Crónica del sueño

Muchos me habéis preguntado acerca del sueño de niñamolona. Pues bien, hoy os cuento su evolución en este sentido durante sus 17 meses de vida (tranquis, versión resumidísima). He de reconocer que hemos tenido mucha suerte porque desde los 5 meses y medio duerme del tirón, menos en contadas excepciones que os voy a comentar.

Durante la lactancia, niñamolona dormía en una minicuna a mi lado y, la otra mitad de la noche la pasaba dentro de la cama, depende del pecho que le tocase. Como ya os conté en “Tiran más dos tetas que dos biberones”, a no ser que te hayas drogado, hayas bebido alcohol o tomado somníferos, no hay peligro para el bebé y, os aseguro, que os evitaréis las noches en vela. Pecho al aire y barra libre.

Como os decía antes, a los 5 meses y medio comenzó a dormir del tirón, unas 7 horas seguidas, en

imagen sacada de fooyoh.com

imagen sacada de fooyoh.com

ese momento decidimos dar el paso a su habitación. A mi me dio una pena horrible pero ahora reconozco que fue lo mejor. Ojo, que a nosotros nos haya ido bien no quiere decir que tengáis que hacer lo mismo, cada familia que decida lo que considere oportuno. A esas alturas empezamos ya a establecer una rutina, para los niños es importante porque les da seguridad y os será más sencillo llevarles a dormir. La nuestra consistía en baño y bibe. Si no caía al momento, la acunábamos, le cantábamos una nana y así hasta que se quedase frita.

Eso sí, si niñamolona lloraba íbamos inmediatamente a verla. Me parece un tremendo error dejar a los niños que lloren sin atenderles, se oyen cosas realmente absurdas como “llora para llamar la atención”, “se va a acostumbrar y no os va a dejar tranquilos”, etc, etc. ni caso, por un oído te entra por el otro te sale. Bien, un bebé no puede hablar ni explicar lo que le pasa, así que hay que tener paciencia, muchas veces son gases, otras veces alguna que otra molestia, también puede ser que necesite el calor de sus padres. Yo recuerdo que, cuando era pequeña y me dolía algo, el abrazo de mi madre me aliviaba muchísimo. Aprovechemos nuestro efecto analgésico.

A partir de ahí, niñamolona tuvo una época en la que se despertaba más veces pero era por dolor de dientes. En la entrada “Dientes, dientes que es lo que les jode”, tenéis algún truquillo que otro que os puede venir bien.

Cuando niñamolona cumplió el año, se quedó en casa de mis padres a dormir un fin de semana y descubrimos que, gracias a que no había cuna, dormía infinitamente mejor en la cama. Y es que se mueve una barbaridad, muchísimo, y los barrotes le suponían un obstáculo bastante obvio. Así que al volver a casa decidimos probar con la cama que teníamos en la habitación de invitados. No era la ideal, porque es de 1,35, es decir, de matrimonio, pero oye, que ha sido mano de santo. Para no caerse tiene pared por arriba, pared en un lado, cómoda por abajo y el único lado que queda libre, hemos puesto una barrera de las que venden específicas para niños. En 6 meses hemos tenido dos solos sustos, en los que se ha caído pero amortiguada por cojines. Además, es comodísimo para las noches malas, si le duelen los dientes o si se despierta varias veces, padremolón o servidora (más él que yo por ser el “elegido”) nos dormimos a su lado y listo. Es una cama amplia y comodísima, así que todos conseguimos descansar, que es el objetivo. Ocasionalmente hemos comprobado gracias a la cámara que se levanta sola, bebe agua y se vuelve a dormir, digo ocasionalmente porque otras muchas veces sí nos llama, a veces incluso dormida, para que se la demos nosotros. (Tenéis vídeo en instagram 😉

autoservicioagua

Como veis no hay unas normas escritas, cada familia, cada niño y cada padre es un mundo, y tenéis que hacer lo que vuestro instinto os indique. Seguramente que hay libros buenísimos, pero a veces es mejor leernos a nosotros mismos para saber qué hacer en cada momento. No dudo que haya niños con problemas muy gordos de sueño, haberlos seguro que los hay, pero por lo general los niños no tienen que aprender a dormir, porque todos nacemos con esa facultad. Ante todo no perdáis los nervios porque lo perciben todo, si tú estás nervioso lo más probable es que tu bebé también vaya a estarlo. Es preferible compartir cama y que durmáis todos, que pasar noches en vela que al final nos irritan y sacan lo peor de nosotros.

Para terminar, como yo no soy experta pero Carlos González sí, os dejo unas palabras suyas de esas que a mi me ayudaron mucho en mis inicios como intento de madre molona.

Sin más, vosotros ¿qué opináis?, ¿qué cosas os han servido para que vuestros niños duerman mejor?

¡Feliz semana! nos vemos en FacebookTwitter e Instagram.

 

9 Respuestas a “Crónica del sueño

  1. Yo también he tenido suerte, a partir de los cuatro meses, los dos dormían del tirón 12 horas!!!!!! Pero fue al revés, probé a que durmieran en otra habitación y fue eso lo que les hizo no despertarse, ya que reconozco que, son de dormir muchas horas con silencio pero, con ruiditos (ronquidos, sábanas) se despertaban (y no era para comer ni nada) y obviamente, yo también. Para nosotros fue clave lo de las rutinas y, en mi caso, dormir con ellos ha sido imposible por lo mucho q se mueven…Hay noches que me he encontrado al mayor en otra cama o sentado con la espalda en la pared, y al peque, con casi dos años, no lo hemos sacado de la cuna porque sé que se va a caer bastante, como ya le pasó al mayor…así que, hasta que el tercero nazca y tenga unos meses, al peque lo dejaremos en cuna,jeje…
    Al mayor sí que le dormíamos en brazos, pero cuando cumplió un año, decidimos que debía dormirse en la cuna solo, y le dajábamos con su chupete y le dábamos conversación a través de la puerta. Más que nada para que, si tenia algún despertar por la noche, no se asustara al haberse dormido estando nosotros delante, y encontrarse en medio de la noche sin nosotros. Así que si quería algo, nos llamaba y punto, pero sin sobresaltos por no encontrarnos físicamente ahí.
    Y el pequeño, al ser seguidos, ya aprendió a dormirse sólo desde los tres meses, al final, los hermanos pequeños son supervivientes!!!

  2. Mi princesa molona de casi 8 meses lleva una semana despertandose a mitad noche, poniendose de pie en la cuna y mirandonos mientras dormimos, luego grita para que nos despertaemos y se rie. Al menos la vuelves acostar y se duerme ipsofacto, hasta que se despierta y repetimos proceso. Solo quiere estar de pie. 🙂

  3. Que pronto Empezó a dormir que maravilla! La beba a partir de los 12/13 meses. Ahora en 2 meses está en.su habitación, pero me gustaría pasarla a la cama, tb se da cada golpe…Pero me da miedo que se baje o caiga, y más porque hay escaleras en casa y aun estamos por resolver el.como taparlas… Eso sí, en las noches malas hago yo de barrera y nos echamos en su cama, mola dormir juntas!!!

  4. Estoy en la semana 35 de embarazo, aún no he vivido la experiencia, pero coincido contigo en que la decisión la tomaremos según sea y necesite nuestra baby. No creo que se tenga que dejar llorar, hacer pasarlo mal… paso a paso, paciencia y adaptándose a lo que sea necesario. Tendré en cuenta tu experiencia (que es un grado), jeje!

    • Enhorabuena por tu futura maternidad! ya verás como lo mejor siempre es escuchar nuestro instinto. Te van bombardear con un montón de consejos pero tú tienes la última palabra.
      Ya nos contarás qué tal todo!
      Un abrazo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s