Este es mi segundo embarazo y puedo afirmar con rotundidad que cada embarazo es un mundo. Si en el primero sufrí síntomas como malestar continuo y acidez hasta el último día, los achaques que estoy viviendo horneando al niñomolón son muy distintos aunque con algunas coincidencias. Os resumo:

Embarazo de Niñamolona

  • Lo primero que noté fue que me mareaba en el coche (cuando yo jamás me mareo)
  • Otra de las cosas que me pasaron, antes de hacerme la prueba, fue que tenía estreñimiento (tampoco normal en mi)embarazada1
  • Cansancio extremo
  • Sensibilidad brutal en los pechos, solo rozarlos se me caía la lagrimilla
  • Las encías me sangraban a lo bestia cada vez que me cepillaba los dientes, aquello parecía un episodio de Dexter…
  • Me salieron un montón de verruguitas pequeñitas por el cuello y el escote (luego desaparecieron como si nada)
  • Yo, que presumía de piernas sin vello gracias al láser, descubrí que empezaban a brotar pelitos nuevos (gracias a Dios, estos también desaparecieron después)
  • Me salía acné con frecuencia
  • Dolor en la ingle
  • Ciática, un clásico que no podía faltar
  • Pérdidas de orina provocadas por varias infecciones, la maldita Cándida... así estuve TODO el embarazo, llegando a empatizar a tope con Concha Velasco y las TenaLady
  • Durante bastante tiempo tuve la nariz taponada, leí que era común en algunas embarazadas (sí, todo un alivio….)
  • Como he dicho antes, vómitos o sencillamente la sensación de querer vomitar constantemente, así como la acidez, me acompañaron hasta el último día de embarazo (prohibido el uso de almax). Ahora bien, ¡fue dar a luz y se acabó!
  • Sensación de ahogo a partir del 7º mes, más o menos, sobre todo cuando me tumbaba
  • Me desaparecieron las intolerancias (no tolero ni el trigo, ni el huevo). ¡Algo bueno tenía que tener!
  • Obsesión con los hidratos de carbono y con la leche con cacao (exagerado)
  • A la semana 39 ya me dieron la baja porque no podía más, ¡sobre todo hormonalmente era una bomba!

Embarazo de Niñomolón

  • Se han repetido los mareos en el coche
  • Aunque la sensibilidad de pecho ha sido menor, lo que sí he notado es que mis pechos han pasado a ser PECHOTES, como ya os comenté en el post de mis aliados para dormir en el embarazo
  • Cansancio extremo las primeras semanas y ahora vuelta otra vez, pero más por pesadez y por el calor
  • Vómitos hasta la semana 12, ¡clavada! no me lo podía creer después de la experiencia de niñamolona 😀embarazada2
  • Pinchazos en el bajo vientre y en la vagina (estos últimos desde la semana 27 son bastante frecuentes)
  • Dolor de piernas (esto lo venía sufriendo cada vez que me iba a venir el periodo, ahora es una constante…) lo combato con sesiones de presoterapia que van fenomenal
  • Tengo la espalda fatal, de siempre, pero ahora las contracturas son tremendas, más que con niñamolona
  • Se me duerme el muslo izquierdo constantemente, ¡llegando a durar días!
  • Cosquilleo en las manos y a veces en los pies, muy desagradable…
  • Y ya, en la semana 28, empecé a notar que me falta el aire, la sensación de ahogo ha vuelto
  • Ciática que va cada vez a más y se me monta el gemelo con frecuencia (duele que no veas) 
  • He vuelto a tener infecciones de orina pero no pérdidas (este niñomolón está teniendo piedad conmigo) Eso sí, la maldita cándida sigue conmigo…
  • Las intolerancias no han desaparecido, de hecho se han agudizado. Hice la prueba al principio del embarazo y acabé en el hospital con el suero puesto a punto de deshidratarme (no fue divertido)
  • Viví obsesionada con la mozzarella bastantes meses, ahora ya se me ha pasado para dar lugar de nuevo a mi adicción a la leche con cacao
  • Estoy en la semana 30 y vuelven las ganas de vomitar… y la revolución hormonal, si el ordenador se me queda pillado tengo que contenerme las ganas para no lanzarlo por la ventana (marido tiembla)

Como veis, aunque existen algunas coincidencias, yo me quedo con los síntomas del 2º sin dudarlo. De hecho la ciática me sabe a gloria después de haber sufrido el estar revuelta absolutamente todo el embarazo de niñamolona. No me puedo quejar ni un poquito. De hecho en este embarazo me he podido permitir hacer ejercicio moderado y tener vida por las tardes; en el primero solo me levantaba a trabajar y, ya por la tarde, tenía que chutarme caribán (para las nauseas) y dormir hasta la noche que me levantaba para cenar mi leche con cacao y cereales y vuelta a dormir.

A vosotras ¿qué síntomas os acompañaron durante el embarazo?, ¿coincidís en alguno de estos?

¡¡¡ÁNIMO A TODAS!!! se hace durillo pero luego nos salen auténticas obras de arte que nos hacen babear por las esquinas, hay que pensar en positivo porque, si fuera por la gente que nos rodea, TELA CON LOS ÁNIMOS

Que tengáis un feliz día y ya sabéis que os espero muy activa en InstagramFacebook y Twitter.














 

LO QUIERO 
close-link