Manual de instrucciones del bebé

Ese bebé que has parido, que ahora tienes en brazos es tuyo, vale, en eso estamos todos de acuerdo pero oye, que es una personita nueva en tu vida ¡qué todavía no la conoces de nada y se va a ir a vivir contigo!… ojito con la nueva, ándate con cuidado… yo le decía en bajito… “estaré muy atenta a tus movimientos pequeña, todavía no sé si eres de fiar”.

Y es que todo cambio lleva su correspondiente proceso de adaptación pero, no temas, que está todo controlado.  ¿Por qué? pues porque las mamis, que somos muy chulas nosotras, tenemos un “as” en la manga que nunca falla, me explico:

¿Cuántas veces hemos oído eso de que los niños vienen sin libro de instrucciones? pero vamos a ver, tú piénsalo, ¿acaso hace falta?  ¡No infravalores a la madre naturaleza y a toda su sabiduría!, nosotras, astutas obras de Dios, contamos con un arma secreta mejor que cualquier manual de instrucciones: nuestro instinto maternal.

– “Pero ¿y si no lo oigo? ¿Y si no aparece?, ¡¡¡Apiádate de mi Señor!!!”

Amiga, no entres en pánico y entona conmigo el famoso “Don´t worry, be happy” porque he aquí la clave del éxito.

¿Tu bebé llora?, en primer lugar NO PIERDAS LA CALMA.  Es verdad que a veces el llanto nos produce cierto estrés, yo he llegado a sudar la gota gorda, pero tienes que ser fuerte y no dejarte llevar por el pánico.  Prueba con el pequeño manual básico de instrucciones del bebé que yo llamo “el sota, caballo y rey”:

  • Sota: ¿tiene hambre? Si no es hambre rechazará el pecho o el bibe.  Pasemos al siguiente…
  • Caballo: ¿está sucio? No tiene que ser caca necesariamente, el pis en exceso también puede resultar incómodo, imagínate tú cómo estarías, ¡me sota-caballo-rey-300x208pica solo de pensarlo!  Si no está sucio, vamos al próximo paso…
  • Rey: gasecillo, dale golpecitos suaves en la espalda, camina con el en brazos mientras lo haces, a veces tarda un segundo en salir, otras algunos minutos, si se calma es un buen síntoma.  Además también funcionan muy bien los masajes, nosotros le cogíamos las piernecias, se las doblábamos apretando ligeramente la tripita y con ellas así las movíamos en círculos, despacito y suavemente, eso le ayudará a expulsar los gases que tenga, ya verás.
  • Comodín: puede que sencillamente tenga sueño o que necesite mimínes, mécele con cariño, ligeros golpecitos en el culete suelen calmarles, prueba a tumbarle boca abajo en tu brazo o ponerle piel con piel en tu pecho que para ellos es muy relajante.  Luego comprobarás que cada maestrillo tiene su librillo, tú desarrollarás tus propias técnicas, ya verás.  Ante todo, confía en ti misma.

Solo podrás escuchar a tu institnto si estás tranquila, si te tapas los oídos a la “gente que lo sabe todo” y que, aunque quieren ayudar, no hacen más que ponerte “nerviosita perdía” y te hacen hasta dudar de tu capacidad.  Esas madres, abuelas, hermanas, primas, compañeras, amigas, cajeras del súper, panaderas, etc.  Todas ellas quieren lo mejor para ti, eso seguro, pero sencillamente no saben cómo transmitírtelo.  Tómatelo con filosofía, mujer y no te enfades.

Si estás embarazada y andas un poco preocupadilla, consulta a tu matrona (aunque me han contado por ahí que las hay unas más hippys que otras, pero saben un montón).  Y si ya tienes al pichoncillo en casa y te surgen las dudas, también puedes llamar a la matrona por teléfono o, en su defecto, leer a Carlos González (soy pesaita con estos dos puntos, pero es que a mi me ha resultado de mucha utilidad).

Conclusión: ¡Paz, amor, relax y a por todas! ¡Que estás hecha pa´esto y lo vas a bordar!

Y no olvides que te espero en twitter y en Facebook.

18 Respuestas a “Manual de instrucciones del bebé

  1. Da vértigo pensar si vas a saber cuidar al bebé, la verdad…
    Tu consejo de hacer caso del instinto me parece el mejor. Al fin y al cabo, los animales cuidan de sus cachorrillos sin ayuda de manuales ni libros ni google!!
    Y me apunto lo de MANTENER LA CALMA. Yo soy un poco nerviosa… Y es verdad q hay q transmitir calma al bebé.
    Me ha encantado el post!!

  2. Ole ole ole. me encanto, claro y sencillo… yo te cuento qeu cuando mi bebe lloraba (q era mucho mucho) yo me desesperaba pero le miraba esas manitas chiquititas y pensaba q eran preciosas y q no me podian hacer daño, q me necesitaban y no se pq me calmaba…jaja locuras de madre!!

    • Gracias! pues sí, mantener la calma es fundamental, mi hermana está preocupadilla porque no cree que vaya a ser capaz, pero como dices tú, les ves las manitas, tan chiquitines y te derrites 😉 Mami tranquila = bebé tranquilo

  3. Aiii mi gran miedo!!! Estoy de 40+3 y me da pánico no entenderle cuando le mire la carita y llore, llore y llore y no sepa que hacer para calmarlo… leer blogs como el tuyo me tranquilizan. Felicidades!

    • Qué poquito te queda!!! Qué bien!!! Tú tranqui, lo normal es tener cague pero te aseguro que lo vas a hacer genial y que con el “sota, caballo y rey” tendrás la situación más que controlada. De todas formas por aquí estoy cuando quieras compartir tus experiencias y preguntar tus dudas. Las mamis estamos lara ayudarnos 😉
      Un abrazo y enhorabuena!!!!

  4. Pingback: No le cojas en brazos que se acostumbra | unamadremolona·

  5. Pingback: Los cólicos no son divertidos | unamadremolona·

  6. Pingback: Diccionario básico para padres novatos (III) |·

  7. Pingback: El sexto sentido de la niñamolona |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s