(Redoble de tambores)

¡¡¡Qué intriguilla!!!

El otro día me entró la risa cuando leí una frase que decía algo así como:

«No sabes cuánta gente te cae mal hasta que te toca ponerle nombre a tu bebé»

Y aunque no es para tanto, sí es cierto que te das cuenta de la cantidad de nombres que están condicionados por personas que conoces. ¡Es inevitable! Por eso, cuando buscamos nombres para niñamolona quisimos encontrar uno que sonara bien, que pegase con los apellidos y que no estuviera condicionado por personas que conozcamos.

¿Difícil?, pues sí, no lo voy a negar. Padremolón, que es muy suyo, se dedicó a buscar los nombres más usados en los últimos años, para que tampoco fuera un nombre demasiado repetido. Al final optamos por Claudia, que nos gustaba mucho, a pesar de ser uno de los 10 más populares. De hecho parece que brotan Claudias hasta de debajo de las piedras. Pero nos da igual, ¿qué queréis que os diga?

Una cosa extraña que me pasó al nacer niñamolona fue que me costaba llamarla por su nombre, era un nombre tan poco familiar para mí que no me salía, os lo confieso. Pero con el tiempo -y viendo la personalidad que se gasta nuestra molona- cada vez su nombre me ha ido gustando más y más.

Por lo tanto, con niñomolón quisimos hacer lo mismo. He de decir que ha sido infinitamente más fácil, incluso lo teníamos en mente antes de estar embarazados. Y es que, en mi caso, hay muchos más nombres de niño que me gustan que de niña.

Aunque hace mucho me planteaba el nombre de Carlos por mi abuelo, al que quería y quiero con locura, o Mateo porque me gustaba mucho, el primero estaba descartado porque mi hermana lo eligió para primomolón y el segundo en los últimos tiempos lo he oído demasiado.

Así que un buen día se me encendió la bombilla. «Amor, ¿qué te parece este nombre?», y a padremolón le gustó bastante, no conocíamos ninguna persona que se llamara así y sonaba perfectamente con los apellidos. Cuando me enteré de que estaba embarazada deseaba con todas mis fuerzas que fuera niño: en primer lugar, porque las niñas son de los padres (podéis comprobarlo en el post «¿Celosa yo?…pues sí, ¿pasa algo?») y, claro, yo quería un niño a toda costa; y, en segundo lugar, porque había sido casi un milagro que nos pusiéramos de acuerdo a la primera.

Venga, que me estoy extendiendo y seguro que algunos os habéis saltado todo este rollo para averiguar el nombre. He querido aprovechar el regalo que «Que ni pintao» nos ha hecho para anunciar el nombre. Gema ha preparado una guirnalda de tela para la habitación de niñomolón preciosa que, por si os interesa, es 100% personalizable y bastante económica, (podéis elegir el nombre y las telas para cada letra).

¿Abrimos la bolsa?

bolsa1

¡Vamos allá!

bosa2

Uyyyy qué de letras, tic, tac, tic, tac…

letras

Y con todos ustedes, el nombre del niñomolón es:

nombre_quenipintao

¿Os gusta la guirnalda?, ¡es chulísima! Nos gustó tanto que tuvimos que encargar otra para primomolón 🙂

Gema se lo curra mucho, podéis hacer vuestro encargo en este correo [email protected] o por whatsapp en el 671196448. También puedes seguir su página de Facebook y ver más trabajos suyos, hace cojines, letras para eventos como bodas, etc… 

Aquí podéis ver mejor las telas:

guirnaldasola

El nombre no os pregunto si os gusta o no porque es como todo, hay gente a la que le encanta y gente a la que no 😉 a mis suegros al principio no les hizo mucha gracia y ahora reconocen que sí les gusta. Pero lo importante es que a nosotros nos encanta, que niñamolona lo pronuncia mejor que el suyo y que estamos deseando ponerle cara para que nos guste más todavía si cabe.

Hasta aquí el post de hoy, recordad que os espero en InstagramTwitter y en Facebook donde espero dar en primicia la buena noticia de que niñomolón ha llegado al mundo 😀

¿RABIETAS?





Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link