No seas madre

Me contuve cuando leí toda la polémica que suscitó aquella escritora que hablaba de su arrepentimiento tras haber sido madre. Conté hasta 10 y dije “mejor me voy a callar”. Pero vuelve a salir a la palestra este mismo tema gracias a una conocida periodista que ha asegurado que tener hijos te “quita calidad de vida”. Es su opinión y, como tal, he de respetarla pero oye, de la misma forma que ella opina y hace caja con un libro que promociona a golpe de escándalo, yo voy a usar mi humilde blog para contar mi punto de vista.

La maternidad no es de color de rosa, como nada en este mundo. Ser soltera tiene sus cosas positivas y también sus cosas negativas; compartir tu vida con alguien más de lo mismo, tiene cosas estupendas y otras menos buenas. En la vida NO HAY NADA QUE SEA EN SU TOTALIDAD DE COLOR DE ROSA. Bienvenidos al mundo real.

Dicho esto, en cuando a la maternidad se refiere, yo tengo que decir bien alto que a mí no solo me compensa, sino que, además, puedo asegurar que está siendo la época más feliz de mi vida, con mucha diferencia. Pero, claro está, y como siempre digo, cada embarazo, cada madre y cada padre, cada parto, cada bebé… es un mundo y no todos vivimos esta experiencia igual. A mí me hace feliz y a la madre de al lado puede que no.

¿Uno se puede arrepentir de ser madre/padre?

Aunque yo no lo concibo, la respuesta es “eso parece, visto lo visto” pero, curiosamente, y es lo que más me llama la atención, la mayoría coinciden en algo: esto de la maternidad tampoco les llamaba demasiado la atención, los niños les molestaban de antes, incluso sus sobrinos, para un ratito bien pero luego que se vayan con sus padres… dicho lo cual, el problema puede que sea que no todas las mujeres están hechas para esto (aunque biológicamente lo estén, su personalidad y su forma de ser no va con esto y punto).

pregnancy-466129_1280

Entonces, ¿qué clase de irresponsabilidad lleva a estas personas a buscar un bebé? Pero
buscarlo de verdad, porque para más “inri” los casos de los que hablo encima han tenido que someterse a tratamientos de fertilidad para quedarse en estado. No amiga moderna, la vida no te lleva, la vida no te obliga, la vida no te pone una pistola en la cabeza al grito de “se te va a pasar el arroz, es ahora o nunca”. Traer una vida al mundo es algo para toda la vida. Elige tú, que ya eres mayorcita, y elige NO SER MADRE. Disfruta de tu novio/marido/chico o de tu soltería, entra y sal de casa sin dar explicaciones, organízate un viaje de un mes por un lugar recóndito del mundo y sin mirar atrás, tómate un coctel o dos o tres después del trabajo, levántate a las 12 de la mañana un sábado y haz con tu vida lo que te dé la gana, porque es tu vida, solo tuya y de nadie más.

Pero no seas madre, no digas “upshhhh… ahora me toca apechugar”…

Y ya no pensando en ella, pensando en sus hijos lanzo la siguiente pregunta:

¿Cómo te sentirías si tu madre dijera que se arrepiente de haberte tenido?

 

Reflexión final, mi opinión personal

Me produce una tremenda lástima e incluso cierto miedo, la dirección que está tomando nuestra sociedad. Una sociedad cada día más vacía, más perdida y más “light”. Una sociedad que hace creer que vamos a ser más felices cuánto más tengamos, cuánto más aparentemos, una sociedad que vive de prisa, que todo lo quiere para ya y sin esperar. Y en ese concepto de vida no tiene cabida ni el sacrificio, ni el esfuerzo.

Yo mientras seguiré disfrutando de ser madre, porque lo mío, lo que os enseño en instagram NO ES POSTUREO, es mi realidad. Con sus días buenos, malos, con sus dificultades, logros y sueños.

Seguiré ocupando mis tardes en vigilar que mi hijo no se parta la crisma cuando se sube al sillón a saltar, en lugar de estar leyendo un libro en silencio.

Seguiré dando de merendar a mis niños mientras canto las canciones de la granja (todo hits en Villa Molona, dicho sea de paso), en lugar de tomarme una tarta de zanahoria con un té en una cafetería de moda con amigas.

Seguiré observando a mis hijos partirse de risa en la bañera y empapándome de los pies a la cabeza, en lugar de darme un baño con sales y el ipad con mi serie favorita.

Seguiré peleando para que se terminen la cena en lugar de prepararme un menú elaborado para disfrutarlo antes de sentarme en el sillón después de un día de duro trabajo.

Seguiré muriendo de amor cuando les canto una nana o les cuento un cuento para que se duerman y sacando infinita paciencia cuando les cueste conciliar el sueño, en lugar de repasarme la manicura.

Seguiré desvelándome si están malitos, madrugando los fines de semana, en lugar de dormir 8 horas del tirón.

Porque la maternidad sí está hecha para mí, por eso decidí de ser madre. Porque me llena infinitamente más dar que recibir, porque ver cómo crecen, cómo aprenden, cómo avanzan y lo felices que son, es absolutamente lo más maravilloso que me ha dado la vida. Y porque esta etapa no va a durar siempre y la aprovecho porque cuando sean mayores volarán del nido y no quiero arrepentirme de no haber disfrutado de ellos, aún cuando falta el sueño y a veces la paciencia llega a su límite.

Antes de despedirme, os recuerdo que este blog ha sido nominado a los Premios de Madresfera, si quieres apoyar nuestra candidatura puedes hacerlo votando en este enlace:  http://bit.ly/MolayVota solo os llevará 1 minuto.

¡Gracias por vuestra ayuda!

Que tengáis un feliz día, entre post y post, os espero en Facebook, twitter y, sobre todo, en instagram

 

 

 

 

93 Respuestas a “No seas madre

  1. Buena reflexión en general pero puntualizando (cómo mujer responsable y en pareja). En mi caso he decidido no ser madre evitando comparar lo que es “mejor o peor” (ser o no ser madre). Mi vida a turnos de trabajo cambiantes entre otras responsabilidades, sería difícil combinarla con hacerse cargo de la crianza de una personita dedicándole el tiempo y el espacio que necesita; mi vida y la de muchas mujeres maduras y responsables no es precisament una vida sales de baño o pasteles de zanahoria con las amigas cómo que tampoco la vuestra es una vida llena de pañales y mocos (se que es mucho más plena, sin duda!!!). Dejémos de dividirnos cómo mujeres que “somos o no somos” y empezemos a estar más unidas respetando qualquier opción de vida que escojemos cómo mujeres libres, en una sociedad aún algo machista.

    • y siendo sincera, cuantas veces te han preguntado porque no tienes hijos? cuantas veces te han dicho que eres una egoista por no querer hijos (como si eso tuviera algo que ver), y cuantas veces a tu pareja? una o ninguna? pues asi esta montando, y luego no se te ocurra quejarte, madre mia!! has de ser sufrida y abnegada madre de familia y todo te ha de parecer maravilloso, o automaticamente te tachan de mala madre, señoras, una mujer los tiene porque quiere y se queja porque es lo unico que queda gratis en este pais, que no pasa nada, que por eso no será peor madre.

      • Pero Elisa, a las que son madres también se las crítica sin parar: “comes eso estando embarazada?”; “No le das teta? Pues vaya egoísta…”; “Por qué no le das biberón que es más cómodo?”; “no le cojas en brazos que se acostumbra?”; “¿le dejáis dormir en vuestra cama? Pues ya verás la que os espera”; “¿y solo vas a tener uno? Qué egoísta, si lo mejor es darle un hermano”; “¿vas a tener otro? Uffff tal y como están las cosas, estás loca!”… de verdad, tenemos que aprender a dar importancia exclusivamente a lo que de verdad la tiene. No podemos evitar que la gente opine, que nos critiquen, etc. Así que tenemos que hacer un ejercicio importante para escucharnos a nosotros mismos y tomar nuestras propias decisiones. Tu vida es tuya y de nadie más, nadie debería de tomar decisiones tan vitales por presión de nadie.
        Y todos tenemos derecho a quejarnos abiertamente, pero cuando uno tiene mucho alcance tiene que saber cómo dice las cosas. Cada día muchísimas blogueras escriben y muestran el lado crudo de la maternidad, entre todas nos ayudamos y apoyamos, el problema de esta corriente no es lo que dice, sino cómo lo dice.
        Un besazo y gracias por comentar!

  2. El amor a un hij@ es infinito pero no idealicemos la maternidad pk no ayuda a futuras madres y no es la realidad. Si somos sinceras, tu vida como madre da un giro de 180 grados y es muy diferente a la de antes. En esta nueva vida hay momentos buenos y malos hasta que se produce el equilibrio. Este equilibrio entre el bebe y la mama puede ser que llegue al mes, 15 meses o 5 años. Pero hasta que no llega todo es un descontrol en sueño, habitos diarios, tiempo personal, … Y no veo nada malo en quejarse de ese descontrol pk somos humanos!!!! Hay madres que nunca lo consiguen pk creen que nuestra vida solo debe ser nuestro hij@ y se anulan hasta como persona. Lo respeto todo pero mi caso no es ese pk mi vida tambien la forma mi mardio, amig@s, trabajo, momento personal, hobbies, …. Y cuando te das cuenta, el hij@ hace su vida. No solo somos madres, somos mujeres con unas prioridades y unas necesidades. Es cierto, que cuando te sonríe, juegas con tu hij@, saca lo mejor de ti, …. compartes todo, te compensa y te hace ser una madre 4*4. Pero me hubiera ayudado mucho que mi hija viniera con libro de instrucciones!
    Abrazo para todas

  3. Cada uno debe elegir lo que quiere pero eso no quita que, en un momento dado, pienses que te puedes haber equivocado, tanto teniendo como no teniendo hijos. Una vez que los tienes es como raro, aunque lo puedo entender, arrepentirse. A ver, un ratito De Dios mío por queeeeé creo que lo tenemos todos pero arrepentimiento constante me parece menos frecuente. Pese a todo lo que conlleva en su vertiente menos agradable, la unión que se siente con los hijos es única. Con todo, no somos nadie, en mi opinión, para juzgar las vidas y sentimientos ajenos, porque siempre nos faltará perspectiva, no tenemos las circunstancias de las otras personas. En cada época de crianza sentiremos cosas distintas y normalmente nos falta perspectiva lo que puede hacer que pensemos o digamos ciertas cosas llevados por el agotamiento, cansancio y demás.
    Yo, de verdad, cada uno que lo viva como quiera y que exprese lo que quiera.

  4. Genial la reflexión y estoy contigo al 100%. La verdad es que ser padres es una decisión y no debería ser una imposición social ni nada por el estilo. Conozco gente que por la misma razón que dices, eso de que monos los niños para un rato pero luego que se vayan con sus padres, han decidido no tener hijos. Y su vida está llena y siguen su camino sin problemas. Nosotros decidimos ser padres y la verdad es que es lo mejor que nos ha pasado. Nos encanta y aunque todo tiene sus momentos difíciles y sus cosas que en algunos momentos no nos gustan, pues sigue siendo más fuerte esa sensación de felicidad y alegría que invade nuestra casa con dos bichetes que corretean, cantan, bailan y no paran de jugar. Muchas gracias por la reflexión, porque ha sido genial leerte. De paso te he votado en los premios Madresfera… mucha suerte!!!

  5. En esto de la maternidad como en todo nadie tiene razón y nadie está equivocado.
    Es algo muy personal y todas las opciones son válidas porque vienen de la experiencia de cada uno. No es lo mismo un niño que llora sin parar los primeros meses que uno que duerme como un angelito. No es lo mismo tener una chica y una salus además de tu madre que te ayudan que estar sola con tu bebe. Y podría seguir hasta el infinito. Así q por mi parte no hay consejos que dar ,cada uno que haga lo que quiera y que disfrute o no de su maternidad.

  6. He leído varias entrevistas a la autora del libro que comenta y a mí me parece muy bien que se le haya dado voz a madres que quieren hablar de un tema tabú. Aunque las demás madres pensemos que va “contranatura”, yo comprendo que existan mujeres que se arrepienten de haber sido madres y que si volvieran atrás 15, 20 o 30 años seguramente tomarían otra decisión. Madres frustradas o que abandonan a sus hijos porque no quieren asumir la responsabilidad las ha habido siempre no es un problema de nuestra generación. La diferencia es que hoy se ha plasmado en un libro la voz de esas madres que, por lo que he leído en este blog, nuestra sociedad condena en vez de ser comprensiva. No son monstruos sino personas que necesitan apoyo.
    Como unamadremolona pregunta en el blog , “¿qué clase de irresponsabilidad lleva a estas personas a buscar un bebé?”, pues seguramente sus propios padres, su pareja o la sociedad en general. Basta ya de la pregunta: ¿y vosotros para cuando?, Parece que si las mujeres decimos que queremos tener 2 hijos, somos “normales”, pero cuando decimos que no queremos tener hijos o sólo uno, tenemos que dar explicaciones y aguantar miradas reprobatorias de otras madres que a la cara nos dicen que está bien pero por detrás piensan que somos egoístas.

  7. Para mí, no podrías haberlo descrito mejor, estoy totalmente de acuerdo contigo en todo. Ya se sabe que la maternidad no es de color de rosa, ni mucho menos, así qué probar a tener un hijo para ver si se confirma la teoría, sin estar segura, no lo veo muy responsable que digamos. Cuando una mujer decide ser madre, eso es algo que le nace desde siempre o al menos desde mucho tiempo atrás, sino, no lo pruebes hombre que no es un juguete. En fin, yo tengo dos hijas preciosas y aunque hay días que voy agotada, mi vida estaría muy vacía sin ellas, nunca dudé en buscarlas y mucho menos en tenerlas, al igual que tampoco me arrepiento, sabía dónde me metía y lo que podía pasar. Un beso guapa!

  8. Se puede entender que según la situación personal de cada persona, te toque la fibra sensible y te enerve, según qué comentarios, te haga poner el grito en el cielo y sentir que tienes que dar tu opinión pero, ¿todo vale? ¿todo es respetable?
    uis, terrero peligroso ¿no? y es que, cada uno/a de nosotros/as, puede tener su opinión, pero hablando siempre desde el respeto, cada una tiene sus razones y motivos y nadie es mejor ni peor por eso.
    Pienso que es tan respetable la opción de querer ser madre como la que no, que nadie es quién para juzgar o tachar de egoísta, a quien decide no ser madre. Con o sin intención, se ha generalizado al decirlo y, ya no sólo en este blog, últimamente, esta serie de comentarios están a la orden del día y ya, cansan…
    Considero muy importante que pudiéramos practicar la empatía de vez en cuando, pues eso mismo es lo que vamos a transmitir a nuestros hijos, o personas cercanas a nosotros en quienes ven en nosotros un ejemplo a seguir.
    A ti que me lees, te has parado a pensar, en los motivos por los que esa persona ha decidido libremente no tener hijos, pueden ser infinitos, desde un trauma no superado, una enfermedad, no poder atenderlos económicamente de una forma mínimamente digna, o simplemente porque no los contempla en su vida, yo que sé, me da igual el motivo que sea, por qué hay que juzgarlas?, por qué un interrogatorio?, por qué esta persecución?
    Es mi reflexión, desde el cariño, comprensión, respeto y por qué no decirlo, pena también, cansancio de este tipo de comentarios, y desde la esperanza o utopía de que algún día cesen.

  9. Estas en lo cierto de como se ha vuelto esta sociedad. Pero yo también apunto que a mi la vida tampoco me cambió tanto con la maternidad y eso que tengo dos hijos.

  10. Como ya comenté en otro post, soy inmensamente feliz siendo madre, por ello me cuesta entender que haya personas que no lo.sean, aún así, respeto y mucho la decisión de cualquier mujer sobre cualquier opción que determine su vida.
    Respecto al libro de Samanta, decir :
    No es lo mismo pensar, sentir, expresar como una se siente a personas cercanas o incluso desconocidas, que plasmarlo en un libro, donde sus palabras no tendrán base para el arrepentimiento, donde perdurarán, donde siempre habrá alguien que se encargue de recordarle a sus hijos que no son deseados, que fueron un capricho y que si pudiera devolverlos lo haría….no se si alguna vez pensó que sus hijos serán personas, y que todo el mundo sabe de boca de su madre que se arrepiente de ellos, y que si pudiera volver atrás no los tendría…
    Eso puede hacer mucho daño, y ella no ha pensado en eso, solo ha pensado en ella misma, en como se siente, y le ha importado un comino el resto de los seres implicados en esos sentimientos, si es duro saber que tu madre se arrepiente de haberte tenido, imagina lo que será que todo el mundo lo sepa…

  11. En general estoy de acuerdo con lo que se dice, pero como mujer soltera, no me siento para nada identifica con las comparaciones que se hacen entre la vida con hijos y el comer una tarta de zanahoria, baños de sales, menú elaborado, etc… eso es un estereotipo que no incluye a todas, así que por favor, que cada uno vida como quiera o PUEDA y no pretendamos calificar las vida de los demás como mejor o peor.
    Como puntualización final, tod@s nacimos solter@s, los demás estados son una auténtica elección.

    • Son ejemplos, más o menos acertados, pero solo son ejemplos. No te quedes solo con eso porque el único objetivo es el de respetar a todas aquellas que no quieran ser madres, tener un hijo es una decisión que no deben tomar los demás por ti, por presiones sociales ni por el qué dirán. Siempre vamos a recibir críticas, seamos o no seamos madres. Luego cualquier mujer sin hijos ocupará su tiempo haciendo lo que más le guste, faltaría más, ya sea leer, viajar, etc, (que no hace falta que te comas una tarta de zanahoria, ni te des un baño, etc.). Esto no es una crítica a las que decidan ser solteras y no tener hijos!

  12. Somos diferentes. Tenemos nuestras expectativas de vida, y no en todos compagina bien el hecho de ser padres. Pero es una experiencia única, en mi caso ha sido un vuelco total e inesperado a mi vida – para bien – . Un abrazo

  13. Bravísima.
    Yo estoy embarazada, no fue una niña buscada pero es la niña que más amo en el mundo ya. A estas mujeres que hablan así sin tapujos de algo que han traído al mundo, que sale de su vientre y lleva su sangre le diría que no merecen semejante regalo si apenas saben apreciarlo. Los hijos como las madres son bendiciones. Me gustó mucho como expresas tu experiencia con tus chiquillos que seguro que te vuelven a veces loca y deseas tomarte un vino con tu ipad pero compensa lo felices que les haces a ellos. Seguro que eres una gran madre, yo espero serlo también. Un abrazo, me gusta mucho tu blog.

  14. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Yo también he escrito sobre las tristes palabras de Samanta y la frase que más me duele de sus “polémicas declaraciones” es: “Ahora ya es demasiado tarde, ahora soy madre y hay que apechugar”. ¿Apechugar? Esta chica no sabe la suerte que tienen de tener dos bebes sanos. Yo perdí una sobrina con apenas unos meses de vida, eso sí que es una GRAN pena y una gran desgracia que tienes que “apechugar” . Hay mucha gente con hijos enfermos o mujeres que quieren ser madres por encima de todo y no lo consiguen, me parece muy desconsiderado por su parte. Y que conste, que yo como tu, creo que la maternidad no es de color de rosa. Felicidades por tu blog y tu reflexión.

  15. Lo cierto es que nadie estamos preparados para ser madres hasta que lo somos, supongo que habrá mujeres que tienen unas altas expectativas respecto a esa nueva situación, en mi caso no las tenia, por eso cada nueva experiencia con mi bebe ha sido estupenda, yo no me esperaba que esto de ser madre pudiese ser tan maravilloso, no lo tenia idealizado y por eso lo disfruto mas, pero cuando realmente me di cuenta de lo que significaba ser madre es cuando en mi segundo embarazo me dijeron que la niña venia mal, que no viviría mas que unas horas, y eso si fue tener que “apechugar”, dejar a un lado todo el egoísmo y solo pensar en el bienestar de esa criatura durase lo que durase. En mi tierra hay una palabra que define estos casos en los que las personas tienen tanto de todo que no disfrutan de nada y es “refalfiada”, me parece a mi que esas palabras y pensamientos son fruto de madres refalfiadas, que quieren solo lo bueno de la maternidad. Me han gustado mucho tus reflexiones, las de una madre “normal” como pretendemos ser todas, el echo de ser madre ya es extraordinario, no hace falta aparentar. Un saludo

  16. Las personas somos diferentes unas de otras, tenemos diferentes espectativas de vida, diferentes deseos y diferentes formas de entender el mundo. Y ser madre no nos iguala. Cada madre es diferente y vive la maternidad de una forma.

    Tener hijos o no es una decisión muy personal y no entiendo por qué juzgas si una madre debería haberlo sido o no. Éso, lo deberá juzgar ella y sus hijos, no tú.

    Si una madre piensa que ha perdido calidad de vida por haberlo sido, y lo dice, no está haciendo mal a nadie, ni juzgando a nadie, ni cuestionando a otras madres, sólo está expresando cómo se siente.

    No logro comprender el tono de este post, ni por qué te molesta u ofende que otras madres se sientan de forma diferente a ti.

    Si tú eres muy feliz con tu vida, como parece que eres y estás muy segura de estar cuidando y educando bien a tus hijos, disfrútalo y respeta a los demás. Aunque te creas mejor que esa mujer que ha perdido calidad de vida por tener hijos, muy posiblemente no lo seas.

  17. Totalmente de acuerdo!
    A mi me pareció tremendo sus declaraciones la verdad. Es cierto que ser padres es muy duro pero a mi me pareció totalmente fuera de lugar todo lo que ha dicho. Yo quiero pensar que le costó tanto alcanzarlo que después le decepcionó o sino como bien dices realmente ella no estaba hecha para ser mamá. Es totalmente cierto hay personas que lo están más que otras y a lo mejor dos bebés le han quedado grandes.
    Me ha encantado tu reflexión personal!
    Yo escribí también un post sobre ello por si te apetece leerlo. Te dejo mi reflexión final y el link por si te gusta:
    “El mundo necesita más gente amable, con coraje, valentía, sacrificio, determinación y sobretodo generosos. Porque ser padres eso implica. Implica dedicación exclusiva a unos hijos que serán tu responsabilidad durante toda la vida y de nadie más”.
    https://misspatucos.net/2017/01/31/tener-hijos-no-es-perder-calidad-de-vida/
    Un besazo guapa!

  18. No he probado aún la tarta de zanahoria y tampoco puedo decir que el día que nació mi hijo fuera el más feliz de mi vida. No me parece bien que se encasille a las personas, trivializando el asunto bajo típicos tópicos que no se tienen siempre que corresponder con la realidad (manicura, baño con iPad,…). Cómo he dado a entender, no pertenezco a ninguno de los dos extremos. Sí puedo decir que la primera noche con nuestro bebé en casa fue como volver a nacer, como sentir que era una persona nueva con una nueva vida, y eso no siempre es fácil de asumir, de digerir, de aceptar. Por supuesto deseé ser madre siendo una persona con grandes dosis de empatía por los niños. Aún así, y por mucho que nos cuenten y sepamos lo que entraña ser madre, no está resultando ser nada fácil. Hasta que no lo vives bajo tu piel, no te lo imaginas ni de lejos. Hay que ver, claro está, la situación personal de cada uno y cómo es el retoño en cuestión (que hay bebés y bebés). Quizás por la idealización de la maternidad como el culmen de cualquier vida. No creo en el ideal de maternidad que se nos ha pintado, creo más bien que hay muchas madres/padres que lo pasan mal y creo que hay más arrepentidas/arrepentidos de los que se dice. Debo remarcar que afortunadamente no es mi caso, aunque si hay momentos puntuales de “ay, dónde me he metido”. Lo del arrepentimiento lo comprendo perfectamente, aunque también es verdad que la periodista lo habrá expresado de forma más exagerada para crear impacto y hacer caja (supongo que la autora de este blog también se lleva unos cuartos con sus opiniones).

    Por último quiero decir que aquí, la madre molona, habla de maternidad y de sacrificio. Ahí lo dejo.

  19. Hoy podeis escoger si tener o no hijos, ser madre no es tarea fácil, pero si tuviera ese pensamiento referente a mis hijos los hubiera dado en adopción, un niño no pide venir, lo más importante que se les puede dar es amor, que se sientan muy queridos los hará personas de bien. Yo decidi ser mamá y mis hijos ya son mayores, pero morire siendo principalmente mamá. Estoy de acuerdo totalmente contigo y felicidades por los blogs, un besazo

  20. Cuando leo este tipo de declaraciones de madres arrepentidas, o la última de la periodista, me pregunto si no habrá una depresión postparto latente o no detectado. Una de las cosas que facilita la depresión postparto es la expectativa de tener una maternidad “feliz” que se presupone que debe ser así, promovida por la sociedad, los medios de comunicación, etc.

    La maternidad es algo que se elige, sí. Después pueden ocurrir mil cosas, en mi caso, cuando Alicia sufrió anoxia y salimos con el díagnóstico de parálisis cerebral, una de las cosas que me decía a mí misma era que me arrepentía de haber decidido ser madre en mis sesiones de terapia. Evidentemente, lo que había era una profunda insatisfacción al ver mi realidad y mis expectativas. Hasta que no se acepta, se acomoda y asimila la situación, liberándote de lo que esperas, la insatisfacción estará ahí. La lección de vida es que las expectativas son un castillo de naipes.

    Después de superar mi duelo, yo adoro a mi hija y es mi maestra.

    Quizá desde ahí se podría entender a estas madres. Un abrazo.

  21. Qué tema tan personal el de elegir ser madre o no serlo. Tan bueno un camino como el otro, tan diferentes y tan respetables los dos! Creo que es bueno expresar cada uno lo que lleva dentro…Aunque a veces los titulares sólo se eligen para crear un poco de polémica o hacer caja como dicen por arriba… o por el SEO!!
    Arrepentida??? Pues no!!! Pero exhausta a veces, en duda o con menos tiempo personal pues sí!!! Que un hijo te quite calidad de vida ya es otro cantar que no va conmigo. Y sí que es verdad que a veces una se enciende con ciertos comentarios.
    Yo embarazada del primero me sentí perdida en algunos momentos con la inseguridad normal que tiene lo nuevo. Y ya en casa, sobrepasada en muchas ocasiones con la teta, sus mocos, las cacas…Para mí era como si el engranaje se hubiera desajustado y estaba deseando saber cómo y cuándo todo volvería a “encajar” de nuevo…en los escasos momentos en los que me sentía lúcida!!!
    Y es bueno oír si estás embarazada que te rodees de ayuda al principio, que tendrás dudas y que habrá momentos en los que te sentirás desbordada con los niños…que te sientes a veces..taaaaan responsable!
    Pero también está la otra parte…yo me derrito si entro por la puerta de casa y el mayor se levanta del sofá y me abraza espontáneamente o cuando me acerco al pequeño a darle el beso por la noche y se me engancha del cuello con su brazo.
    Lo del respeto por los que no eligen lo mismo que yo es básico. Para mí…sale fácil si pienso en una amiga muy muy cercana que adora a todos sus sobrinos y es tan dulce con mis hijos como con su pareja. Han decido no tener hijos y a mí esto no me separa de ella nada.
    Cada una decide su manera de ser madre o no serlo…suerte para todas!!!

  22. Muy buen post. Pienso igual.
    Tener un bebé puede restar calidad a la vida que llevabas antes, pero porque da calidad a una nueva vida con nuevos aspectos que antes no se tenía. Creo que la virtud es acomodarse y disfrutar con lo que nos va viniendo. Y un hijo, para mí, es lo mejor que me podría venir.
    Un abrazo

  23. Pingback: Cómo ser una madre molona – EMPIEZA LA NUEVA ERA·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s