Operación trona

A partir de los 6 meses, cuando el bebé ya se mantiene sentado y empieza a ingerir sus primeros potitos, llega el momento de comprar la trona.  Elegir la trona ideal no es moco de pavo, parece que hay que hacerse un máster porque, ¡madredelamor!, cuánta variedad, cuánta funcionalidad y cuánta floritura para una silla alta con bandeja, ¡oiga!  Como a mi me llevó bastante tiempo e investigación, comparto con vosotras esta entrada con mis hallazgos, conclusiones y, lo más importante, tras 3 meses de experimentación, cual ha sido mi grado de satisfacción con la elección que finalmente tomamos.  Aviso que este post no está patrocinado.  

Tipos de trona:

  • Evolutivas: sirven de trona –algunas incluso de hamaca- pero además luego se adaptan a la edad del bebé hasta llegar a adulto, vamos, que gracias a que su altura se regula se convierten en una silla ideal por muuuucho tiempo.
  • Convertibles: son un tipo de trona que después se convierten en silla y/o mesa de juego.  La idea no es mala pero si vas a tener más de un hijo tampoco es muy necesario que se convierta en otra cosa si la vas a tener que seguir usando como trona.  Desde un punto de vista estético me parecen las menos atractivas con diferencia.
  • De viaje: estas son un asiento que se adapta a cualquier silla, son ideales para viajes o para salir a comer.  Pero bueno, si la silla en cuestión donde la coloquéis no es muy alta, puede ser algo incómodo que se queden tan bajitos.  De este tipo también las hay que se enganchan a la mesa pero bueno, tenéis que valorar si queréis tener el chisme instalado en la mesa o no y tener en cuenta que solo te sirve para que esté en la mesa, es decir, que no la puedes utilizar como las demás para estar jugando en el salón, por ejemplo.

Como nos pasa a casi todos, yo quería algo bueno, bonito y barato.  Ante todo que fuera funcional y cómoda para la niña molona, pero también que fuese fácil de limpiar y segura.  Tras leer múltiples opiniones por internet, las tronas finalistas fueron:

  • Chicco Polly Magic (170 euros aprox.)
  • Brevi Fun (a partir de 180 euros)
  • Peg perego hamaquita siesta 2 en 1 (casi 200 euros)

* Dentro del ranking después incluyo la Antilop de Ikea, que con cojín sale por 20 €.

Muy a tener en cuenta.

Las tres, es decir, la Chicco, Brevi y Peg Perego, tienen características muy similares: se reclinan, algo que es interesante porque a veces se quedan fritos y es muy cómodo que se echen ahí una cabezada sin necesidad de moverlos; se adaptan a diferentes alturas por lo que se amortizan mucho, es decir, pueden utilizarse sin bandeja cuando son más mayores para comer con el resto de la familia ya que se adaptan a la altura de la mesa; y estas tres se convierten a su vez en hamaca, algo que a mi no me importó porque yo ya tenía una que nos regalaron, pero bueno, podéis tenerlo en cuenta si queréis aprovecharla cuando son muy chiquitines.  La gran desventaja de estos artilujios es su tamaño, ocupan bastante espacio, por mucho que se plieguen tened en cuenta las dimensiones. 

seggiolino_12m

Chicco Polly Magic

De las tres la única que conseguí ver en una tienda física fue la Chicco Polly Magic y me decepcionó, principalmente por el material del asiento, poco transpirable y muy caluroso de cara al verano.  Con este detalle me di cuenta de lo importante que es poder ver la trona de cerca antes de comprarla.  Así que decidí ir a Bebépolis, donde compré mi sillita de paseo y la bañera y que, como ya os conté, me gusta mucho porque me asesoran muy bien y, comparando precios, no tienen competencia.

Cuando llegué pude ver varias pero al preguntar me recomendaron la modelo Kalea de Bebecofort, que encima estaba de oferta y no llegaba a 150 euros.  Me gustó mucho, es ligera, se pliega con facilidad, tiene doble bandeja extraíble, el material de la silla es muy fácil de limpiar y no da calor.  Por supuesto, también se reclina y tiene 7 posiciones de altura.  Además, estéticamente no desentona con la decoración, su diseño es bastante limpio, parecida a la Brevi Fun.  Vamos que, en cuanto a características era muy parecida a las “finalistas”, excepto porque ésta no se convierte en hamaca.  Pero es de buena calidad y más económica, así que ni lo dudamos.

Sus dimensiones: en uso de 76 a 103cm (Alto) x 50cm (Ancho) x 79cm (Largo). 
Plegada: De 92 a 117cm (Alto) x 50cm (Ancho) x 30cm (Largo). 
Peso: 10,1Kg.

Kalea de Bebé Confort

Kalea de Bebé Confort

Nuestra experiencia

Después de 3 meses de uso, estamos muy satisfechos con ella, aunque al principio a la niña molona no le gustaba nada estar sentada ahí porque es muy inquieta, ahora que va siendo más “mayor” sí le va cogiendo gusto e incluso se llega a quedar dormida.  Es cómoda y muy segura.  La bandeja es doble, para poder extraer la de arriba y limpiarla más fácilmente; a mi gusto el tamaño de la bandeja es ideal.  Punto negativo: no tiene bolsillo para guardar juguetes, toallitas, etc., algunos modelos sí lo traen, como la Chicco Polly Magic, por ejemplo,  y la verdad es que no vendría nada mal para tener las cosas a mano y recogidas.

  • ACTUALIZO: muchas de vosotras elegisteis la trona Kalea porque yo os la recomendé y, al parecer, han cambiado la parte textil y ha salido defectuosa. A los pocos meses se raja y deteriora así que NO recomiendo la compra de esta trona. Quizás si deciden cambiar de tela en algún momento, pueda reeditar y recomendarla de nuevo. Hasta entonces, ni se os ocurra.
Antilop IKEA

Antilop IKEA

Ahora bien, si andas limitado con el presupuesto o sencillamente no quieres gastarte un pastizal, la solución está en IKEA.  Y es que, para nuestra sorpresa, a la niña molona le encanta la famosa Antilop de la casa sueca.  Cuando la vi en la tienda me pareció muy poca cosa pero, como las opiniones decían que iba muy bien, la compramos para casa de mis suegros, donde la niña pasa la mitad de los días.

En un principio le gustó incluso más que la nuestra porque está más cerca de la bandeja.  No se reclina ni nada pero hace el apaño perfectamente y cuesta menos de 20 euros (comprando el cojín, que es opcional y cuesta 6,99; sin él su precio es de 12,99 euros).  La desventaja es que tiene las patas algo abiertas y es blanco fácil para tropezar con ella, pero para el bebé es bastante segura y muy fácil de limpiar.  Se desmonta muy rápido, consta del asiento y de las cuatro patas.  Esta trona la habréis visto mil veces en un montón de restaurantes.  La bebéconfort es estupenda pero para el objetivo de aprender a comer os aseguro que con la de ikea vais sobrados.  Lo bueno es que al ser tan poca la inversión, podéis probar y luego valorar si os merece la pena comprar una más cara.

Por último, no me voy sin nombrar las otras tronas que son muy “cool”, muy de diseño, algunas incluso con toques futuristas, para que sepáis que son otras opciones que podéis barajar:

Tripp trapp de Strokke

Tripp trapp de Strokke

La famosa Strokke (185 €) es de las que se llevan la palma, aunque a mi estéticamente no me gusta mucho, hablan maravillas de ella.  Hay familias que compran una tras otra para cada hijo y las usan hasta que son adultos.  Algo que, por otro lado, a nosotros no nos llama la atención porque aspiro a que acaben usando las sillas comunes que tenemos en casa.  No somos muy de coger cariño al mobiliario.

La Nuna va en esta misma línea pero sin ser de madera y, presume, de ocupar el mismo espacio que una silla normal, no tiene mala pinta y su precio oscila los 249 €.

Con aires más futuristas tenéis la Zuma de la marca Inglesina a unos 224 €; y en esa misma línea Chicco ha sacado su versión llamada I-sit que cuesta entorno a los 190 €

Si quieres tirar la casa por la ventana puedes mirar la Bloom, demasiado moderna a mi gusto, y el precio no baja de 360 €.

Bloom

Bloom

¿Cuál es la mejor opción?

Desde luego es importante que veais el producto antes de comprarlo e incluso si podéis probarlo con vuestros pequeños mejor.  Elegir es dificilísimo porque hay muchísimos modelos y posibilidades aunque, si os fijáis, suelen ser muy parecidas en cuanto a características se refiere.  Así que esto se convierte en lo de siempre: trona “a gusto de consumidor”.  Yo sí tuve en cuenta que no quería que desentonase con mi cocina y la bebeconfort tiene un acabado muy limpio, sin dibujos ni colores chillones.  Sea como sea espero que este repaso os haya ayudado, ya me contaréis por cuál os decantáis.

A las que ya tenéis vuestra trona en casa, os agradecería que dejaseis un comentario abajo con el modelo, precio y vuestra opinión, porque no hay nada como conocer las opiniones de otras madres molonas para decidirse, ¿verdad?

102 Respuestas a “Operación trona

  1. Hola a todas, por si os sirve a alguna al final compré la SLEX EVO DE BREVI. Llega a la altura de la encimera, es muy estable y ademas bonita. Se recoge debajo de la mesa alta y ocupa igual que un taburete. Se limpia muy fácil porque es de pvc pero no se pega del calor. Le compré también el cojín que trae pero lo uso sin él. Tardé en dar con lo que buscaba pero estoy muy contenta. Un saludo a todas y suertee con la búsqueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s