Con niñomolón llevamos ya unos meses de alimentación complementaria y estoy alucinada con lo fácil que nos lo está poniendo; y es que niñamolona era dura de pelar para probar nuevos sabores. A sus 10 meses, niñomolón se come los purés de frutas con una alegría que da gusto verle y los de verduras igual. Ya se va familiarizando con otras texturas y va desarrollando la coordinación y la masticación, va conociendo los sabores de las frutas por separado, etc.

Le gusta muchísimo el plátano, por ejemplo, al melón no le hace ascos tampoco y lo chupa como un loco, también le encantan los espaguetis y alguna galleta que le da la abuela 😉

Os dejo este vídeo que forma parte de la campaña que estoy haciendo con Almirón donde os cuento la importancia que tiene esta etapa de descubrimiento de nuevos alimentos, sabores y texturas, no solo para su crecimiento ahora sino para su salud en el día de mañana.

 

Da gusto pensar que, como padres, podemos influir muy positivamente en su futuro, así que os animo a que os enfrentéis a esta etapa como lo que es, una gran oportunidad de inculcar a nuestros hijos el gusto por una alimentación sana y equilibrada.

Nos vemos en la siguiente entrada y recordad que, mientras tanto, os espero en InstagramFacebook y Twitter