Por ser “los grandes olvidados”, hoy quiero dedicar esta entrada al hombre embarazado y padre primerizo porque…

  • El hombre embarazo no tiene naúseas pero sí las sufre, en silencio, como las hemorroides.
  • El hombre embarazado no lleva al bebé dentro pero muere de envidia por no poder sentir las pataditas molonas.
  • El hombre embarazado no llora por culpa de las hormonas pero sí soporta los ataques de las hormonas ajenas sin llorar.
  • El hombre embarazado no tiene antojos pero sí se encarga de ir a comprarlos, cualquier día y a cualquier hora.
  • Al hombre embarazado nadie le pregunta cómo se encuentra, aunque se esté muriendo.
  • El hombre embarazado no llora pero tiene que pelear, es su vida… no puede cambiar…
  • El hombre embarazado asume una importante tarea, quitar y poner calcetines.
  • El hombre embarazado ya no va a la farmacia a por preservativos, va a por caribán.
  • El hombre embarazado no tiene contracciones pero las cronometra.
  • El hombre embarazado no empuja pero saca pecho para no desmayarse.

Y después el hombre embarazado se convierte en papi primerizo y…

  • …no sabe qué va primero si el body o el pañal, pero el tío se esfuerza y lo intenta.
  • …no sabe combinar colores pero es un tío valiente, arriesgado e incluso innovador.
  • …no se sabe la letra de ni una sola canción de cuna pero le echa un par e improvisa, tararea la sintonía de la guerra de las galaxias o recurre a clásicos como el cumpleaños feliz o algún villancico popular (aunque sea verano).
  • … jamás entrenó con muñecas y ahí le tienes, aprendiendo cual cursillo acelerado.
  • … el hombre hace lo que puede y, si no acierta, aguanta el chaparrón de críticas y lo vuelve a intentar.

Esto va por él, por todos los hombres embarazados y padres primerizos que se esfuerzan, lo dan todo, aguantan y se superan como verdaderos hombretones en esta nueva etapa de cambios. Porque sin ellos no habría ni mujer embarazada ni, por lo tanto, bebé en camino. Porque son los grandes olvidados, he aquí mi pequeño homenaje a todos ellos y qué vivan los padres molones!

Imagen

Va por ti cariño, porque vales todo y más, porque has sido un embarazado 10 y todavía mejor padre. ¡Ah! Y porque tú sí que sabes combinar los colores como nadie 😉

Te espero en twitter y en Facebook