He tenido la suerte de participar, de la mano de Madresfera, en el Sello de Calidad de Velastisa, atiesarías y potenciador de elasticidad de la famosa marca ISDIN. Aunque me ha pillado en la recta final del embarazo, he de decir que la experiencia ha sido fantástica.

Como ya os conté en el post «Cómo ser una embarazada cañón», escrito tras mi primer embarazo, pude presumir de una tripa 10 y sin estrías hasta los 8 meses de gestación. A partir de ahí me relajé (por pereza y cansancio) y pagué las consecuencias: tres estrías muy feas al lado del ombligo, más otras dos arriba y abajo del ombligo donde tenía el piercing en mis tiempos mozos (¿a quién se le ocurre?). También es cierto que tengo una cicatriz de una cirugía desde el ombligo a abajo bastante grande y eso tampoco ayuda. Aunque mis aliados en aquel entonces fueron la crema nívea de lata y aceite de rosa mosquea 100%, hoy os cuento qué me ha parecido la experiencia con Velastisa.

Si echarme la nivea era un engorro y un perezón -porque se extiende fatal y te deja una sensación muy grasienta- esta, en isdin-velastisa-antiestriascambio, se absorbe súper rápido, de verdad que es lo primero que me llamó la atención. Por otro lado, el perfume es muy suave y agradable. La textura es como la de cualquier crema fluida, sin ser muy líquida, pero tampoco muy espesa y fácil de extender por el cuerpo. La verdad es que no me da ninguna pereza echármela, así que es absolutamente perfecta para este momento en el que me cuesta cada vez más moverme y lo será una vez llegue niñomolón, ya que va a ocupar el 99% de mi tiempo.

En cuanto a la eficacia, es difícil decirlo con tan poco tiempo, pero sí puedo decir que noto la piel más elástica y suave y, lo más importante, ¡no me pica como antes! Ya sabéis las que estáis o habéis estado embarazadas, que al estirarse la piel pueden aparecer picores. Si la cuidamos e hidratamos bien desaparecen y, por lo tanto, tendremos menos posibilidades de sufrir la aparición de estrías.

Aquí dejo mi puntuación a este producto (del 1 al 5):

Formato (facilidad de uso): le pongo un 3 porque, aunque es fácil de usar, me gustan más los tarros que se pueden abrir y utilizar hasta la última gota de producto. Manías mías. Y el bote es grande pero a mí me cunde poco porque me echo un montón. Más manías mías…
Perfume: 5, realmente es un perfume muy suave, agradable y que no empalaga lo más mínimo.
Textura: resulta muy fácil de extender, así que le pongo un 5.
Absorción: 5 porque no puedo ponerle más nota, es increíble lo rápido se absorbe.
Eficacia: hasta nueva orden que compruebe que, efectivamente, no me salen nuevas estrías con estos cambios de peso que me quedan por pasar tras el parto (sobre todo en el pecho con la subida de la leche), le doy un 4 porque reconozco que en poco tiempo he notado bastante diferencia de elasticidad y algo de mejoría en las estrías que ya tenía.
Conclusión: ojalá la hubiera descubierto antes porque estoy segura de que hubiera sido muy constante esta crema voy a conseguir una piel 10.
Y hasta aquí el post de hoy, como siempre, ya sabéis que nos vemos en InstagramTwitter y en Facebook –donde ya somos más de 10.000 madres y padres molones- y donde espero dar la gran noticia de la llegada de niñomolón muy pronto 😉