El debate se ha abierto y no es para menos después de conocer el caso de Gabriel, un niñomolón de 3 añitos. El día 3 de noviembre de 2014 sufrió un accidente en coche que le dejó tetrapléjico y, tras meses de lucha, a principios de este mes de junio Gabriel nos ha dejado para siempre. Sin duda me ha marcado profundamente y siento una gran necesidad de escribir este post para que, entre todos, podamos crear conciencia e informar bien a otros padres, ¡la información es poder! y, en este caso, puede salvar vidas, las vidas de lo que más queremos en este mundo: nuestros hijos.

Creo que en estos temas no hay que mirar ni el dinero, ni los súper rankings, ni las marquitis, ni las modas; NO, los padres tenemos derecho a conocer qué es realmente lo más seguro para nuestros hijos y, a partir de ahí, decidir qué sillita comprar.

(Fuente de los datos: http://www.acontramarcha.com y de http://www.circulaseguro.com).

RAZONES POR LAS QUE TUS HIJOS DEBEN IR A CONTRAMARCHA HASTA LOS 4 AÑOS

  1. Las pruebas de laboratorio en diferentes pruebas de impacto, y estadísticas, muestran que yendo a contramarcha hay entre un 90% y hasta un 93% menos de riesgo de que el niño sufra lesiones
  2. En las mismas pruebas de laboratorio y crash tests, se ha comprobado que las sillas infantiles colocadas en sentido contrario a la marcha protegen bien a los niños también en caso de impacto trasero por alcance
  3. De hecho La DGT se ha planteado cambiar la normativa en España 
  4. La proporción de cabeza en un adulto supone el 6% de su cuerpo, mientras que en un niño como niñamolona de 2 años, supone el 20%; el cuello es muy corto y la zona pectoral y abdominal excesivamente grande si la comparamos con la de un adulto. Por lo que, si queremos conseguir una protección óptima, tenemos que buscar una silla que proteja las partes más frágiles de nuestros hijos: la cabeza, el cuello y los órganos internos.
  5. A 50 km/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aprox.) aumenta su peso hasta los 60 kg (aprox.). Si el niño va sentado de cara a la marcha el impacto en su cuello, cabeza, etc. es brutal, pudiendo producir lesiones de extrema gravedad e incluso la muerte. ¡A 50 KM/H! no estamos hablando de 80, ni de 120 km/h.
  6. Con una silla instalada a contramarcha la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la silla, salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables y reduciendo la presión sobre su tórax y abdomen.
  7. En Suecia los niños llevan viajando de espaldas más de 40 años. Entre 1992 y 1997 solamente 9 niños que viajaban de espaldas a la marcha fallecieron en accidente de tráfico (todos ellos por aplastamiento o intrusión en el vehículo). En nuestro país se producen accidentes con consecuencias de poca gravedad en adultos pero que resultan tremendamente graves, e incluso mortales, para los más pequeños. (En España la primera causa de mortalidad infantil son los accidentes de tráfico)

Estamos hablando en la mayoría de los casos, de pequeños accidentes, a poca velocidad. No tenemos que vivir pensando que vamos a sufrir un accidente, pero sí estar preparados por si tenemos uno. 

MITOS Y FALSAS CREENCIAS SOBRE LLEVAR A LOS NIÑOS A CONTRAMARCHA

  • Se marean yendo de espaldas: no es cierto, niñamolona no se marea nunca. Los adultos estamos acostumbrados a ir a favor de la marcha y solo de imaginarnos yendo de espaldas nos mareamos. Pero un niño que no ha conocido otra cosa no se marea más por el hecho de ir a contramarcha.
  • No le caben las piernas: parece que cuando vemos que tienen que flexionarlas tenemos que ir corriendo a comprar una silla en la que vayan mirando hacia delante porque creemos que así van más cómodos, pero es un error, ya que no van incómodos e, insisto, es muchísimo más seguro para ellos ir a contramarcha. 
  • No le puedo ver la cara y resulta peligroso: como padres que vamos delante es más incómodo tenerles mirando de espaldas para interactuar con ellos, es verdad. Pero aquí prima la seguridad por encima de todo, por eso lo mejor es instalar espejos para poder verles y estar más tranquilos 😉 (el mío es este y lo compré en amazon)
  • No hay sillas en el mercado para ir a contramarcha en niños tan mayores: falso, sí que existen pero en muchas tiendas os querrán vender las sillas más «chulis» del mercado. Mucho cuidado con esto. Que estén homologadas no las hacen más seguras. Nosotros tuvimos suerte porque en nuestra tienda nos asesoraron fenomenal y tenían claro que la recomendación era llevar a niñamolona a contramarcha hasta los 4 años.

viajaracontramarcha

Ahora un poquito de información para que sepáis cómo va lo de los grupos de las sillitas:

CLASIFICACIÓN DE SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL 

  • Grupo 0: de 0 a 10 kg (de 0 a 9 meses, aprox.). Capazo tipo cuco para colocar en el asiento trasero o silla-cesta.
  • Grupo 0+: de 0 a 13 kg (de 0 a 18 meses, aprox.). Silla-cesta pensada para ser colocada en sentido contrario a la marcha del vehículo.
  • Grupo I: de 9 a 18 kg (de 9 meses a 4 años, aprox.). Sillas infantiles con cinturones propios que sujetan al niño de forma independiente a la sujeción con el vehículo. Muchas de las que se venden en España no permiten la colocación en sentido opuesto a la marcha.

(Hasta aquí, todos estos grupos pasarían a ir obligatoriamente a contramarcha cuando cambie la normativa)

  • Grupo II: de 15 a 25 kg (de 3 a 6 años, aproximadamente). Sillas infantiles donde el niño queda sujeto, junto a la propia silla, con el mismo cinturón que usan los adultos. Es habitual que se ofrezca en un mismo conjunto la silla de grupos II y III como un cojín elevador con respaldo desmontable.
  • Grupo III: de 22 a 36 kg (de 6 a 12 años, aproximadamente). Cojín elevador sobre el cual el niño viaja sujeto con el cinturón de adultos.

 

Para finalizar, os dejo este vídeo que explica fenomenal por qué debemos llevar a nuestros hijos a contramarcha, está en alemán pero podéis activar los subtítulos en español:

Espero de corazón que este post os sirva de utilidad y, sobre todo, os saque de dudas. Como decía al principio del post, ¡la información es poder! y no hay nada como saber que nuestros hijos van mucho más seguros.

Por último, me gustaría recomendar la lectura de este post del blog «La Orquidea Dichosa» que es muy completo y os ofrece además enlaces de tiendas especializadas que os puede venir de perlas.

¡Feliz día! Nos vemos en InstagramFacebook y Twitter 😉

¿RABIETAS?





Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link