Tiran más dos tetas, ¡que dos biberones!

Antes de nacer la niña molona tenía grandes dudas sobre mi capacidad de dar el pecho.  Tenía los pechines taaaan sensibles que me parecía imposible conseguirlo, solo de pensarlo ya me dolía.  Además, escuchas historias para no dormir acerca de la lactancia: sobre mastitis dolorosísimas, grietas en el pezón, tener “leche mala” o “poca leche”, etc., etc., etc., etc.,…  He de reconocer que, gracias a todas estas “advertencias”, mi lactancia ha sido todo un éxito, ¿cómo es posible?

Me explico:

Me lo pinté tan negro, tan negro, tan negro que, llegado el momento del estreno, llegué sin presión, me lo tomé con filosofía “lo voy a intentar pero como no lo consiga no voy a sufrir, ni a sentirme mal, ni a darme cabezazos contra una pared, pis-pas se acabó”- pensé.

En mi caso, el hecho de pensar que no lo conseguiría me quitó un gran peso de encima, ¿quién me lo iba a decir?  Y es que, cuando uno se obsesiona o se pone las expectativas demasiado altas tiene el peligro de caerse de morros contra el suelo y quedarse sin dientes.  En este punto vuelvo a lo de siempre, gran parte del triunfo está en mantener la calma, no agobiarse y tomárselo con filosofía.

Agobio = caca de vaca (hablando mal y pronto).

¿Por qué mi lactancia ha sido un éxito? 

Imagen

Disfrutando de “nuestro momento”

Según mi experiencia porque, a parte de la calma, estuve MUY BIEN ASESORADA.  En las clases de preparación al parto nos explicaron a las mil maravillas la posición que tenía que tener el bebé para amamantar.  Y es que, queridas mías, la postura es importantísima.  Además, nos explicó cómo la boca del bebé tenía que abarcar la aureola al máximo porque si se queda solo en el pezón duele bastante.  Por eso funciona bien aprovechar un bostezo o un llanto para meterle el pecho bien dentro de su boquita, con alegría y sin miedo.

Otro sitio donde recibí mucho apoyo fue en el hospital.  De hecho, me salvaron momentos críticos.  Para empezar insistían en que tuviese al bebé en el pecho todo el tiempo del mundo porque, cuanto más succiona, más leche produces.  Quedaos con esto: cuando más succiona más leche tienes, es así, el pecho funciona a demanda, si el cuerpo ve que es un tragón, fabricará más cantidad de leche, o sea que lo de “no tengo leche” o “mi leche es mala” es, me atrevería a decir, una leyenda urbana basada en la falta de información (salvo contadas excepciones).

Tras dar a luz la leche, como tal, tarda en subir unos 4 o 5 días.  Antes de ese momento lo que sale es el calostro.  El calostro tiene un gran valor nutricional, es buenísimo para el bebé, de hecho es la primera inmunización y resuelve las necesidades alimentarias de sus pequeños órganos que todavía no están maduros.  Pero, puedes tener un problemilla como me pasó a mi: que se quede con hambre y llore y llore…  La enfermera me lo explicaba así:

– “El calostro tiene una composición inigualable para el bebé pero no les llena.  Es como si te comes todo el valor nutricional de un cocido, concentrado en una pastilla, ¿tendrías hambre o no tendrías hambre?”

Así explicado resulta bastante fácil de entender.  Y sí, la pobre de mi niña lloraba y lloraba la segunda noche, como si no hubiera mañana.  Y no había forma ni calostro posible que saciase a la fiera.  Así que, al final, y mira que se resisten, la enfermera cedió y nos dejó darle suplemento, leche de fórmula vaya, con una jeringa como dosificador (no para pincharla ni nada por el estilo, no vayáis a entenderlo mal y tengamos un disgusto) para que se llenase y pudiéramos dormir.  Estábamos reventados y no podíamos más.  ¿Por qué no con biberon? Te estarás preguntando si estás verde en este tema.  Porque uno no succiona igual de la tetina de un bibe que de un pecho y, si se acostumbra a la tetina del bibe, estás perdida.  Ahí sí que te puede hacer daño al coger el pecho después y, por lo tanto, tendrás la tentación de abandonar la lactancia.  No se recomienda tampoco el uso de chupete durante el primer mes hasta que la lactancia esté bien establecida (y hay muchos pediatras que directamente no lo recomiendan nunca pero eso no es el tema que hoy nos ocupa).

Por último, existen grupos de apoyo a la lactancia.  Tuve en mente ir a uno en mi centro de salud pero, se me estaba dando tan bien, tan bien, que me dio pereza.  Lo reconozco.  Aún así, lo recomiendo porque hablan maravillas de estos grupos, sobre todo si una está un poco perdida o agobiada.  No hay nada mejor que sentirte apoyada y bien informada por expertas en el tema.  Os dejo enlace también a la página web de La liga de la leche, por si queréis saber más y si estáis interesadas en participar en una de sus reuniones mensuales.

RECOMENDACIONES: 

– Antes de sentarte a la faena, ten agua a mano, mucha agua; no porque te tengas que obligar a beber, no, sino porque vas a sentir muchísima sed.  Y no hace falta que comas más de la cuenta.  A mi me salieron unas lorcitas en la espalda durante el embarazo que no son otra cosa que reservas de grasa para la lactancia, así que he preferido que consuma de ahí a liarme a comer más y seguir acumulando.

– No le acaricies la carita, ni la cabeza mientras está mamando porque tienen un acto reflejo y soltará el pecho y se girará.

– Yo recomiendo usar un cojín de lactancia, no sólo me ayudó a coger bien la postura, sino que además salvé mis cervicales.

– Para la correcta postura, su tripita tiene que estar completamente pegada a tu cuerpo, NO boca arriba y con la cabeza girada a tu pecho.

– Hay que dar pecho a demanda, cuando lo pida, es así.  A veces tardará más en pedir, otras muy poquito, pero si lo haces bien y sin dolor, le cogerás el gustillo ya que al dar el pecho liberarás oxitocina, hormona que relaja y que ayuda a que tu útero se contraiga y vuelva más rápido a su ser.

– No hay tiempos, nada de 10 minutos un pecho, 10 otro, tiene que estar con el mismo hasta que se sacie o hasta que se lo termine.  En todo caso hay que alternar pechos de una toma a otra.  La composición de la leche que sale al principio es lactosa, a partir de ahí llegará la grasa, así que no le quites antes de tiempo porque entonces no se estará nutriendo al máximo.

– Tenemos dos tetas porque el cuerpo está preparado para los partos múltiples, es decir, por si tenemos gemelos o mellizos, así que no hace falta que coma de los dos pechos en la misma toma (a no ser que al terminar uno y ofrecerle el otro, quiera comer más).

– Sabrás que ha terminado porque suelta el pecho.

– Sabrás que quiere más porque llorará y al ofrecer pecho lo cogerá sin dudarlo (en este caso, a veces se sigue quejando porque no sale toda la leche que le gustaría, así que puedes intentar con el otro pecho).  Si sigue llorando puede tener un gas, prueba a sacárselo, aunque los niños que comen de pecho sufren menos gases y tienen mejores digestiones.

– Si te echas pomada para las grietas no untes toda la aureola porque luego el bebé se resbalará y no podrá coger bien la teta, aplica solo en las partes del pezón que tienes doloridas sin poner cantidad en exceso.  Yo usaba Purelan 100 y no hace falta limpiar el pezón para dar la siguiente toma. Si puedes tener los pechos al aire y aplicarte tu propia leche ¡mejor todavía! Es mano de Santo 😉 

– Recuerda que tiene que coger toda la aureola que pueda, ¿te ha cogido solo el pezón y duele a morir? ¡No tires de él porque te hará más daño todavía! succionan con más fuerza que BanBan -el bebé de los Picapiedra-  el truquillo está en meter el dedo meñique y sustituir, cual Indiana Jones, pezón por dedito.  Y vuelta a intentarlo.

– A veces juegan con él, lo coge, lo suelta, mueve la cabeza como diciendo “no”, olfatea, etc.  ¡Es normal! Confieso que yo al principio no entendía nada pero al preguntar a la matrona esto fue lo que me dijo.

– Si estás recién parida y no puedes más na´con la vida del sueño que tienes, te recomiendo que duermas con el bebé a tu vera y con el pecho a su alcance.  Descansaréis los dos y no os desvelaréis con las tomas de la noche.  Según mi matrona “No, no vas a aplastarle, solo existe riesgo si consumes drogas, alcohol o pastillas para dormir o similar”.  Y no tengáis miedo al famoso “se va a acostumbrar a dormir en mi cama”, en mi caso a medida que se distanciaban las tomas dejaba que durmiese en su minicuna y sin problema.  Y si os gusta el colecho, adelante, de verdad que es mejor hacer oídos sordos a lo que os dice la gente y tomar las decisiones con las que os sintáis más cómodos como padres.

– ¿Pide más tomas por la noche? Lo siento pero es instintivo, no lo puedes cambiar, la leche materna es mejor por la noche, por eso te recomiendo que duermas cerquita de él los primeros meses.  Tranqui, luego la cosa irá cambiando y cogerá el ritmo de dormir por las noches, ¡paciencia!

– ¿Ha perdido peso? la primera semana es normal que pierda.  De todas formas tendrás que ir a ver a la matrona los primeros días después del alta hospitalaria, así que ella hará el chequeo completo al bebé y te informará de todo.

– Cuando ya está establecida la lactancia llegará el momento en que ya no tengas los pechos hinchados, eso no quiere decir que no tienes leche.  Si pide comer más a menudo, no significa que tienes menos leche y que se queda con hambre, es que tiene picos de crecimiento dónde pedirá comer más para que produzcas más leche.  Carlos González explica muy bien qué es la crisis de los 3 meses (sí, soy muy fan de este hombre).

En cuanto a beber alcohol, no está recomendado, ya que pasa a la leche.  El alcohol alcanza su máximo nivel entre los 30 y los 60 minutos después de haber bebido.  El comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda no beber alcohol al menos durante los primeros tres meses y, una vez pasado este tiempo, beber cantidades pequeñas, esporádicas y alejadas de las tomas.  Una caña o una copa de vino una o 2 veces por semana es una cantidad tolerable, sin efectos en el bebé.  Si tienes un evento importante, como una boda, y crees que vas a beber más de la cuenta, puedes sacarte leche antes y guardarla, es preferible eso a abandonar la lactancia.

Conclusión: dar el pecho tiene que ser un momento maravilloso, de los dos, os lo aseguro; si estás sufriendo es que algo no estás haciendo bien y no lo digo en plan reprimenda, todo lo contrario, te lo digo para que te animes a pedir ayuda porque realmente merece la pena.  La lactancia es lo mejor para él y también lo mejor para ti.  Ser madre es una experiencia increíble y alucinante pero, además, ver cómo tu hijo se alimenta de ti y crece y crece es la pera molinera, no puedes sentirte más orgullosa, te sientes superior, una súper madre, en resumen una madre muy, muy molona.

Si por la razón que sea lo has intentado todo pero no te es posible llevar a cabo la lactancia, no te tortures, por lo menos lo has intentado, no sufras más de la cuenta, concentra tu energía en cuidar de tu bebé y en disfrutar de él, porque tú también eres una madre molona.

Recuerda que te espero en  twitter y en Facebook; ¡ah! y no olvides dejar tu comentario si tienes algo que añadir, preguntar o si quieres contar tu experiencia.

40 Respuestas a “Tiran más dos tetas, ¡que dos biberones!

  1. Muy claro y me ha gustado. Mi experiencia fue totalmente diferente porque mi bebe fue prematuro y aunq me sacaba la leche y se la daban(vía, jeringuilla, bibe…) no pude amamantare hasta los 12 días, que fue la primera vez q lo cogí y no lo solté jaja . Pero pensaba como tu lo voy a intentar pero sin agobiarme si no puedo… En el hospital nos ayudaron muchisimo y mi matrona. le dieron un chupete es más se lo lleve yo porque lloraba y eso le calmaba. A los 5 días le dimos su primer biberón con mi leche (si la gente piensa q es duro dar el pecho cada … Horas, yo me lo sacaba en casa cada 3 horas sin bebe… )Y aunq se hace difícil y llore mucho hay que seguir para adelante e intentar lo que te propongas. Ese día 12 mi peque cogió l pecho casi mejor q el bibe… 😊 Cada caso es diferente pero no debemos fiarnos de nuestro instinto y si queremos hacer algo hacerlo y si no se puede no nos quedara la duda de haberlo intentado.

  2. Creo que no he leído tan y bien y tan junto todo sobre la lactancia, bravo por este post, deberían leérselo todas las parturientas. Yo me informé mucho, también iba con eso de “si no puedo biberón” . Lo he pasado mal con mastitis y tal pero merece la pena sufrirlo, es lo mejor para ellas y momentos únicos para las dos. También hay que decir que aunque cojan biberón, si insistes prefieren el pecho, que no por darles un biberón tienes que tirar ya la toalla.
    Ole por este post!

  3. Totalmente de acuerdo!! Mi bebé es un glotón, tiene casi 5 meses y seguimos con el pecho, pero yo encantada! Lo único q todavía hace 2 tomas nocturnas y andamos ahí ahí con el sueño…espero q pronto haga las noches del tirón!!

    Enhorabuena por tu blog, ha sido un gran descubrimiento! 😉

    • Qué ilusión! muchísimas gracias!!!
      El día que menos te lo esperas te despiertas y dices “le habrá pasado algo?” y no! es que sigue roque 😉
      Muchas gracias por pasarte por el blog y por comentar!

  4. Mi experiencia con la lactancia fue y sigue siendo maravillosa… Como no, me cuestioné una y otra vez sobre si estaba alimentando a mi peque, padecí horrores con las grietas, pasé una mastitis, me hundí cuando un pediatra me dijo que mi bebé lloraba por hambre y realmente lo que pasaba es que mi niño quería mami…. y aún así es de las experiencias más increíbles que he vivido.
    En esos momentos me ayudó muchísimo un matrón desconocido al que le debo mis meses de lactancia que me dijo que los bebés tan pequeños “lloran más porque quieren mamá que porque quieran mamar”.
    Nuestros pequeños lloran y no siempre quieren teti para comer. Muchas veces quieren el calor y el cariño que se les transmite en ese momento, las palabras dulces de mami y la succión que les ayuda a dormir, o simplemente estar un ratito pegaditos a mamá.

    Felicidades por la página!!!

    • Tienes toda la razón del mundo!!! se pasan 9 meses dentro de nosotras, ¿cómo no van a necesitar que les cojamos y les demos todos los mimines del mundo?
      Me alegra que consiguieses al final tener una buena experiencia. Una ola para ese matrón! y otra bien grande para ti por apostar por la lactancia a pesar de que no te lo pusieron fácil.
      Gracias por pasarte por aquí y por dejar tu experiencia!

  5. Como le dije a mi Obstetricia no soy primeriza, soy NOVATONA! Así que devoró tu blog!!

    Estoy de 11 semanillas y leo todo cuanto puedo y tu blog es super molon! Escribes muy claro, ameno y con una simpatía que te caracteriza.

    ¡¡Enhorabuena!!

    Pd: recomiendame un libro básico de maternidad, el que sea tu Biblia 😛

    • jaja… gracias guapa! y enhorabuena por tu futura maternidad, qué emoción!!!!
      El libro que te recomiendo, mi Biblia como tú dices, es “Comer, Amar, Mamar, guía de crianza natural” de Carlos González. Es el mejor! y aunque es gordito, son 3 libros en 1, no hace falta que le lo leas del tirón. Yo lo tengo como guía de consulta, cuando tengo cualquier duda voy directa al capítulo en cuestión y fenomenal, ¡es estupendo!
      Ya me dirás qué tal te va! te deseo un embarazo muy buen embarazo!

      • Gracias tesoro!!! Sin duda lo compraré y por supuesto seguiré devorando tu blog.

        Sigue así por que es un placer leerte!

        De aquí a Abril contigo me hago un máster!

      • Ya verás como el libro te viene fenomenal. Y espero que las cosas que vaya abordando en el blog te sigan aportando, ante todo, tranquilidad y seguridad en ti misma. Luego tú tendrás tus propios truquillos y ya sabes, tendrás que pasarte y compartirlos por aquí que seguro que nos vienen fenomenal 😉

  6. Pues a mi me gustaría contar mi experiencia, por sí a alguien le sirve. Mi niña nació en la semana 38 con 2.3 kg por un problema con mi placenta, así que biberón desde el primer día. Toooooodas las mujeres aconsejadoras que me rodeaban me dijeron que no iba a querer el pecho y que lo iba a rechazar. Yo la ponía al pecho como 20-25 minutos ( al principio 5 , porque no aguantaba mas) despertandola constantemente. La verdad es que no se quedaba satisfecha solo con el pecho, así que me sacaba leche para dársela en el biberón y casi todas las tomas eran de leche materna. Hoy, 6 semanas después, ella toma solo pecho, usa chupete de forma muy esporádica y NO me ha rechazado el pecho, sino todo lo contrario. Eso si, tienes que ser muy paciente, y cada pequeño es un mundo, pero no os creáis todo a pies juntillas, porque hay variaciones claras, como en mi caso. Espero que esto anime a madres que estén como yo, porque en mi caso tenía muy claro que me iba a rechazar el pecho si o si, y no ha sido así. Un saludo y muchas gracias por este blog tan cercano, claro y con información tan buena!

    • El que la sigue la consigue! me alegra muchísimo que con hayas conseguido! desde luego tiene muchísimo mérito, no es fácil cuando para colmo te lo pintan tan negro. No sabes lo que te agradezco que hayas escrito tu experiencia, esperemos que más mamis en tu situación se animen a intentarlo.
      Un abrazo!

  7. Me sigue dejando pasmada como me engancho a cada una de las entradas del blog sin ser yo una mama Molona ni nada de eso jeje. Le voy a recomendar la entrada a una amiga que tengo en México y es totalmente pro lactancia! Para qué la comparta por allí. Besitos a la mami más molona!

  8. gracias por el post! yo espero q la cesárea no me lo ponga mucho más difícil… Las reuniones de la Liga de La Leche están súper bien por mi experiencia y, a las malas, contrataré una asesora de lactancia. Me han hablado muy bien de Inma Mellado. Besuos

    • Seguro que lo vas a conseguir, contando con una experta encima que te ayude, ya ni te cuento!!! hay muchas que consiguen restablecer la lactancia después de no haber podido dar lactancia los primeros días (incluso semanas o meses; las hay que adoptan bebés y también consiguen que les suba la leche!).
      Ya verás qué bien se te va a dar, supone mucha dedicación pero te sientes muy orgullosa cuando lo consigues 🙂

  9. Demasiado molona!!!
    He leído tooooodos los posts! Tengo un probem con bberry no se me actualiza lo q te escribo sorry
    Pero geniales toooodos tus posts
    Cdo pueda te voy releyendo y comentando
    Q tal la miniprincess?
    La mami molona?
    El maridoperfecto?
    Espero q los 3 fenomenal

    Besitos, Virginia
    ( La vecina de tu mami en felipeII)
    Enviado desde mi dispositivo BlackBerry® de Orange.

    • Qué ilusión Virginia!!! pues todo fenomenal, la miniprincess es una bomba de energía durante el día y por la noche una Santa. La mami molona ha vuelto a trabajar hoy y la verdad es que ha ido todo fenomenal (claro, dejando a la niña con la abuela molona, todo es más fácil). Y maridoperfecto genial, trabajando mucho pero muy, muy bien.

      Qué tal todos vosotros? madre mía, un día te dedico un post completo como ejemplo de súper madre molona.

      Un besazo a todos de nuestra parte, a ver si nos vemos pronto 😉

    • Gracias Eva!!! ahora voy a tener un ritmo menos frenético de publicaciones porque con el trabajo tengo menos tiempo. Pero seguiré revisando los post a fondo para que os sigan siendo de utilidad y para no dejarme nada en el tintero 😉 Bsazo!

  10. Me veo muy identificada con muchas de las cosas que escribes.
    Mi caso, bueno yo siempre supe que podría dar el pecho, es más todas estamos preparadas para ello lo que ocurre es que hay poca información y pocas ganas en algunos casos. El caso es que aguanté durante el embarazo muchas presiones, me decían que no podría dar el pecho que sí biberón, claro dicho por gente que nunca dio el pecho. A parte de otras presiones y demás. La realidad es que di el pecho diez meses y no di más porque la niña le dio por morder y no succionaba a pesar de tener leche. Estaba muy rabiosa con la boca. Una pena pero bueno.
    El tema es nunca hagáis caso de la “opinología” , todos quieren opinar e imponer su criterio y es curioso que lo suelen hacer quienes menos saben del tema o nada. En fin creo que lo mejor es hacerte caso a ti misma yo ahora me arrepiento de algunas cosas.

    • Tienes toda la razón, en muchos casos es falta de información. Opinan más los que no tienen ni idea. Hay que saber elegir los consejos que te dan, porque te desbordan y muchos de esos no valen (no porque la gente tenga mala intención, en muchos casos es fruto de sus malas experiencias, ten en cuenta que antes no se sabía ni la mitad de las cosas que se saben ahora). Paciencia y a tomar nuestras decisiones con toda la información encima de la mesa 😉
      Gracias por comentar! bss!

  11. Yo tuve que desistir porque Sofía se negaba. Me dio pena pero pudimos compartir los dos la experiencia de alimentarla y las noches en vela jeje No me arrepiento pero, si que me dio pena.. desde luego si hubiese tenido todos estos consejos lo hubiese seguido intentando. Es cierto que te asesoran muchísimo pero nadie mejor que una madre y más si es molona para contarte todos los truquillos. Me lo guardo para el siguiente. Un beso guapa!

    • Gracias Ana! me alegra que te haya gustado el post. Y efectivamente, tu marido puede estar contento por haber participado activamente de esa etapa. El mío se moría de envidia y estaba deseando que llegase el biberón para poder dárselo él, ¡lo que son las cosas!
      Besazo!

  12. Gracias por el post!! Te explicas genial y creo que me servirá de mucha ayuda en diciembre cuando llegue mi pequeñina 🙂
    Sigue igual de simpática y molona 😉
    Un beso, guapa!

    • Gracias guapísima!!! tienes que estar rebonita con tu barriga. Espero que la recta final no se te haga dura. Verás cómo con estos consejos tu lactancia será un éxito y, ya sabes, si tienes cualquier contratiempo no dejes de pedir ayuda, hay gente estupenda que sabe un montón y que te pueden echar un cable.
      Ya verás qué experiencia tan buena! Besos!
      Un abrazo!

  13. Pingback: El verbo “colechar” |·

  14. Buenas!
    No soy mamá, aunque queremos ponernos a ello en unos meses, Ayer estaba buscando unos chupetes para regalar y me encontré por casualidad con tu blog, y no puedo decir otra cosa que me encanta!
    Explicas las cosas con una normalidad , que anima y no espanta como algunos programas o documentales.
    Ahora mismito me hago seguidora tuya, te voy a seguir leyendo porque me parece muy interesante lo que escribes y como lo escribes, seguro que estás echando un capote a muchas mamás.

    Un saludo

    Raquel

    • Muchísimas gracias Raquel! la verdad es que, no se sí echaré capotes, pero a mi me echan unos cuantos. Es lo bueno de leer experiencias de otras mamis, ayuda una barbaridad y, lo que tú dices, se normaliza mucho el tema de la maternidad, que muchas veces el mensaje que nos llega está un pelín distorsionado y solo nos cuentan las cosas malas (que luego ni siquiera lo son tanto).
      Me alegra mucho que sigas el blog, espero que te venga muy bien y que, llegado el momento, me cuentes si eres una embarazada romántica o no, jeje (si no lo has leído, es la segunda o la tercera entrada del blog 😉
      Un besazo y Feliz Navidad!

  15. Me encantas!!! Contigo todo parece muy facil y en octubre pondre en practica muchas cosas q he leido en tu blog con mi pequeña conejillo! He de reconocer q estoy muy acojonada!! Besos!!

    • Gracias Ana! Te entiendo tantísimo… Yo estaba cagada también pero tienes que estar tranquila, ya verás cómo lo bordas 😉
      Mucho ánimo en la recta final y a por todas!

  16. Pingback: 30 cosas que nunca, nunca, nunca debes decir a una embarazada |·

  17. Hola! Mi enano va a cumplir un añito y me estoy planteando dejar de darle el pecho porque por las noches se despierta mucho para mamar, no descanso, etc, etc. Como fue el destete de niña molona? No paro de leer a ver si alguien me ilumina!! Gracias!

    • Pues el mío fue súper sencillo pero es que niñamolona tenía sólo 6 meses. Fuimos sustituyendo tomas por biberones, luego me incorporé a trabajar y no tenía otra opción. En tu caso no sé cuántas tomas hace pero puedes ir probando poco a poco, además ya se lo puedes ir explicando porque con un año van entendiendo mucho mas de lo que pensamos. Lo que sí recuerdo difícil era la de la noche porque, más que comer, le servía para relajarse y conciliar el sueño. Ahí fue cuando padremolón tuvo que intervenir porque conmigo era imposible. Le daba el bibi, le cantaba una nana, la mecía hasta que se quedaba dormida y se acabó. De hecho, desde entonces, ya solo la duerme él 😉
      Ojalá te sirva, bss y suerte!!!

  18. Tienes razón me molesta cuando leo noticias que en algunas partes del mundo prohíban la lactancia materna. Gracias por este blog que es un aporte a esta consigna. Solo te falto decir sobre el aumento de los senos y que tenemos que adquirir otros tipos de brazier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s