hay días que acaba estallando la guerra porque cualquier mínimo gesto o palabra las hace saltar. Yo reconozco que tiempo exclusivo a cada una nos cuesta tener… Porque la pequeña le gusta ir detrás de la mayor para todo y por mucho que le expliques qué ahora no, es complicado… Pero bueno hacemos lo que podemos y esperemos que pronto pase la época de supermegacelos!

    • Claro, es bastante normal que pase y supongo que tenemos que llevarlo con naturalidad, mediando para que no se maten, eso sí jaja… Mil besos guapa y ojalá pase pronto la racha!

  4. Hola! Yo estoy igual, mi hijo tiene 17 meses recién cumplidos y es de lo que no hay! Habla, lo entiende todo, le basta con ver una vez algo para imitarlo, todo lo peligroso le parece divertido y un sin fin de cosas más. Mi hija tiene 4 años, no nos hace comentarios de ese tipo pero hemos sufrido y seguimos sufriendo pataletas del tipo llamada de atención máximo nivel, llorar por cualquier cosa… por el trabajo de mi marido pasó mucho tiempo sola con los dos y obviamente mi tiempo es para el casi exclusivamente… lo llevamos con paciencia y dándole amor a ella cuando su hermano nos deja un minuto 😅

    • Es que no queda otra, verdad? aunque a veces la paciencia se agota… yo ahora con las hormonas estoy que salto, luego me arrepiento, reculo y vuelta a empezar. Pero bueno, lo hacemos lo mejor que podemos 😉
      Muchos besos!

  5. Los celos son inevitables….🤦🏻‍♀️
    Soy la hermana mayor(diferencia de 5 años) y aún siendo la más alabada, la que se lleva al bolsillo a toda la familia, la más cariñosa y con la que comparan a la pequeña, es inevitable sentir cierto recelo por mi hermana 🙄
    Son celos sanos, pero son celos.
    Alguna vez en la vida, aunque sea de viejita, espero que ¡¡¡¡éstos hayan desaparecido!!!!

    • jajaja… está bien que lo reconozcas! eso ya es un paso. Yo creo que es muuuuy normal pero bueno, como todo, pasará. Yo es que me llevo 6 años con mi hermana y jamás hemos tenido celos la una de la otra. Ella ha sido muy madre conmigo, eso sí 😉

  6. En casa estamos igual… Tengo 2 niñas, una de 3 años y medio y otra de 10 meses. Hasta ahora todo había sido sutil, pero en verano con las dos en casa estamos notando los celillos. Aunque dedicamos tiempo a los dos y casi siempre estamos los dos en 🏠 se nota. Vemos cómo le quita todos los juguetes, la baja del sofá dándole empujoncitos con los pies, etc. Aunque también tienen momentos preciosos 😍 Es lo que toca ahora. Pero da penita. Ánimo! Yo no me acuerdo de los celos porque soy la pequeña de 3 hermanos jeje

    • Yo también soy la pequeña de 3 (de la que nos hemos librado, jaja).
      Y sí, cómo se nota que ahora pasamos más tiempo juntos todos, eh? cuando hay coles y guardes es mucho más fácil. Pero bueno, a lidiar con ello, es lo que toca!
      Muaca!

  7. Uyyy como te entiendo,yo tengo un niño de dos años y medio y es tremendo el tio,pero con mi hermana se llevan 4 años y la que mas es mi abuela que les compara,y dice que el pequeño es mas majo que ella…y un dia la dije que ninguno es mejor que el otro y que son iguales que se les quiere por igual que ya estaba bien de comparaciones,,y cuando alguien habla del trasto siempre alabo a mi hermana lo bien que le cuida le enseña…..
    Poco a poco la gente hace daño sin pensar

    • Uffff… es muy cansino el tema comparaciones! el otro día por aquí igual, “venga come que mira tu hermano, ya se lo ha comido todo…” a ver, es que eso no ayuda, no va a motivarle nada que su hermano ya haya terminado, sino más bien todo lo contrario. Ojú, que sí, que no hay mala intención pero es que es agotador y echa por tierra el trabajo que nosotros hacemos en casa.
      En fin, PACIENCIA!

  8. Hola! Primero de todo, me encantan tu blog y tus saludos mañaneros, no me pierdo ni uno aunque a veces los vea por la noche…
    Tenemos una niña de 1 año y medio (Almudena) y otra de 4 meses (Gabriela). Cuando llegó Gabi, Almu estaba encantada con su nueva hermana. Hasta hace una semana, que paso de hablar casi perfectamente a empezar a tartamudear y sólo contestar “sí”, “no” y “más”. Cuando se lo conté a mi madre se partió de risa “no sabes lo que hiciste tú con tus hermanos” (lo más bonito que decía de ellos es que quería ser hija única para no compartir ni padres ni abuelos).
    Como todo con los niños, paciencia, cariño y todo volverá a su ser.
    Ánimo con niñamolona, que no puede ser más dulce 😉
    Besos

  9. ay! corforme lo he ido leyendo se me ha partido el alma!!! me ha recordado tanto, tanto a mis dos pequeñas! y si es verdad, les miramos porque son pequeños y algo deben tener los segundos porque hablas de niñomolon y parece que estas hablando de mi pequeñaja!!!
    esta claro que aunque nosotras lo hagamos lo mejor que podamos, ellas tienen un sentimiento encontrado entre querer mucho mucho a sus hermanos y otra que ya no sea la unica que ocupa las miradas, un besote enorme y gracias por contarlo porque madres como yo, nos sentimos idetificadas y como dicen ¨mal de muchos, consuelo de tontos¨ pero ver que no soy la unica madre que pasa por ese proceso, llamado celos, es un alivio, y ayuda muchisimo

    • Me pasa igual, me consuela mucho que me contéis vuestras experiencias. Gracias miles! 🙂
      Vaya equipo molón de madres se encuentran por aquí y por redes sociales!
      Besazo!

  10. Hola Isabel,
    Nunca he escrito todavía ningún comentario, pero te veo todos los días! No tengo hijos, ni siquiera estoy casada (todavía), pero me encanta tu blog y tus palabras – hacen falta testimonios de madres trabajadores y felices como el tuyo!
    Sobre lo que comentas, yo te puedo decir que fui hipercelosa. Tengo un hermano pequeño (4 años menos) y recuerdo el momento en el que mi madre me dijo que iba a tener un hermano… yo sólo le contesté “Mamá, yo no te he pedido un hermano así que ya lo puedes devolver”… Y tardé muchísimo tiempo en quererle la verdad! Salgo superenfadada en todas las fotos del hospital… Y ahora daría la vida por él! Me encanta ver que te preocupas tanto por la reacción de niñamolona, porque realmente hay que reaccionar, pero se me ocurre que a mí lo que me hizo cambiar el chip fue que mis padres me pidieron que fuésemos “complices”… Recuerdo que se sentaron conmigo y me explicaron que mi hermano era mucho más débil que yo, que había que protegerle entre todos y que ellos solos no podían hacerlo pq mi hermano me quería mucho a mí y siempre me seguía… me pidieron si podía ayudarles a cuidar de él, para que me diese cuenta de porqué a él le hacían “más caso”. La verdad es que cambió muchísimo la situación en casa desde entonces!
    Un abrazo, ya verás que se pasa pronto!

    • Qué bien Marta que tus padres supieran actuar. Claudia adora a su hermano y le defiende a muerte, yo creo que hemos hecho muy buen trabajo desde el principio implicándole en todo lo que tenía que ver con el bebé. Pero bueno, cuando no puedes controlar los comentarios ajenos pasan estas cosas. Muchas gracias por contarme tu experiencia, la voy a tener muy en cuenta si las cosas se nos van de las manos 😉
      Besos!

  11. Tema Celos mi gran duda y mi gran miedo. Embarazada aun de mi segunda hija intento hacerla partícipe a la primogénita de todo lo relacionado con su hermana que nacerá en noviembre pero afrontar cómo lo tomará ella cuando nazca es algo que me tiene de los pelos. Estoy cogiendo ideas y sobre todo intentar no estar mucho con una o con otra pero ya te contaré cielo. Besototes 😘😘😘

  12. Pues a mi mayor todo el mundo le dice que que guapo, y ya me están diciendo que es más guapo que el pequeño, cosa que me fastidia porque odio comparaciones, y aún tiene 7 meses, pero no me apetece que cuando se entere hagan ese tipo de comentarios delante de él. Y delante de mi tampoco, que odio que comparen a uno con el otro.

  13. Q bien! Poco a poco ella verá q ella también es lo mas, pobres! Yo ando igual, el ama a su hermana, pero quizá esos golpes o puñetazos q le da a la peque (aislados), talvez es por lo q mencionas.
    Ojo cuando llegue bebe, pues sin querer se tiende a proteger al grande, y el d enmedio (q surlen ser mas independientes) quedan como el sandwich, pero muy sustancioso eso si.

  14. Felicidades, la mayoría de los padres no prestan atención a estos temas y muchos crecemos con la certeza de que algunos hermanos fueron los preferidos. Es algo muy común y poco abordado. Un abrazo

  15. Un hurra y un ole para esa vecina molona, comentario acertadisimo donde los haya, amor y paciencia, todo llega pero todo pasa❤

  16. Pues aunque menuda pena, qué bien que lo haya expresado. Pobres molones mayores. Yo, con el mío, cuando alguien se acerca locamente, porque es que a la gente se les hace el culo “pesicola” con los bebés, al peque, procuro tocar, acariciar a El Santo, decir que cómo mola de hermano mayor, que es genial… y poner cara de “no, porrrrr favorrrrr” con los ojos que se me salen de las órbitas y mirando fijamente al otro adulto… todo así, sutilmente jejeje. Y la gente se suele coscar. La verdad es que, en general, estamos teniendo suerte en este sentido porque la gente suele dirigirse primero a él. Los conocidos. Los extraños que parecen robaniños no jejeje. Mi suegra, que es un sol ojocuidado, a veces sí que le ha dicho cosas como “mira qué tranquilito está/cómo se porta” y así. Nos ha jo… no se puede mover. Y yo le miro con rayos láser fulminantes imaginarios pero que ella capta muy bien, mientras odia a su nuera, y se calla. Je,je,je.

  17. Yo tengo dos, se llevan 5 años y aunque la mayor ( que ahora tiene 6) está encantada con su hermanito, tiene sus momentos. Yo la verdad, no creo que la solución sea no alabar al pequeño delante de la mayor. Creo que los niños tienen que aprender a convivir con el hecho de no ser siempre El Centro de las alabanzas, no pasa nada , es algo natural. Si pasan su momento de celillos, es hasta sano, es parte de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s