El extraño “arte” de atemorizar embarazadas

El extraño “arte” de atemorizar embarazadas

Existe un extraño arte, llamemoslo así, que consiste en coger a una embarazada y atemorizarla, sí, sí, atemorizarla con todo tipo de “historias para no dormir sobre el embarazo y la maternidad”. Pero lo hacen por nuestro bien, no vaya a ser que una esté tranquila y feliz con su estado y se vaya a confiar. Supongo que aquellos que se dedican a atemorizar a embarazadas se lo pasarán bien, les tiene que compensar de alguna manera, ¿no? 

Cito una situación real:

Una amiga y yo, paseando con nuestros respectivos bombos, de 5 y 3 meses respectivamente.  Nos encontramos con un “conocido”, llamadlo “X”. Bueno pues “X” decide que es el momento ideal -y que somos las personas idóneas- para contarnos la historia de su mujer, que casí se muere tras su cesárea porque se dejaron la placenta dentro, ofreciéndonos todo tipo de detalles escabrosos.

………….. 

–  “Gracias señor “X”, esperamos que su mujer se encuentre mejor y que esté disfrutando a tope de su paternidad.  No se preocupe que, llegado el momento y gracias a usted, le diremos al médico de turno que, por favor, no se olvide de extraer toda la placentita de nuestros adentros, no vaya a ser que nos de un chungo importante”.

………….. 

Por otro lado, encontramos los manuales de maternidad que, con mucho cariño, nos regalan nuestros amigos, familiares o allegados. Pues bien, con mucha ilusión lo coges, lo abres y lo primero que encuentras es “Grietas en los pezones”… vaya… cerramos el libro con cierto reflejo de dolor en nuestros pechos… Al tiempo, una semana o dos, decides darle otra oportunidad, escoges otra página al azar y encuentras un capítulo sobre las “Hemorroides”… en ese momento te das cuenta de que la ignorancia, además de atrevida, es tu mejor amiga en estos momentos. La ignorancia no te adelanta acontecimientos y te deja que disfrutes hasta que ya no te queda otra. La ignorancia, de pronto, mola.

 

* Inciso: ahora ya sí consulto manuales, pero voy al capítulo que me preocupa y punto. El libro que más me gusta y que, sin duda, os recomiendo es Comer, Amar, Mamar: guía de la crianza natural de Carlos González, muy útil en temas como la lactancia, entre otros muchos. 

Imagen 

Pero existe un tipo de personas que parecen estar especialmente entrenadas para asustarnos con historias, dramas y advertencias, ellas son (redoble de tambores): ¡las experimentadas madres! Sí, esas supuestas “aliadas”, veteranas por excelencia, que ya saben de qué va esto y que nos pueden echar un capote o dos. Bueno, pues son precisamente algunas de éstas, las peores referencias que podemos encontrar.

Llegados a este punto podemos distinguir entre las madres románticas y las madres no románticas (¿os suena de algo? ¡JA!). La mejor opción es aproximarse a una madre o padre romántico. Hacedme caso, por vuestro bien. Porque a las madres no románticas las carga el diablo, ejemplos de las cosas que te pueden decir, si no te han dicho ya: 

– Madres no románticas que te dicen que aproveches ahora, que no volverás a dormir nuncajamásdelosjamases (acompañado de risa maléfica)

– Madres no románticas que te dicen que nuncajamásdelosjamases tendrás tiempo para ti, ni tan siquiera para lavarte el pelo. “Aprovecha ahora” es su frase más amable.

– Madres no románticas que te preguntan que cuánto te queda y, respondas lo que respondas, te dicen “¡puuuuuffff! ¡Todavía te queda lo peor!”. Las de este tipo suelen arreglarlo al final de la conversación con su mejor deseo: “Que sea una horita corta”.

– Madres no románticas que te cuentan cómo, estando en el hospital con contracciones, la enfermera les dijo “¡No te quejabas hace 9 meses cuando te abrias de piernas!” (perdonad la expresión, no es mía, lo juro).  

 

Joven embarazada llena de ilusión, he aquí mi mensaje esperanzador: disfruta del embarazo, sobre todo si los síntomas te lo permiten, haz oídos sordos, se feliz, si te acecha algún miedo relájate, por nada del mundo busques en internet dudas existenciales, si tienes alguna cuestión que quieras resolver consulta a tu matrona (ella sí es tu mejor amiga) y, sobre todo…

…¡ARREJÚNTATE A MADRES ROMÁNTICAS! 

27 Comentarios
  • Maria Jose

    26 agosto, 2013 at 10:21 Responder

    Mis mas sinceras felicitaciones, salgo de cuentas hoy y necesitaba oír algo así, me tenían atemorizads.

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 10:37 Responder

      ¿Hoy? ¡en ese caso mi más sincera enhorabuena! te deseo todo lo mejor 🙂 Ya verás qué maravilla cuando tengas a tu bebé en brazos, ¡es lo más de lo más! El mejor consejo que te pueden dar es que estés tranquila y que te fíes de tu instinto. ¡Un abrazo!

  • Lydia- Padresenpañales

    26 agosto, 2013 at 10:31 Responder

    Q cierto todo!!! Y lo de los manuales q te regalan, lo de menos q pone son las grietas… Ponen los casos más escandalosos y al final pone: 1 caso entre 10.000.
    M ha encantado tu post!!!!

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 10:38 Responder

      ¡Ya te digo! yo no fui capaz de leerme ninguno, pensaba ¿pero qué necesidad tengo yo de sufrir antes de tiempo? Saludos y gracias por comentar 🙂

  • ex-embarazadaromàntica

    26 agosto, 2013 at 10:48 Responder

    Qué artista! Sí que eres madre molona!Me ha encantado tu capacidad de síntesis & lo real de la cuestión…

    A las embarazadas: confiad en vuestros mèdicos, instinto & en su caso creencias religiosas/filosòficas.

    A las mamis en general: hagamos oídos sordos de las mamis/embarazadas “norománticas”… Rodearos de gente BiEN.

    El embarazo y maternidad (paternidad) es lo mejor que pueda pasarnos en esta vida, disfrutadlo

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 10:54 Responder

      jaja ¡gracias! ojalá se extienda la corriente de madres románticas y nos pongamos de moda 😉 Cuánto bien haríamos a la sociedad (sobre todo a las embarazadas y a las que se plantean estarlo)

  • eve

    26 agosto, 2013 at 11:40 Responder

    Me encanta el post de hoy, a mi que luego no se me arrime ninguna, que yo soy no romantica 100×100 jajajajajaja, yo ya voy avisando.

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 11:45 Responder

      jajaja… el que avisa no es traidooorrrr!!!! xD
      Gracias guapa!

  • Sonsoles

    26 agosto, 2013 at 12:18 Responder

    “La ignorancia, de pronto, mola” va a ser mi lema de embarazada primeriza. Qué pesada es la gente contando desgracias!!!!
    Hay q disfrutar del embarazo!

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 13:36 Responder

      Di que sí, leñe! Que nadie nos amargue la dulce espera 😉

  • Ana

    26 agosto, 2013 at 21:08 Responder

    Eres una genia!! y no puedo estar más de acuerdo. Sobre todo teniendo una suegra con tendencias gore… sí, tengo muchas amigas y conocidas, ya mamás, que, por mi bien (qué duda cabe) se empeñan en recordarme cómo mi vida va a acabar en el momento de salir de la maternidad, si es que sobrevivo al parto… Bufff, y no te cuento las historias para no dormir de mellizos prematuros. Gran post, gran blog! Y grande, también, Carlos González, yo estoy con ‘Un regalo para toda la vida’

    • icumas

      26 agosto, 2013 at 22:24 Responder

      jajaja… gracias Ana! lo de tu suegra me deja helada, juas! tranquila, hay vida después del parto, mucha vida y muy buena. O si no de qué iban a repetir la mayoría de las que nos meten miedo? 😉

  • giwyleti

    29 agosto, 2013 at 12:37 Responder

    Cuanta razón tienes!yo tengo amigas y familiares q son de esas q aunque lo hagan sin querer no hacen más q amargarte el mejor momento de tu vida…

    • icumas

      29 agosto, 2013 at 13:06 Responder

      Bueno, nos tiene que servir para no caer en el mismo error. A las embarazadas hay que mimarlas como se merecen y quitarles todos los miedos. Son momento de cambios, no siempre es fácil, así que aportemos nuestro granito de arena 😉

  • […] – Como ya comenté en la entrada “El extraño arte de atemorizar embarazadas”, no soy yo mucho de los manuales y, hasta cierto punto la ignorancia se convirtió en una buena […]

  • Mari Niebla

    20 octubre, 2013 at 8:00 Responder

    ¡Que caña de bloguera eres! Con tu blog me estoy quitando unas cuantas etapas de novata XD

    Estoy de 14 semanas y te puedes creer que el miedo que yo tenía era (y es, para que engañarnos) que estoy demasiado bien…

    Siempre nos vendieron el embarazo como una experiencia más bien de halloween.. Vómitos, nauseas etc etc… Y ahora que hablo del tema con otras ya mamás me dicen “no, pues yo tampoco he tenido vómitos” (por ejemplo) entonces para que nos metéis esas historias en el cuerpo?!?!

    Como yo siempre digo:
    “cuanto más ignoró, más feliz soy”

    MUAKISS!!

    • icumas

      20 octubre, 2013 at 20:10 Responder

      jajaja… AFORTUNADA SEAS!!!! Has leído el post de los tipos de embarazadas? (https://unamadremolona.com/2013/08/14/estoy-embarazada/) eres claramente una embarazada romántica y no sabes lo que te envidio! espero que, llegado el momento, el segundo se me de mejor que el primero.

      Sé feliz en tu ignorancia y aprovecha para disfrutar mucho del embarazo, aunque luego llega lo mejor 😉

      Besos!

  • Belinda

    20 octubre, 2013 at 8:46 Responder

    Yo fui feliz durante mi embarazo contra viento y marea, fue todo genial, ni un mareo ni nada malo, contra todo lo que me esperaba, tenia gente a mi alrededor asustandome con preeclamsias de amigas y bebés malitos, vomitonas de ordagos etc etc! Será que me lo pintaron tan mal que el mio fue maravilloso y a pesar de la historias fui muyyyy feliz, y con el parto igual, ventosas episotomias que te llegan al culo, todo el hospital metiendote mano para tocar a tu bebe que aun sigue dentro de ti, etc etc, Pues en mi caso todo mentira!! Y eso que mi bebe nacio al tercer dia de estar en el hospital, porque decidio que ahi se estaba muy bien, pues solo los tactos estrictamente necesarios, dolor algo super soportable (bendita epidural) y el parto maravilloso asi que a todas esas gorditas les digo que no se dejen asustar, que todo puede ser maravilloso, ante todo muucha tranquilidad y actitud positiva, yo estoy segura que en un 90% fue lo que me ayudó. Disfrutadlo todo!!!

    • icumas

      20 octubre, 2013 at 20:12 Responder

      Siempre tranquilidad!!!! tienes toda la razón del mundo. En mi caso iba muy positiva y, aunque se torció un poco, no me puedo quejar. Cualquier esfuerzo para este fin merece la pena 😉
      Epidural forever!!! jajaja…
      Un besazo y sigue animando a todas las embarazadas que encuentres, haces mucho bien y lo necesitan!

  • noemorlesin

    20 octubre, 2013 at 9:15 Responder

    Olé una vez más Isabel!!!
    Yo en el embarazo era un manojo de nervios debido a una mala experiencia y al mal principio que tuvimos el peque de minvida y yo. Y para qué te van a decir cosas bonitas? Noooo! Mejor meterme más mier… (pssst niña!esa boca!). Y qué hacía? Mirar todo en internet! Qué masoca fui, Señor!!!
    Lo mejor, que ya en un estado mas avanzado si me decían algo, desde mi mas calmado yo, me decía para mis adentros -será imbecil!- y me quedaba como Dios.
    Ahora con mi niño, pasamos de todas, hacemos lo que queremos y SOMOS FELICES! (Aunque el principio de Manuel tambien fue un Boom de madres No romanticas y asquerositas).
    Un fuerte abrazo Isabel!

    • icumas

      20 octubre, 2013 at 20:14 Responder

      Otro abrazo para ti guapa!!! y millones de gracias 🙂
      Lo mejor es pasar, a mayor pasotismo mayor felicidad, eso es así y punto y pelota, jaja 😉
      Muaaaak para ti y para Manuel!

  • […] Pues a mi prima/amiga/tía le dejaron la placenta dentro y casi muere de una infección unos días después (leer “el extraño arte de atemorizar embarazadas) […]

  • Ana

    22 diciembre, 2015 at 9:52 Responder

    Me encanta!!!! jajajajajaja es real como la vida misma. Yo tengo dos niños maravillosos y siempre intento animar a las embarazadas porque ya hay mucha gente que las atemoriza, hace falta ser mala gente desde luego jajajaja.

  • Rebeca

    5 noviembre, 2016 at 22:32 Responder

    Holaaaaa!! Cómo me ha gustado leer este post jolin!
    Estoy en la semana 21 y me tienen atemorizada no, lo siguiente… Me da pena porque no estoy disfrutando de mi embarazo como me gustaría. Quiero madres románticas en mi vida!! Jaja
    La verdad que no estoy llevando mal embarazo para nada, pero he escuchado cientos de desgracias, de partos horribles, de últimos meses de embarazo que mejor no entrar en detalles, de un primer mes de maternidad digno de olvidar… En fin! Así que ya te digo que necesitaba este blog
    Un besazo!!

    • icumas

      5 noviembre, 2016 at 23:08 Responder

      Me alegra profundamente. Esa es la única motivación que tengo para escribir aquí, ayudar a mamis y futuras mamis que, como yo, hemos sufrido escuchar tantas y tantas historias para no dormir. A ver, que de lo malo ya tendremos tiempo de sufrirlo cuando nos llegue (si es que nos llega), pero que nos dejen vivirlo y disfrutarlo ¡hombre ya! Yo he sido embarazada no romántica pero a madre romántica no me gana nadie 😉 menos agobios y más disfrutar de la vida! A por todas Rebeca, te va a ir fenomenal, ya verás! Besazo y gracias por pasarte y comentar 🙂

  • […] Luego mi matrona empezó a masajear mi barriga con mucho empeño para ayudarme a alumbrar la placenta que, al parecer, andaba por ahí pegada y sin ganas de salir. Una de mis obsesiones es siempre ver la placenta, consecuencia de una anécdota de mi primer embarazo que ya os comenté en el post “El extraño arte de atemorizar embarazadas”. […]

  • Romántica_empedernida

    10 septiembre, 2018 at 19:37 Responder

    ¡Me siento tan identificada! Ha habido momentos que sentía que el apocalipsis se iba acercando a medida que pasaban las semanas, que yo iba a mutar y mi vida desaparecería por completo cuando llegase el parto. Estoy de 35 semanas, cada día paso más de los no-consejos, y considero el embarazo como un momento ideal para dejar a un lado el qué dirán, y dejarte llevar por tus intuiciones. Gracias por compartirlo con nosotras, ¡de corazón! Aún debemos propagar mucho romanticismo 😉

Añade un comentario