Hasta aquí hemos llegado. Si gestar es de por sí un proceso largo y no siempre un camino de rosas, la cosa solo puede empeorar si la gente a tu alrededor se empeña en hundirte en la miseria. Que nadiese me ofenda, por favor, pero me veo en la obligación de compartir con todos vosotros las 30 cosas que JAMÁS DE LOS JAMASES has de decir a una preñadita hormonada como yo…

Chimpan-TD

  1. ¿Embarazada?, ¡estás embarazada! es que no sabía si lo estabas o si habías engordado (ver situación)
  2. ¿Ya estás llorando… otra vez?, a veeeeerrrr… ¿qué te pasa ahora?
  3. Pues sí que te están afectando las hormonas…
  4. ¿Sigues con nauseas? pobre… a una amiga mía le duraron TODO EL EMBARAZO
  5. ¿Vas a repetir?, ¿no crees que ya has comido suficiente?
  6. ¿Cuándo sales de cuentas?… ¡¡¡¡PUUUUUFFFFFFF…!!!!! ¡TE QUEDA LO PEOR!
  7. Pues a mi prima/amiga/tía le dejaron la placenta dentro y casi muere de una infección unos días después (leer «el extraño arte de atemorizar embarazadas)
  8. Pues a mi prima/amiga/tía/conocida no le hizo nada de efecto la epidural y las pasó canutas en el parto
  9. Vamos a ver, ¡que estás embarazada no enferma!
  10. ¿Por qué andas así? pareces un pato y/o pingüino
  11. No estás tan gorda como en el primer embarazo… ¿cuánto dices que has engordado ya?
  12. No deberías coger mucho peso, es malísimo para el bebé y para ti
  13. ¡Madre mía!, ¿pero tú has visto cómo tienes los tobillos y los pies de hinchados?
  14. Qué bien sienta una cerveza fresquita con este calor, ¿verdad?
  15. ¿Quieres un poco de jamón? es del bueno / ¿cenamos sushi? ayyyyy… ¡que tú no puedes!
  16. Pero qué manía te ha entrado con limpiar toda la casa de arriba a abajo… relájate un poco, anda…
  17. ¿Otra vez te has olvidado el móvil en casa? pero, ¿dónde tienes la cabeza?
  18. Qué pesadita estás con que te haga masajes en los pies, ¡que yo también estoy cansado!
  19. ¡Menudo barrigón! parece que fueras a explotar en cualquier momento
  20. Seguro que duermes fatal, con este calor tiene que ser horrible estar embarazada
  21. Aprovecha ahora que cuando nazca el bebé no vas a dormir en muuuuucho tiempo
  22. Dicen que en el embarazo se pierde vista, oído y memoria… ¡Ah! y después se te cae el pelo mogollón
  23. ¡Que sea una horita corta! no como en el mío que pasé 36 horas de parto, con muchos dolores, complicaciones……
  24. ¿Ya has hecho la maleta para el hospital?, ¿a qué esperas?, ¡te va a pillar el toro! (mi opinión sobre la dichosa maleta)
  25. Tengo unos amigos que después de ser padres no volvieron a dormir en 4 años, ¡estaban desesperados los pobres!
  26. Prepárate para los celos, ya verás tu hija cuando vea al bebé, no le va a hacer ni pizca de gracia…
  27. (Después de que me dijeran que no había dilatado lo suficiente y que me fuera a casa, se me ocurrió preguntar cómo saber que tenía que volver) -«Cuando te sude el bigote del dolor, vuelves» (verídico, lee la historia completa)
  28. (En plenas contracciones) ¡Pues no te quejabas así hace 9 meses cuando te abrías de piernas!
  29. Recién parida: «¡Qué barriga se te ha quedado! ¿seguro que no se han dejado uno dentro?»
  30. Con el bebé en el pecho: «¿no te duele?, ¿seguro que está comiendo?, ¿y tienes leche suficiente?»… (resuelve dudas de lancancia en este post)

Ale, ya me he desahogado. Si crees que puedes completar esta lista, ¡no dudes en dejar un comentario aquí abajo! y, si estás embarazada y quieres avisar a tus familiares y amigos de las cosas que NO te deben decir, ¡comparte este post! 😉 ¡Embarazadas unidas, jamás seremos vencidas!

Que tengáis un feliz día y ya sabéis, entre post y post, os espero en InstagramFacebook y Twitter.

¿RABIETAS?



Que no cunda el pánico.    Descarga nuestro
EBOOK GRATUITO:



 

Una guía práctica para afrontar las 
rabietas sin morir en el intento.
AQUÍ
close-link