En mi caso, no he donado por falta de información.  Si lo hubiera sabido lo habría hecho sin dudar, de ahí mi interés en hablar de este tema.  No implica ningún riesgo y puedes hacer mucho bien a alguien que lo necesite.  Para aquellos que no sepáis en qué consiste, os dejo información que he sacado de la página de la Organización Nacional de Trasplantes que pertenece al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, sobre la donación del cordón umbilical. Merece la pena dedicarle unos minutos.

¿Qué es la sangre del cordón umbilical?

 

ImagenLa sangre del cordón umbilical contiene “células madre” y pueden ser beneficiosas si se trasplantan a pacientes cuya médula ósea está enferma.  Encontrar un donante compatible entre los familiares directos sólo ocurre en el 30% de los casos. Por eso es muy importante donar.

¿QUÉ PASA SI LO DONO Y EL DÍA DE MAÑANA MI HIJO LO NECESITA?

Ese es el primer miedo que surge cuando nos planteamos si donarlo o guardarlo en un banco privado para uso propio. Pero has de saber que si decides guardarlo y tu hijo lo necesita en un futuro, la probabilidad de que esas unidades de cordón umbilical puedan utilizarse es extremadamente baja. El motivo es que prácticamente todas las situaciones en las que necesitaría un trasplante en la infancia se deben a enfermedades genéticas o congénitas, por lo tanto, estas enfermedades pueden estar presentes en las células de su propio cordón, no pudiendo ser utilizado ni por él, ni por cualquier otro paciente.

Para que nos hagamos a la idea, sólo se han registrado en el mundo 3 casos de trasplante de estos cordones para uso propio, y siempre en enfermedades adquiridas, no congénitas, frente a los 8.000-9.000 trasplantes efectuados en el mundo a otras personas.

Esto quiere decir que este niño necesitará un trasplante de un cordón distinto al suyo, procedente de la donación de un tercero. ¿Ves lo importante que es donar?

 

¿Y qué pasa si no dono y el día de mañana mi hijo lo necesita?

 

A nadie se le niega un trasplante. Es como donar sangre, si no donas, no te dejarán de hacer una transfusión cuando lo necesites. En este caso, el REDMO (Registro Español de Donante de Médula Ósea),  se encarga de realizar la búsqueda de la unidad de médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical adecuada, tanto a nivel nacional como internacional, lo que ofrece las mismas posibilidades que si la búsqueda se iniciase en Estados Unidos o cualquier otro país europeo.

 

¿Qué tengo que hacer para ser donante?

 

Solo hay que rellenar un cuestionario y, si estás de acuerdo con el contenido del mismo, firmarlo, se puede hacer con anterioridad al parto o en ese mismo momento. El formulario te lo pueden dar en las consultas de ginecología de los hospitales adscritos al Banco de Sangre de Cordón. No hay que hacer nada más. Puede donar cualquier mujer sana con un embarazo normal y la donación se realiza en el momento del parto, tras el alumbramiento y antes de expulsar la placenta, todo ello sin ningún peligro para la madre ni para el bebé.

 

¿Se puede donar en cualquier hospital?

 

Sólo se puede donar en las maternidades autorizadas para la extracción de cordón umbilical.

Creo que es muy importante compartir esta información con vuestros amigos y familiares, cuanta más conciencia de donación tengamos mejor.  Encontrar un donante compatible es muy difícil, por lo que, cuantos más nos hagamos donantes más posibilidades tendremos de ayudar a salvar la vida de alguien o, ¿quién sabe?, igual hasta la de nuestros propios hijos en un futuro.

Para más información os recomiendo visitar la página de la Organización Nacional de Trasplantes www.ont.es

 

Si quieres saber más acerca de mí, puedes hacerlo pinchando aquí.














 

LO QUIERO 
close-link