Como bien sabéis las que me seguís en redes sociales, hace unos meses Cybex confió en mí para probar su nueva sillita MIOS. Aunque desde el primer día hemos estado encantados con ella, quería esperar un tiempo prudencial para poder contar mi experiencia sincera, saber sus puntos fuertes pero también los más flojos. Al fin y al cabo es una gran inversión y jamás recomendaría algo que suponga un desembolso para la economía familiar sin asegurarme de que realmente compensa.

Primeras impresiones

Las calidades son extraordinarias, no solo de las telas, preparadas para el frío y el calor, así como para proteger a nuestros hijos de los rayos ultravioleta, sino que además tiene un sinfín de detalles que si no los tienes, no los valoras.

Vamos por partes.

Tamaño compacto

Para mí este punto es, sino el más importante, de los más. Después de haber pagado la novatada y habernos hecho con el típico trío armatoste que te venden cuando eres primeriza, sin duda, lo que más valoro hoy es una sillita compacta y que no ocupe más de la cuenta. Una particularidad de este modelo, es que de ancho solo mide 50 cm, esto quiere decir que cabe hasta por el pasillo más estrecho, puertas de tiendas, la entrada del metro, etc. Es una sillita que te facilita la vida porque encuentras cero obstáculos.

Además, esta se puede usar desde el nacimiento si compras el capazo y también se le puede acoplar la silla del coche Cloud Q del grupo 0 (yo no os recomiendo que abuséis de ella porque los expertos siempre recomiendan que la espalda del bebé vaya recta, tumbadito el mayor tiempo posible). Así que ya no es necesario pasar por ese primer paso de chasis gigante y pesado, ruedacas enormes, etc. puedes invertir en una silla compacta para amortizarla desde el minuto 1 y hasta que el niño pese 17 kilos (aproximadamente 4 años).

Plegado

El plegado es compacto, da gusto que no se lleve el 100% del espacio del maletero de mi coche. Pero lo mejor de todo es que se pliega CON UNA MANO. Jamás en mi vida he plegado una sillita de forma más rápida y cómoda, ¡y con mi hijo en brazos a la vez! De verdad, merece un premio porque esto sí que lo valoro yo que tengo que meter la silla en el coche cada dos por tres y que me gusta llegar a casa y meterla plegada en un armario para que no esté en medio molestando.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Peso, más ligera imposible

Evidentemente, otro punto fuerte es el peso. La estructura es de aluminio extra-ligero, lo que hace que su peso total sea de sólo nueve kilos. Vamos que pesa un kilo menos que mi niñomolón (de 21 meses, lo sé, el molón es un poco tirillas, jajaja). ¿Sabéis el gusto que da manejar una silla tan ligera? y cogerla con una sola mano para cargarla en el coche, ya ni os cuento. Las ruedas son ligeras y flexibles, lo que se traduce en una movilidad muy suave y, sobre todo, en una buena estabilidad para pasear por superficies irregulares ¡se conduce de maravilla incluso con una sola mano!

Pensada al detalle

Tiene una capota XXL, con protección UPF 50 +, punto importante, y un manillar ajustable con acabado en polipiel (que parece cosa tonta, pero no sabéis qué maravilla de tacto). El diseño, algo a lo que yo probablemente le doy menos importancia porque soy así, madre práctica, más que «a la última», pues reconozco que es un cochecito muy bonito, con un diseño limpio pero a la vez distinto y original. En mi caso, llevo el modelo «Birds of Paradise», pero está disponible en siete colores distintos. La cesta que lleva abajo tiene bastante capacidad, unos 5 kg, a mí me vale y me sobra.

El punto negativo

El punto negativo es el precio. Sí, no es una sillita barata pero es que no puede serlo por lo absolutamente estupenda que es y las calidades que tiene. De hecho, después de probarla, ya no me parece tan cara. Hablamos de funcionalidad, de una sillita práctica, que vale para amortizarla durante años y de calidades muy superiores a lo que yo estoy acostumbrada a ver. Nosotros, en el trío inicial de primerizos, nos gastamos 700 €, y era de las más económicas. Una silla que, por cierto, a los 6 meses estábamos deseando jubilar por lo aparatosa que era.

Sin duda, si volviera a ser primeriza, invertiría en este modelo. La silla que yo tengo, tal cual la veis, tiene un coste de 749.95 € con el chasis. El capazo cuesta 329.95 €, que para el tercer molón cae seguro. Y la silla del coche, Cloud Q, cuesta 299.95 €, en nuestro caso no nos va a hacer falta porque ya tenemos una grupo 0 y no vamos a usarla con el chasis en ningún caso.

Como no estoy muy católica, con las náuseas y achaques varios del embarazo, no os he podido preparar un vídeo demostrativo para que veáis bien el plegado, etc. Pero he encontrado este que es cortito y en el que se ven las características bastante bien:

Conclusión

He probado muchas sillitas en ferias, de marcas que están muy moda, con mucho nombre, etc… y os aseguro que ninguna ha sido como esta. Además, en Villa Molona hemos tenido varios modelos, la que os comentaba del primer trío armatoste, que era buena pero armatoste y ya vendimos; luego una sillita muy innovadora y ecológica, que hemos dejado en casa de los abuelos; después hemos probado la gb pock-it para viajes, que seguimos teniendo para urgencias, y también la tándem para llevar a los dos molones a la vez. Es gracioso porque, ya no es que todos prefiramos esta de Cybex al salir de casa, es que los abuelos también y, curiosamente, a niñomolón es la que más le gusta porque se lanza de cabeza cuando ve que vamos a salir (se nota que va cómodo, cómodo).

Como veis, hemos probado muchas, cada una con sus características propias pero, desde luego, si me tuviera que quedar con una sola, si fuera primeriza de nuevo y tuviera que comprarme una, elegiría la MIOS sin dudarlo. No me pagan por decir esto, os lo aseguro, es una opinión 100% honesta y real. Estoy segura de que si la probáis estaréis de acuerdo conmigo.

¿Conocéis esta sillita?, ¿qué os parece?, si volvierais a ser primerizas ¿qué sillita elegiríais?

¡Feliz día! recordad que, entre entrada y entrada, os espero en instagram.