El cuento que dormía a los niños… y a los padres

Tenía yo ganas de probar el famoso y polémico cuento “El conejito que quiere dormirse”. Famoso porque asegura que tus molones se quedan fritos antes de que termines de leerlo; y, por otro lado, polémico porque sus detractores dicen que tiene un efecto hipnótico en los niños y, por lo tanto, no es muy bueno que digamos que se acostumbren a dormir así.

Pero como no es lo mismo que te lo cuenten a probarlo, gracias a Boolino por fin he podido testarlo a conciencia para compartir con todas vosotras mi experiencia. Allá vamos:

Primer día

Niñamolona coge los cuentos nuevos con muchas ganas, supongo que como el 90% de los coverelconejitoniños. Eso sí, entramos en un bucle sin fin que le dura hasta que un nuevo título viene a sustituir al anterior. Esto con el cuento del conejito no le ha pasado, vamos que le digo que se lo voy a leer y me suelta que prefiere otro. Pero una vez empiezo no dice ni “mú” y cuando llevo unas cuantas páginas se empieza a acurrucar a mi lado, cierra los ojos y empieza a caer. Esto puede pasar en aproximadamente unos 5, 10 o 20 minutos tras arrancar la historia (depende de lo cansada y dispuesta a dormir que esté ese día).

El cuento en sí es aburrido de coj… perdón, un poco aburrido de leer. Antes de empezar te da unas pautas para que sepas leerlo; las palabras en cursiva hay que leerlas despacio, las que van destacadas en negrita tienen que ser leídas con énfasis y entre paréntesis te indica cuándo tienes que decir el nombre de tu hijo o cuando tienes que bostezar. Simple y fácil.

El problema es que algunas frases no tienen mucho sentido y la historia es algo pesada, ¡pero cómo no se va a dormir antes de acabar de leerlo si me duermo hasta yo de aburrido que es! Aunque al principio me gustó porque niñamolona se durmió en seguida y era el típico día que amenazaba con no tener nada de sueño, mi problema es que a mí me cansa profundamente leerlo y me cuesta horrores no quedarme dormida. Otra cosa que me echa un poco para atrás son sus ilustraciones… con todo el cariño del mundo lo digo, no son muy bonitas que digamos.

¿Funciona?

Pues mira, yo considero que sí y lo he testado con niñamolona y con los hijos de madre veterana de 7, 6 y 3 años respectivamente. En ese caso cayeron las niñas mayores en nada y menos, sin embargo el pequeño llegó al final sin dormirse. Con lo cual, podría afirmar según mi estudio que 3 de cada 4 niños caen en un sueño profundo antes de acabar la historia.

Mi solución al sopor

En una de las páginas del libro indican que existe la opción de comprar el audiolibro y oye, me pareció una gran solución para mi problema de quedarme sopa antes que niñamolona. Así que me gasté los 12 eurazos, aproximadamente, que cuesta el dichoso audiolibro y ¡maravilla! Mientras se lo pongo puedo trastear con el móvil y hacer las cosas que no me ha dado tiempo a hacer en todo el día como mirar mi correo electrónico, contestar mensajes, etc.

Así, estando ocupada, evito sucumbir a sus efectos somnolientos (que me da mucha rabia despertarme y tener que mudarme a mi cama cuando ya he cogido el sueño, manías de una). Si lo descargáis veréis que tiene una duración de 58 min “OG MY GOD!” estaréis pensando, pero no es que dure eso en total, es que te ponen dos versiones, una con voz masculina profunda y otra con una voz femenina.

CONCLUSIÓN DE UNA MADRE MOLONA

Para mí el momento del cuento es sagrado porque lo disfrutamos mucho, es decir, un libro no disfrutable, para mí, pierde la gracia, ¿no? Sin embargo, reconozco que me parece un buen recurso para los días más difíciles, cuando uno está más cansado o cuando el niño está especialmente revuelto. Si nos venimos arriba con un cuento chulo y niñamolona pide que le lea uno tras otro hasta el día del juicio final, el conejo se convierte en mi mejor amigo, sé que con él ya llegó el momento de dormir.

Es cierto que la repetición de ciertas palabras como “Dormir… ahora” -que aparece tropecientasmil veces- hace sospechar que estás hipnotizando a tu hijo, sin embargo, tiene algunas partes que son claramente técnicas de relajación para nada criticables: “Ahora siente el peso de tu cuerpo (…) Te pesan muchísimo los párpados”.

Así que ni tanto, ni tan calvo. Cada madre y padre sabrán si les apetece recurrir a él o no, que cada uno en su casa sabe bien cuál es su situación. Hay niños a los que les cuesta muchísimo conciliar el sueño y si puedes recurrir a un libro como apoyo siempre será mejor eso que tomar otras medidas, ¿no? Yo lo tengo claro, primero un buen cuento y si no quiere dormir, llamamos al conejito y… nos vamos….. a domir…. Ahora…. Zzzzzzz…

22 Respuestas a “El cuento que dormía a los niños… y a los padres

  1. Me mondo con el titular “3 de cada 4 niños..” Jajaja! Eres un genio!
    Yo no sé si el libro es hipnótico o no, pero lo que está claro es q, si El Niño no se duerme un día, hay q dormirle. Y si el libro funciona, pues bienvenido sea.
    Se puede usar en las siestas? El mío lleva 15 días q se niega a dormir la siesta y luego pasa la tarde agotado, el pobre.

  2. Había oído hablar antes de este libro pero la verdad que pensaba que no “hacia” efecto… yo intento leerle cuentos a mi niña pero aun no hace mucho caso (18 meses) pero como dices, no está mal para tenerlo como último recurso… lo tendré en cuenta! Gracias por la información 😊

    • Ya te queda menos para que le preste atención, ya verás cómo le encantan 🙂 en principio te aconsejo los de hojas duras porque querrá tocarlo, pasar páginas y los destrozan (la oruga glotona está guay). Luego ya cuentos chulos como “A qué sabe la luna” o “Cómo esconder un león”, etc.
      Bss!

  3. Mi enana se durmió el primer dia con el audiolibro, el segundo a los tres minutos dijo “eixe no vol” y otra vez que se lo puse paso de el y se puso a jugar por encima de la cama. Vamos que mi hija es esa una a la que no le funciona. A ella le molan los cuentos cuando juega no para dormir. Seguiremos provando cosas

  4. Nosotros también lo probamos y no nos ha funcionado. Creo que por lo que cuentas (y era mi sospecha también) que es para niños a partir de 3 años como mucho. El mío con 2 no entiende la mitad de las frases tipo “relaja ahora” y demás. Se acaba durmiendo pero después de leérselo dos veces, igual que con otro cuento cualquiera.

  5. No lo conocía lo buscaré a ver que pinta tiene ji ji, yo me quiero poner ya mi hijo pronto hará los 15 meses y quiero acostumbrarlo a dormir con un cuento.
    El tiene pequeñito y le encanta pasar las páginas y verlos con su dedito.
    Besitos.

  6. Hubo un tiempo en que se podía descargar gratuitamente el libro desde la web del propio escritor. Por curiosidad lo bajé y me resultó la cosa más aburrida del mundo. Por no hablar de que la traducción es pésima. Creo que hicieron después otra edición con la traducción mejorada, porque vaya tela marinera.
    Creo que cualquier historia que te inventes (o libro) que cuentes (o leas) en plan muermo sirve para dormir a un niño XD
    Por cierto, se puede ver en youtube (da angustia vital) ;P

    Imagino que en ocasiones puntuales puede ser un buen recurso, pero para el día a día es un tostón.

    Abrazo!

  7. Oye, pues me lo guardo para cuando tenga que usarlo con Bichito, que yo también quiero tener ese momento de cuentos antes de dormir con él.
    Efecto hipnotizante… yo apostaría más por técnicas de relajación. Dudo que hipnotizar a un niño sea tan fácil cuando hay gente que estudia para eso, no? jaja!
    Un beso

  8. Me ha encantado tu estudio y su conclusión de que 3 de cada 4 niños se quedan sopa, jajaja. Yo no lo he probado pero todo lo que leo sobre él es lo que dices, que si funciona es por lo coñazo que es, pero vamos, que a lo mejor tengo que probarlo para los días difíciles como dices! Un beso!

  9. Hola! Me está entrando sueño nada más de escucharos hablar del libro! Jaja. Yo tengo una niña de 4 años y todas las noches le leemos un cuento (ella metidita en su cama y nosotros sentados en la alfombra leyéndoselo) y oye, mano de santo. Ella normalmente quiere “Alicia en el país de las maravillas…” Yo creo que en el fondo no le gusta, ni a mí tampoco para que nos vamos a engañar ;-), pero antes de acabar la segunda página ya se ha dormido… También es cierto que termina derrotada todos los días, pero nosotros tan contentos de que se duerma tan prontito jeje. Probadlo a ver si vuestros peques se duermen tan rápido como la mía.

  10. A mí también me gusta el momento cuento así que mejor uno gracioso, uno de esos que te inventas cualquier cosa y aunque lo leas muchas veces cada vez es distinto, hay cuentos geniales! El de !A que sabe la luna” es de nuestros favoritos, si hay animales Daniela ya es feliz.

  11. Yo la verdad es que empezamos con los cuentos para dormir a los 2 años, ya que antes era Mamitis aguda la que tenia😅 Así que una vez cambiado la cuna por la cama decidí hacerle cuentos para dormir, pero claro, no iva a encender la luz para mirar sus cuentos que la distraen, así que con móvil en mano, luz apagada, solo con la luz quitamiedo y sentada al lado de su cama empecé a pensar, al principio no tenía ni pajolera idea de que explicarle, pero el Santo “Google” me ayudó, y encontré cuentos populares, en nuestro caso en Catalán, y “Los 3 cerditos” y “El Patufet” le encanta!!, pero últimamente, me pedía cuentos de princesas, pero no me gustaban mucho los que veía, así que decidí improvisarle uno, me lo saque de la manga y mira tú por dónde le encantó!! Mano de santo!! Desde entonces hacemos un cuento y después el improvisado, que decidí escribirlo en el bloc de notas del iPhone para así tenerlo siempre a mano, así k sinceramente, creo k es mejor dedicarles uno con cariño y que el protagonista sea El Niño/a ya que así se duermen soñando con su cuento. Pero eh! El ir no descarto que algún día se canse del suyo y deba comprar este que habláis, así k me lo apunto😜
    Os paso el libro que escribí, y la traducción, ya que lo hice en catalán, es muy simple, pero le hace el apaño de momento, quizás más adelante deba modificarselo, jeje.
    “La Princesa Laia”

    Hi havia una vegada una princesa que es deia Laia
    La Laia era tan llesta i tan bonica deia que no volia dormir:”mama no vull dormir”
    La princesa Laia no tenia son, però tenia que dormir, perquè el dia següent hi havia al col·legi.
    Un dia la seva mare l’hi va dir: “Princesa Laia has de dormir, demà hi a col·legi i si vols jugar has de descansar”
    La Princesa Laia de sobte va dir:”Es veritat, demà voldré jugar amb els meus amic i amigues, i si estic cansada no podré jugar”
    A les hores la Princesa va començar a tancar els ulls i l’hi va dir a la seva mare:”Mama, bona nit”
    I la Princesa Laia es va dormir.
    Shhhhh bona nit.

    La Princesa Laia.

    Había una vez una princesa que se llamaba Laia
    Laia era tan lista y tan bonita decía que no quería dormir: “mamá no quiero dormir”
    La princesa Laia no tenía sueño, pero tenía que dormir, porque el día siguiente había colegio.
    Un día su madre le dijo: “Princesa Laia tienes que dormir, mañana hay colegio y si quieres jugar tienes que descansar”
    La Princesa Laia de repente dijo: “Anda!, es verdad, mañana querré jugar con mis amigos y amigas, y si estoy cansada no podré jugar…”
    Entonces la princesa comenzó a cerrar los ojos y le dijo a su madre: “Mamá, buenas noches”
    Y la princesa Laia se durmió.
    Shhhhh buenas noches.

  12. Hola!!
    He oído hablar mucho de este cuento y la verdad es que no me animo a probarlo, porque confío en sus efectos hipnóticos en el momento, pero no se habla de la relación a largo plazo con la lectura, y me preocupa. Porque a edades tempranas, es recomendable inculcarles el amor por la lectura, ya que será el vehículo conductor de su aprendizaje escolar, por lo que ofrecerles un cuento que aburra y con el que no disfruten especialmente, lo puedo entender para alguna ocasión puntual, pero no por sistema. Un saludo!!

  13. Oye pues lo del audiolibro mola. Yo no puedo leerle cuentos porque como tenga la luz encendida no hay forma de dormirla, así que me los aprendí en su momento y se los cuento con la luz apagada ¡pero me quedo frita! justo como comentas en tu post, jejeje. Me lo apunto “comprar audiolibro del conejo que quería dormir”, jeje. Muchas gracias.


    Elena Rodríguez
    http://www.enzinastore.com
    Ropa de cama infantil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s