Tras el éxito de la entrada «los 20 mejores regalos cuando nace un bebé«, Una madre molona presenta «el más difícil todavía», una lista de aquellos regalos que no recomiendo hacer a un recién nacido. Se basa en mi experiencia personal, no es que yo venga a sentar cátedra, ni mucho menos, pero cada uno que lea, saque sus conclusiones y decida libremente 😉

1. Ropa: a ver, siempre se puede regalar ropita, de hecho es el regalo más socorrido pero tenemos que tener en cuenta una serie de cosas:

  • Si regalamos ropa de primera puesta o de 0 a 3 meses los padres se encontrarán con un arsenal de ropa y mucha se va a quedar sin estrenar (¿Qué hacer con esa ropa?)
  • El estilo de los padres a la hora de vestir a su pequeñín puede ser muy distinto al tuyo. Hay padres que prefieren llevar clásicos a sus niños y otros más modernos, mejor no arriesgues.
  • ¿Realmente necesitan ropita? igual les viene mejor otra clase de cosas o ropa de más talla para más adelante. Consúltalo con ellos.
  • Una solución práctica si quieres regalar ropa es dar una tarjeta regalo de alguna tienda de ropita que sepamos que le gusta a los papis o de grandes almacenes donde puedan encontrar diferentes marcas y dar con la ropa que mejor se ajuste a sus necesidades, tallas y gustos.

2. Chupetes y biberones: es algo que yo jamás regalaría ¿por qué?, muy sencillo, no todos los bebés quieren chupete, ni todas las madres y padres optan por dar el biberón. Si apuestan por la lactancia materna el uso del chupete está desaconsejado hasta el mes, cuando la lactancia está bien establecida. El problema es que, después de ese tiempo, puede que no quiera coger el chupete, como le pasó a niñamolona (léase «Mami, el chupete te lo pones tú»). No os podéis imaginar la cantidad de chupetes que tengo en casa muertos de risa. Eso sí, si sabéis a ciencia cierta que el bebé al que le vais a hacer el regalo sí lo usa, a los padres no les vendrá nada mal.

3. Mochila para llevar al bebé NO ergonómica: aparentemente regalar una mochila para llevar al bebé es algo de lo más molón. Portear está genial pero tenemos que conocer qué mochilas son ergonómicas y cuáles no. Hay marcas archiconocidas que, por el hecho de serlo, creemos que van a ser las mejores. Sin embargo, si no respetan la posición natural del bebé no será bueno utilizarlas ni para el bebé, ni para los padres que sufrirán dolores de espalda. Para saber diferencias entre una mochila ergonómica de una «colgona» os recomiendo este post de pajaritopinzón

ergonomica_vs_colgona_1

4. Un andador o un saltador: Los expertos desaconsejan el uso de andadores. Que sí, que es un juguete muy divertido para nuestros molones, les tiene muy entretenidos pero hay que saber que esa postura no es buena para su desarrollo. Los niños tienen sus tiempos para todo: para sentarse por primera vez solos, para gatear, para dar los primeros pasos, etc. De hecho, el gateo es algo muy beneficioso, ayuda a conectar los hemisferios cerebrales y favorece la maduración de las diferentes funciones cognitivas, entre otras cosas que podéis leer en este enlace. En palabras de La Asociación Española de Pediatría «el mejor andador es el que no se usa». Y con los saltadores pasa más de lo mismo. 

5. Esterilizador: por supuesto que podéis regalar uno si queréis pero, desde mi experiencia, yo 450_1000-1no lo compraría. Nosotros esterilizamos más bien poco o nada. Cuando niñamolona era muy bebé hervíamos algunas cosas antes de estrenarlas pero, a partir de ahí, las limpiamos como el resto de cosas. Soy de las que piensan que no es bueno que nuestros hijos vivan en una burbuja. Aunque es necesario cuidar la higiene, no hay que volverse loco. Si los padres deciden esterilizarlo todo, adelante, regalar un esterilizador, pero teniendo en cuenta que a partir de los 3 o 4 meses ya no será necesario porque los niños se llevan absolutamente todo a la boca, incluidas sus manitas ¿qué vas a hacer?, ¿esterilizarlas también?, ¿merece la pena comprar un trasto como este para 3 o 4 meses?

6. Calientabiberones: cuando niñamolona cumplió 6 meses dejamos la lactancia y empezamos a darle el biberón (la decisión fue estrictamente personal, cada uno puede alargar la lactancia lo que considere oportuno). En ese momento nos dejaron un calientabiberones para no tener que bajar en mitad de la noche a la cocina para calentar el biberón. Lo usamos exactamente 2 veces. No me gustó nada la experiencia, entre otras cosas porque lo calentaba en exceso y había que esperar para dárselo. Lo mejor es calentarlo de la manera tradicional, al baño maría, aunque yo más que calientes, siempre se los he dado templados y, ahora en verano, la leche se la toma más bien fresquita.

7. Juguetes con muchas luces, sonidos y colores: si vais a regalar un juguete tened en cuenta varias cosas, la primera es la música que pueda tener. Lo mejor es que el volumen se pueda regular porque si no llega un punto en el que te vuelves completamente loco y te sientes tentado a quitar las pilas. Pero lejos de nuestras preferencias como adultos, tanta música y jarana tampoco es lo mejor para nuestros molones. Si estás tentado a regalar un juguete a un recién nacido opta por juguetes suaves como un dou dou o un sonajero de espiral que se engancha en el carrito o en su 03207cuna, te aseguro que les asegura mucho entretenimiento durante tiempo porque no los pueden tirar y les encanta tocarlo, morderlo, etc. No será un juguete sin uso. El típico carrusel que se pone encima de la cuna también les llama mucho la atención. (Desaconsejo también regalar peluches, ¿sabéis la cantidad de peluches que se pueden llegar a acumular en casa?, ¡es una invasión! pero claro, esto es más una opinión personal que nunca he sido muy de peluches).

8. Calzado: cuando son muy chiquitines no aguantan mucho con zapatitos, se los suelen quitar con mucha facilidad, así que casi es mejor ponerles unos calcetines monos. Regalar calzado es un pelín complicado, ya no solo por el gusto de los padres, sino por dar con uno adecuado. Ni que decir tiene que una cuando es primeriza le pasa como con la ropa, se encuentra de pronto con un montón de patucos y la mayoría no los llegamos ni a estrenar; cuando a niñamolona le iba a poner el segundo, el primero ya se lo había quitado. Por otro lado, aunque esto es para mucho más adelante, aprovecho para recordar que para empezar a caminar lo mejor es usar calzado blandito y no rígido como podéis ver en este post.

9. Albornoz para recién nacido. ¿Sabéis lo complicado que es meter a un bebé en un albornoz? que sí, que son monísimos pero desde luego, como regalo, no es nada práctico. Yo optaría mejor por una capita para el baño, eso siempre viene bien y las hay muy chulas y bonitas. Por no hablar del delantal toalla, un gran invento para que la mami pueda sacar al bebé de la bañera sin ponerlo todo perdido de agua.

10. Silla Bumbo: esta famosa silla ha generado bastante controversia. Por un lado, por motivos bumbo-chairde seguridad y, por otro, porque no conviene poner a los niños en esa posición antes de que sean capaces de sentarse por ellos mismos (entorno a los 6 meses de edad más o menos). Yo no voy a entrar en el debate porque no soy experta, pero sí os voy a dejar este artículo donde una educadora nos dice las razones por las que no debemos forzar que estén sentados antes de tiempo.

Desde luego, no es lo mismo hacer un regalo a unos padres primerizos a unos que no lo son. Sea como sea lo mejor, aunque nos dé reparo, es preguntar. Probablemente los primerizos no lo tendrán muy claro y los que repetimos, a pesar de la experiencia, presentamos un problema: ¡tenemos de todo! pero siempre hay alguna cosilla que se nos antoja y ya sabemos lo que nos va bien y lo que no.

De todas formas, de nuevo me remito a los 20 mejores regalos cuando nace un bebé, por si queréis coger ideas. ¡Ah! y no olvidéis incluir ticket regalo que, por mucho que nos esforzamos, a veces no conseguimos acertar.

Si quieres añadir algún artículo que a ti no te sirvió para nada o no estas de acuerdo con alguno de los artículos que he enumerado, no dudes en dejar tu comentario aquí abajo 😉

Que tengáis un día muy molón, os recuerdo que podéis encontrarnos en InstagramFacebook y Twitter.

¿RABIETAS?



Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:



 

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link