Tema interesante donde los haya y si no que me lo digan a mí que me estoy volviendo loca de eco en eco. La primera me la hicieron a las 12 semanas, entonces se me ocurrió preguntar:

– ¿Se puede apreciar el sexo del bebé?

– No es seguro pero parece niña

En mis dos anteriores embarazos siempre adivinaron lo que venía en la eco de las 12 semanas, así que yo estaba convencida de que lo que traíamos era niña y para mí fue un alivio porque niñamolona, que vive este embarazo con toda su emoción, quiere una niña para hacer equipo (visto lo brutote que es su hermano, jajaja) y además, aunque menos importante, tendríamos menos conflicto a la hora de elegir nombre en este caso. ¡Paz y amor en Villa Molona!

Fetal ultrasound examination

Entonces, en la semana 14, Paula de BabySuite me invitó a una eco 4D en su centro de Pozuelo para ver si conseguíamos dar con el sexo del bebé. Aquí empezó la fiesta… la ecógrafa veía un niño…….. ¿¿¿Cómo???? y Paula, la matrona, veía una niña. Vamos que, «ni pa´ti, ni pa´mí». Salí de allí con mentalidad de «es caracol» y punto (lo de caracol lo digo porque son hermafroditas, vamos a poner un poquito de humor a la confusión).

Y la vida continuó… y llegaron los resultados de las analíticas y me tocó ir al hospital a revisión. No contaba con ello pero me hicieron otra eco (es protocolo en mi hospital, al parecer, para comprobar que hay latido y que todo va bien). Total, que se me ocurrió volver a preguntar…. y ya no os digo qué me dijeron que parecía porque, para mí, el sexo de este bebé seguirá siendo una incógnita hasta la semana 20.

¿Cómo podemos saber el sexo del bebé a través de una ecografía?

He investigado mucho en este aspecto y, al parecer, ya a partir de la semana 11 la zona genital del bebé presenta una especie de tubérculo. Según lo que he podido leer, depende del ángulo de este tubérculo, se puede diferenciar si es niño o niña. Si se inclina hacia arriba en un ángulo superior a 30 grados con respecto a la espina dorsal, se trataría de un niño; si, por el contrario, está en un ángulo inferior a 30 grados, de forma más horizontal siguiendo la línea de la espina dorsal, se trataría de una niña. De hecho se verían algo así como tres rayas paralelas en este último caso.

predecir-sexo-bebe-tuberculo-genital-nino-nina

Foto: lahabitaciondelbebe.com

Pero no, en el caso de mi bebémolón «caracol» no se aprecia bien, tiene el cordón umbilical entre las piernas, las cierra con fuerza, se mueve mogollón y se dedica a jugar al despiste. Nos mantendrá en vilo un poco más. Paciencia y punto.

Otro método: la frecuencia cardiaca

El otro método que me ha comentado una seguidora de mi cuenta de instagram, es la frecuencia cardiaca. Ella presume de haber adivinado, gracias a este dato, el sexo de varios bebés. Evidentemente, no es algo exacto, puede haber margen de error, pero aquí os dejo el truco por si queréis hacer las comprobaciones oportunas (yo me fijaré la próxima vez que vaya).

– Si la frecuencia cardiaca es superior a 140 sería una niña

– Si es inferior a 140 sería un niño

Otras fórmulas, poco científicas

Y ya sabéis lo que dicen las abuelas, «si tienes la tripa redonda será una niña, si la tienes picuda un niño» (en mi caso yo no noté diferencia); «si estás más guapa es niño, si no lo estás esperas una niña porque te quita la belleza para ella» (aquí conmigo sí se cumplió); «si tienes muchas náuseas será niña, si no niño»(buffff… lo paso tan mal en los embarazos que no me parece vinculante para determinar el sexo del bebé, jaja)… ya os digo que son cero científicas y, desde luego, yo no me fiaría.

Aún así, y ya como curiosidad, os voy a dejar un extracto de este artículo de mibebeyyo donde citan otros métodos, no científicos, que yo no conocía y que me han llamado muchísimo la atención:

  • El test de la col roja. Debes hervir una col, guardar el agua de la cocción y mezclarla con unas gotas de tu orina. Si el agua se vuelve de color morado, tendrás un niño, y si se vuelve de color rosa, una niña.
  • El ajo. Este truco requiere de cierta fuerza de voluntad ya que consiste en comerte un diente de ajo. Si después de haberlo hecho, notas que tu piel desprende mal olor, tu bebé será un niño. En cambio, si no desprendes nada de olor, será una niña.
  • El calendario lunar. Uno de los métodos caseros más populares para conocer el sexo del bebé, que tiene en cuenta la fecha del día de su concepción, algo difícil de comprobar en mujeres de ciclos menstruales irregulares.
  • Los antojos. Es otra forma de saber, según las creencias populares, el sexo del bebé. ¿Tienes ganas de comer cosas dulces o saladas? Se dice que si te apetece lo dulce es que será niña y si te apetece lo salado, niño.
  • El vello en las piernas. Se cree que si el pelo que te crece en las piernas o en otras partes de tu cuerpo durante el embarazo lo hace rápido es porque esperas un niño y, por lo tanto, tienes un extra de testosterona.
  • La fórmula gitana. Debes sumar tu edad con el mes en el que quedaste embarazada. Si sale par, es niño, si sale impar, niña.

 

Contadme cuál ha sido vuestra experiencia, ¿os acertaron a la primera el sexo del bebé?, ¿tuvisteis sorpresa?, ¿tenéis o conocéis otros métodos para averiguarlo?, seguro que tenéis anécdotas buenísimas así que no dejéis de compartirlas por aquí 😉

Sea como sea, ¡que venga sano! 😉

Buen día y, recordad, os espero InstagramTwitter y en Facebook.