Sí, toda bloguera que publica una parte de su vida, de sus rutinas, de su día a día en un blog, se expone no solo a halagos y a buenas palabras, sino también a críticas, opiniones contrarias y debates de toda índole y color.

Hasta ahí yo creo que eso es algo que todas tenemos asumido. Yo misma, como consumidora de blogs (pocos, pero alguno hay), difiero en muchas ocasiones de algunas pautas u opiniones que ofrecen otras blogueras. Pero jamás de los jamases se me ocurre lanzarme al terrible mundo de la descalificación: insultos, faltas de respeto, ataques, etc.

Como muchas sabéis, ha habido mucha polémica con una de mis publicaciones, pero es un tema que ya he dado por zanjado. Ahora bien, anoche me acosté completamente alucinada con el caso de una bloguera mucho más reconocida y reputada que yo. No daba crédito a la cantidad de comentarios donde se ponía en duda su profesionalidad pero, lo que es peor, se ponía en duda que estuviese utilizando su delicada situación de salud para hacer caja. ¿Cómo se puede caer tan bajo como para hacer una acusación de esta índole? Podremos estar más o menos de acuerdo con sus publicaciones, podremos comentar y dejar nuestra opinión, pero de ahí a descalificar, a herir a una persona que de forma tan generosa esta compartiendo algo tan íntimo pero que afecta a muchas personas en su misma situación, eso ya me parece fuera de lugar.

unamadremolona

Mi reflexión

Parte de la magia de tener un blog es que comunicas y recibes. Los blogs no se forman en exclusiva de las que escribimos o publicamos vídeos tras las pantallas de los ordenadores o móviles. Los blogs generan comunidades, comunidades que son increíbles, que son casi como una piña. Porque sí, las blogueras no tenemos la verdad absoluta, podemos equivocarnos, lógicamente, ¿quién es experto en absolutamente todos los ámbitos de la vida? Nadie, ni en la vida normal, ni en la vida de internet. Además, hay ciertos temas que suscitan debates y posiciones contrarias o simplemente distintas, algo que, por otro lado está muy bien ¡no vamos a opinar todas lo mismo!

Tras la pantalla hay gente que es muy valiente

Efectivamente, en la vida, cada día, con la gente con la que convivimos y de la que nos rodeamos, surgen debates, surgen puntos en los que podemos no estar de acuerdo pero claro, a la cara uno procura guardar las formas. ¿Qué pasa cuando ciertas personas se esconden tras una pantalla? Pues que se vuelven extremadamente “valientes” y entonces, solo entonces, son capaces de insultar, de descalificar de sacar a relucir toda su ira.

Aunque, evidentemente hay comentarios que hieren, yo por lo general ya he aprendido a que no me afecte, o por lo menos no tanto como al principio. Me considero privilegiada porque pocas veces me he sentido atacada en estos casi 3 años de blog y porque, ante polémicas como la de esta semana pasada, de 3 o 4 comentarios fuera de lugar, surgen otros 100 de gente respetuosa que puede no estar de acuerdo contigo, pero expone sus argumentos con buenas formas y, bueno, también salen otras tantas leonas a defendernos a nosotras, las blogueras. Desde mi punto de vista, y ya os lo dije hace un montón, esas personas que se “crecen” al otro lado suelen ser personas que no son felices, seguramente detrás tengan historias tristes, frustraciones, situaciones delicadas, que no, que no justifican sus insultos, pero que a mí lo que me producen es una tremenda pena. Así que lo mejor es ignorar, con la que quiera debatir con buenas formas se debate, con la que descalifique, ni agua.

Que no, que las blogueras no somos perfectas pero eso es lo que da esencia a los blogs, que somos como las que estáis ahí, las que dedicáis un ratito a leernos o vernos en nuestros blogs o redes sociales. Somos una comunidad, contamos nuestras experiencias por si pueden aportar algo a quien nos lee, encima en mi caso la mayoría somos madres y os aseguro que esta comunidad me llena, me aporta y me hace feliz. Porque la maternidad es maravillosa, pero compartida todavía lo es más.

Gracias por estar ahí, gracias por leer, por comentar, por estar, por debatir con respeto, por corregir cuando nos equivocamos con cariño, por apoyar y por formar parte de los blogs porque, aunque suene peliculero, sin vosotras los blogs no existirían.

¡Que tengáis un día muy molón!

 

Isabel

Nos vemos en InstagramFacebook y Twitter 














 

LO QUIERO 
close-link