Eso sí, la modelo de la foto está encantada… ya no tiene que decir que «le duele la cabeza» ¡JUAS!














 

LO QUIERO 
close-link