¡Doy por inaugurada la temporada de chichones!

Si hay algo que me hace viajar directamente al pasado son los chichones y las costras en las rodillas. Sí, de pequeña vivía al límite, era una niña de esas que volvía del cole siempre con alguna herida de guerra, las enseñaba hasta orgullosa: “esta me la hice jugando a polis y cacos”, “esta otra montando en bici”, “esta porque me he peleado con Daniel Miranda”, lo normal, vaya.

Pero claro, estoy viajando a un pasado en el que yo tenía unos 4, 5, 6 años en adelante. ¡No 7 meses recién cumplidos! Y es que, mi pequeña terremoto vive obsesionada con ponerse de pie, quiere, ansía, necesita estar de pie toooodo el rato. Y para ello se apoya en lo que primero pilla: véase sofá, véase mueble de la tele, véase mesa, vease silla, véase escaleras… esto es un sin vivir. Así estamos siempre detrás de ella pero, como te despistes, como se te ocurra perderla de vista 1 minuto, de pronto oyes un “¡PUM!” seco, a continuación se hace un breve silencio de unos 2 segundos, -creo que es lo que tarda en coger aire y llenar sus pulmoncitos- y a continuación, lanzar al viento un llanto desgarrador.

Y es que, desde que niña molona se pone de pie, los chichones forman parte de nuestra vida. A veces pienso que se va a quedar tonta la pobrecita. No me tachéis de mala madre –excusatio non petita, accusatio manifesta– prometo que estamos muy encima de ella, porque la conocemos, y de esta niña no te puedes fiar. Pero mira, a pesar de todo no le coge miedo y es feliz, eso sí, me he llegado a plantear seriamente lo de ponerle un casco para estar por casa.

Gracias a una madre molona experimentada con tres retoños en su haber, María, compañera de trabajo y buena amiga, me he enterado de que existe un producto en stick que va fenomenal para los chichones, se llama Golpium y viene en stick, aunque creo que también se vende en gel y, al parecer, les calma a la vez que se evita que en la zona de conflicto salga cardenal.

antichichones

Investigando por internet he visto estos tres modelos, ¿vosotras habéis probado alguno?, ¿podéis decirme cuál os parece mejor?, ¿tenéis algún otro remedio de la abuela que os vaya bien?, compartidlo aquí abajo y deleitadnos al resto de madres molonas con vuestra sabiduría, que todas juntas hacemos un buenísimo equipo 😉

Y, ya lo sabéis, me tenéis dando guerra también en twitter, Facebook e instagram.

¡Feliz día! y si es sin chichones, ¡mejor!

22 Respuestas a “¡Doy por inaugurada la temporada de chichones!

  1. Tus palabras parece sacadas de mi mente y la de veces que he dicho lo del casco y lo de que se me va a quedar tontin de tanto golpe que se da en la cabeza….porque siempre se da en la cabeza. El mio ya tiene tres años y ya son mas espaciados los trompazos pero creo que nos pasa a todas las mamis. Yo en el conge una bolsa d guisantes que quedan poquitos y que ya la he dejado alli solo para los golpes y despues el arnidol que le alivia bastante. Yo lo he utilizado un par de veces para mi en esos golpes que te das con la cama en plena noche cuando te levantas a ver que le pasa y te sale un morao de preocupar y si que se nota. Un besito mami molona!!!

      • Estoy exactamente en la misma situación…mi hija es de abril también como la tuya y ya con sus 8 mesecitos gatea y trepa sin parar por toda la casa….y cuantos golpes…..y siempre el miedo maternal “se quedará tonta”….pero de momento no tuve que usar ni hielo ni crema….creo que tiene la cabeza muy dura…!!! Cuántos golpes nos quedan por ver y escuchar…..espero que no les pase nada….porque lo que no podemos hacer es frenar esa vitalidad que tienen y esas ganas de explorar!!! Habrá que aprender a vivir con esos terremotillos!!!!!!!!!!!!
        .

  2. ohh pobreta niña molona, yo tambien era un terremoto lleno de heridas, al final no sabia ni de donde era cada una. Mi sobrino tambien es así y se da golpes con todo(nosotros si le miramos el casco jejeje).

  3. Mi madrenos ponia pasta de dientes! yo no lo he probado aun porque la mia tiene 3 meses, yo no recuerdo si funcionaba o no, pero yo me pase la infancia con pegotones de dentifrico en la frente!

    • Jajaja…. Pasta de dientes? Yo me la ponía en los granitos para secarlos pero en los chichones jamás! Tu madre además de molona es innovadora porque no lo había oído en la vida! (El día menús pensado me veo poniendo pegotes de colgate a Claudia) 😉 bss!

  4. Yo sólo te digo que el Arnidol se he convertido en mi imprescindible… Tengo dos, uno en su cuarto y otro en el carrito… con el terremoto ha podido con todos los chichones y ha evitado cardenales… Por lo que dices..tu hija y el mio podrían ser intimos!

  5. Buenas noches chicas.Yo aun no soy mami, algún dia deseo serlo y ya os contaré mis percances. Pero os puedo decir que por mis manos en la guarde han pasado babys de los seis mesecitos a lis tres años y q en algún que otro momento los renacuajillos dan aterrizajes forzos y les ponemos Arnidol. es mas en cada bolsillo de las educadoras hay el stick preparado. un super besazo super mamis!!!!

  6. Cuando Sofía empezó a intentar andar me pasó lo mismo. Incluso se lo comenté a la pediatra preocupada jajaja Y es que por muy encima que estés también tienes que dejarles su espacio . Es inevitable evitar todos los golpes en esta etapa. Si te consuela, se rió de mi! Vigilala pero no la agobies, fue su consejo. Creo que lo pasamos peor nosotras que los peques jaja

    • Gracias Ana, yo he llegado a ese punto de dejar que la naturaleza siga su curso. A ver, no permito que se coma los cables de casa, su snack favorito, pero oye, si se cae alguna vez no me asusto. Por lo general ni llora, se vuelve a incorporar y sigue al lío. Al final va a ser verdad eso de que son de goma!
      Besos!

  7. Hola Isabel! Yo tengo dos “experiencias”. Te cuento…
    Manuel, en un lugar de Madrid, un día del que no quiero acordarme tuvo un trompazo serio (omito detalles ya que a X persona le dieron un par de ataques de ansiedad 😦 debido al momentazo). Habia una mami cerca y le puso Arnidol. Le salió posteriormente un chichón enano pero porque pusimos el stick en el lado que no era. Aaaaiiiiissss si hubieramos acertado!
    Y otra es la tremenda “piña” que se dio mi sobrina. Menudo cuadro cromatico se tornaba en su frente!!! La pusieron Arnidol y mano de Santo. AHÍ NO HABIA PASADO NADA!!! Esa fué cuando conocí el stick. FLIPÉ! ERA MAGIA!!! Y dije que cuando naciera Manuel lo compraría y cuando tuvimos el percance, pues eso… Llevo uno en el bolso del carro aun sin estrenar… CUANDO LLEGARÁ EL DÍA??? Tic tac, tic tac, tic tac…
    Un beso wapa

    • A poder ser espero que no llegue nunca y que Manuel no os de más sustos, pero como eso no lo podemos controlar, que nos pille con Arnidol en el bolso! mañana mismo me compro uno 😉
      Gracias guapa, entre todas hacemos un gran equipo de madres molonas 😀
      Besos!

  8. Yo ahora estoy utilizando Calmatopic, el verde de la ranita. Funciona exactamente igual que el Arnidol, que también lo usé cuando era más pequeña. Yo lo llevo siempre en el bolso para los trompazos en el parque. La mía tiene 5 años pero si no es ella la que se da un coscorrón es otro amiguito, cada dos por tres lo uso.

  9. Pingback: Nonabox de abril |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s