Barbie mola y su última campaña más

Pues sí, yo me declaro fan de Barbie, ¿qué queréis que os diga? De pequeña tenía una buena colección y anda que no me pasaba horas jugando con ellas. Niñamolona todavía no se ha iniciado en la fiebre “Barbie” pero supongo que será cuestión de tiempo… o no, ¿quién sabe? Eso sí, cuando llegue el momento la recibiremos con los brazos abiertos.

Precisamente, desde Barbie, acaban de lanzar este vídeo con un mensaje que no me puede gustar más: “tú puedes llegar a ser todo lo que te propongas”, una filosofía de vida con la que no puedo estar más de acuerdo y que yo misma he experimentado en mis propias carnes.

Aquí podéis verlo:

 

Y al que me diga que Barbie es un juguete sexista le voy a decir una cosa: sexistas somos nosotros, los adultos, pero los niños no; los niños actúan de la forma más inocente del mundo. Les gusta una pelota y juegan, les gusta un vestido de princesa y se lo ponen, les gusta jugar a pasar la aspiradora y lo hacen. He conocido niños que se lo pasaban bomba jugando a las muñecas y niñas que todo lo que necesitaban para pasarlo bien era una espada y un escudo. Lo importante es no negarles un juego porque nosotros lo consideremos sexista y que elijan lo que quieran con libertad y sin estereotipos.

Barbie lleva tacones y maquillaje, sí, ¿y qué? Y yo también uso tacones y me pinto los labios, ¿qué pasa? Que mi hija aprenda a ir más allá de lo superficial no depende de que nos pintemos las uñas con purpurina. Eso es una chorrada monumental. La niña será más o menos superficial según lo que vaya aprendiendo, sobre todo en casa cada día.

Si a mí me ve arreglarme, seguramente le guste y acabe siendo tan coqueta como yo… o no. Mirad, mi hermana y yo, educadas en la misma casa y el mismo colegio: dile tú a mi hermana que se ponga un tacón, verás dónde te lo lanza, jaja… y sin embargo dámelo a mí, que yo feliz porque hasta camino mejor con ellos que con zapato plano. Mi hermano tenía una aspiradora de juguete y no sabéis lo bien que lo pasábamos recogiendo bolitas blancas del suelo, ¡hasta nos peleábamos por jugar con ella! Y ahora ¿qué? Dime tú quién de nosotros se pelea ahora por pasar la aspiradora, jajaja… y como estos ejemplos, ¡mil más!

Lo fundamental, desde mi punto de vista, es respetar sus gustos y enseñarles lo más importante: que en esta vida, efectivamente, llegarán a ser lo que se propongan siempre y cuando crean en ellos mismos. Querida Barbie, “olé por tu vídeo” y ya sabes que en Villa Molona eres siempre bienvenida 😉

¿Qué os parece a vosotras?

19 Respuestas a “Barbie mola y su última campaña más

  1. No me puede gustar mas lo que has escrito y no puedo estar mas de acuerdo. Sexista es la gente que asigna los jueguetes a un sexo. Los jueguetes son para jugar y desarrollar la imaginación, que mas da si son niños o niñas. Y el video de Barbie me encanta.

  2. Pero bueno, ¿y esas niñas tan graciosas? ¡me encantan! Y estoy contigo, muchas veces somos los adultos los que condicionamos a los pequeños. Aunque hubiese estado muy bien que en el anuncio también hubiesen salido niños 😉 ¡Feliz martes!

  3. Ayer mismo , mi sobrina María de 10 años, llevo unas Barbies al cole para explicar qué quería ser de mayor. Cirujana general, ni más ni menos. Hizo un pequeño quirófano con una caja de zapatos! Así que el anuncio me encanta!

  4. Siempre me han gustado mucho las Barbies y soy la persona menos presumida del mundo: sin maquillar, zapatillas y vaqueros. Y sin embargo disfrutaba vistiendo y peinando a las muñecas.
    Es muy difícil olvidarse de los prejuicios cuando es tu hijo el diferente. Personalmente conozco un caso en el que un niño, desde muy temprana edad, manifestó su preferencia por lo rosa y las princesas y, aunque sus padres respetaron sus gustos 100%, en el cole ha tenido que aguantar muchas bromas pesadas. Parece que vivimos en una sociedad tolerante pero todavía falta mucho para normalizar este tipo de situaciones.

    • Sí, pero eso depende directamente de la educación que le demos a nuestros hijos. No permitir que se rían del niño con sobrepeso, de la niña con gafas, etc. Explicarles cómo hacen sentir a esos niños con sus conductas, lo peligroso que es, etc. Y también mucho trabajo de los profes, que también pasan muchas horas con ellos. Es un trabajo global, desde mi punto de vista.
      Un besazo y gracias por tu comentario!

  5. ¡Qué bueno el vídeo! Yo no quiero influenciar a mi bichilla ni en un sentido ni en otro, pero es cierto que hay cosas que se supone que tradicionalmente son más de niño (superhéroes, coches) que a ella no le llaman la atención. Creo que si pueden elegir libremente en cualquier situación, la elección será la correcta ya sea una Barbie o una pelota de fútbol.

  6. ¿Pues sabes lo que te digo? que creo que llevas razón, mis hijos al igual que tienen mil coches y 10.000 dinosaurios (que hartazón!) también tienen su cocinita y sus nenucos, porque eligen ellos sus juguetes y si me piden un bebé no les voy a decir que no porque “los niños no juegan con muñecos”, vamos es que, hablando mal y pronto, me parecería una soberana gilipollez. Un beso!

  7. No deja de ser una campaña. Como todos los juguetes, como todos los muñecos, como todo tiempo libre sin elementos materiales, desenvolupan la imaginación del niño. Estoy de acuerdo, en este sentido, con el enfoque que la marca da, pero no descuidemos que esta misma muñeca, con su esteorotipo de físico tambien es “soñable” y “deseable” y a la vez imposible. Por eso mismo, yo preferiria que jugaran a profesoras, veterinarias, mamás, mujeres de negocios… con las antiguas barriguitas o cualquier muñeca que se pareciera, REALMENTE al cuerpo humano de la mujer.

    • No sé, yo jamás he querido tener el cuerpo de barbie, entre otras cosas porque es igual de irreal que el de otros muñecos más o menos rechonchos, no sé si me explico. Creo que lo que realmente hace daño son las campañas de moda, cuando llegamos a una edad en la que una quiere comprarse ropa, ir mona y lo único que encuentra son referencias de modelos esqueléticas. Igual me equivoco pero creo que es vital inculcar el amor a uno mismo, con sus virtudes y defectos. Que tengan confianza en ellas, que sean conscientes de que la perfección no existe y que desde luego esas referencias distan mucho de ser perfectas. Y hábitos saludables, pero como me líe a hablar te me duermes jajaja…
      Un besazo y mil gracias por aportar tu opinión 🙂

  8. Totalmente de acuerdo! Yo también soy super fan de Barbie! Estoy deseando que mi hija crezca un poco más y que me las pida. Me parece una chorrada eso del cuerpo y la superficialidad de la Barbie, nuestra generación creció con ella, y con las princesas Disney,( que son peores que Barbie, su vida se resume en esperar a un hombre, Barbie por lo menos tiene amigas, hermanas y profesiones, )y si hay mucha chica supeeficial, pero dudo que sea por la Barbie, mas bien será porque en casa han pasado de inculcar valores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s