Ya os conté hace meses que iba a empezar un tratamiento para recuperar mi abdomen de antes de los embarazos y también os conté cuál fue mi impresión a las pocas semanas de empezarlo (véase post nº1 y post nº2). Prometí contar mi experiencia y enseñar mis resultados al terminar y, aunque se ha hecho esperar, aquí la tenéis, con fotos de mi evolución incluidas (valoradlo MUCHO, porque desde que me operaron del intestino y me dejaron la «chapuzacicatriz» no me gusta nada enseñar esta parte de mi cuerpo). En el vídeo hago resumen de todo para los que no me han leído, siento ser repetitiva para quiénes sí sabéis de qué va 😉 Por cierto, el resto de marcas rojas y feas que se ven en la tripa son de la faja que me la quitaba para hacerme la foto y me la volvía a poner, bueno y alguna que otra estría, ¡ya veis que cero Photoshop!

 

No entro al detalle de los ejercicios porque son difíciles de explicar, no son hipopresivos, son más bien ejercicios de contracciones súper controlados pero os tiene que ver el especialista y enseñaros bien a hacerlas, me da miedo no explicarlo correctamente y que os perjudiquéis aún más la diástasis.

Sobre precios, detalles, más fotos de otras pacientes, etc. os recomiendo ir directamente a su web http://stopdiastasis.com

Y hasta aquí el post de hoy, espero que os haya venido bien conocer mi experiencia. Si os animáis a probar el tratamiento ya me contaréis si os da tan buenos resultados como a mí. Ya sabéis que el secreto está en la constancia.

Nos vemos en InstagramFacebook y Twitter