Hace un tiempo largo, escribí un post tratando el tema de los indeseables piojos. Que parece que los sueltan en las puertas de los coles para que infesten cabezas durante todo el año.

Una mamá muy cercana a mí que venía sufriendo este problema en casa, sobre todo con los niños mayores, estaba desesperada porque los visitantes venían a su casa día sí y día también; había probado de todo, hasta el famoso árbol de té, pero no había forma, LOS PIOJOS SIEMPRE VOLVÍAN. Hasta que, un buen día, dio con el truco definitivo que, por supuesto, compartió conmigo y yo, por ende, empecé a practicarlo también en Villa Molona.

No hemos descubierto la pólvora

Se trata, nada más y nada menos, que un método de prevención que se tiene que convertir en un HÁBITO. Si lo seguís os aseguro que no sufriréis de piojos jamás de los jamases. Yo lo vengo practicando desde hace meses y, cuando llegan avisos del cole, es decir, cuando sé que hay bichitos en su clase, es cuando me doy cuenta de que mi hija no los coge, vamos que el método/ hábito funciona.

Al lío

Solo tenéis que haceros con una buena lendrera, nuestra muy favorita es esta de Assy, cuesta casi 16 euros pero es que es realmente buena y no, no tengo acciones jaja… assy_peine_liendrera_antipiojos la podéis encontrar en farmacias 😉

Y, como hábito, una vez a la semana, cuando lavéis el pelo de los molones, poned máscarilla o suavizante y pasad la liendrera desde el cuero cabelludo y hasta las puntas. No os dejéis ni un mechón. El suavizante os ayudará a que no se rompa el pelo, aunque también os digo que algún tirón será inevitable, pero con práctica y cuidado se mejora mucho. Cuando a niñamolona (4 años) le toca no se queja nada de nada porque ya está acostumbrada.
Ojos que no ven…

Como están en el agua y tienen la espumita del producto, no vais a percibir si sale alguna liendre, pero no pasa nada, que no las veamos no quiere decir que no haya alguna. Lo bueno es que estaremos evitando que ese huevo acabe dando lugar a un piojo vivo, capaz de poner otros cuantos huevos más. Un huevo tarda en eclosionar 1 semana, por lo que si practicas este truco con regularidad no tendréis problema. Nosotras aprovechamos los domingos por la tarde, que vamos más relajadas y niñamolona sigue jugando en la bañera mientras yo le paso la lendrera.

Si tus hijos son más mayores

Si tus hijos ya se duchan solos, pueden pasarse la lendrera ellos mismos. Si tienen el pelo corto pues lo tienen más fácil todavía para encargarse ellos solos, si tienen el pelo largo pueden necesitar de nuestra ayuda. En el caso de mi amiga, lo hacen ellos solos y los piojos no han vuelto a aparecer nunca más.

Merece la pena

Claro que merece la pena, como cualquier hábito hay que adquirirlo y os puede dar algo de pereza, pero ya veréis que no es para tanto. Pensad que un huevo que eclosiona da lugar a un piojo, y ese a muchos piojos más, para que os hagáis una idea, según estos datos que he sacado de guiainfantil.com, «las hembras fertilizadas suelen depositar de 250 a 300 huevos durante su ciclo vital. Su ciclo vital es de unos 30 a 40 días. Entre los días 17 a 19, los piojos comen y copulan casi exclusivamente. En el día 19 y el 35 de vida, el macho copulará con cualquier hembra que pase junto a él y, al mismo tiempo, las hembras no dejarán de poner huevos, de 4 a 8 al día, lo que puede suponer un total de 300 huevos». Buuuuaaaagggg… ¿Os he convencido? 

En esta foto podéis ver cómo son las liendres, las ninfas y los piojos. Las liendres si os fijáis muy de cerca tienen como una pequeña colita y son ligeramente brillantes.

Piojos-ninfas-liendres

Fuente: madrescontrapiojos.com

¡Mis hijos tienen piojos!, ¿qué tengo que hacer?

Pues que no cunda el pánico y sigue las instrucciones que te dejé en este otro post, es un trabajo laborioso pero podrás con ello, estoy segura. Y ojo, no sequéis el pelo con secador, el calor hace que los huevos eclosionen antes.

Otras recomendaciones:

  1. No sentir vergüenza, tener piojos no es una cuestión de ser limpio o sucio, estos bichos no discriminan.
  2. Hay que avisar siempre en el cole, con discreción si queréis, para que la profesora avise al resto de la clase SIN DAR NOMBRES de los niños que tienen piojos
  3. En nuestro caso, en el chat que tengo abierto con las madres del cole, directamente nos avisamos cuando localizamos un piojo o liendre para que el resto de padres revisen a sus hijos también
  4. Y es que amigas, ¿de qué sirve que tú revises y lleves a tu hijo limpio si el resto no lo hace?, será la pescadilla que se muerde la cola (aunque con el truco que os acabo de dar lleváis mucha ventaja)

Por último, me gustaría añadir antes de despedir este post, que deberíamos evitar los pactos de silencio y ocultar que hay piojos, si nos da apuro que el resto de padres sepan que nuestro hijo tiene piojos, hablad con la profesora y pedid discreción, ¡pero comunicadlo al colegio! Es deber y obligación de los docentes el no ridiculizar, regañar, ni dejar en evidencia a ningún niño por este tema (ni por ningún otro). Si os preocupa que no les dejen ir a clase, tened en cuenta que la mayoría de los colegios no prohiben a los niños acudir al colegio por este tema, pero es obligación de las familias empezar con tratamientos para erradicarlos.

Espero que este post os sirva de mucha ayuda, probad y contadme si a vosotras también os funciona 😉

¡Feliz día! y recordad que os espero en InstagramTwitter y en Facebook.